El Comité de Bioética español rechaza internar a personas con discapacidad contra su voluntad

En contra de las recomendaciones del comité europeo

Guardar

fmontalvoj
fmontalvoj
Federico de Montalvo

El Comité de Bioética de España ha recomendado no respaldar el protocolo adicional al Convenio de Oviedo en el que, desde 2013, viene trabajando el Comité de Bioética del Consejo de Europa, que se refiere a los derechos humanos y la dignidad de las personas con trastornos mentales con respecto a los internamientos y tratamientos involuntarios, y que el organismo español considera que "se separa de los principios de la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad y consagra una discriminación de trato en función de la discapacidad psicosocial".

"Si bien este instrumento tiene como objetivo garantizar los derechos de las personas con discapacidad psicosocial, ha sido objeto de rechazo tanto por los colectivos afectados como por las organizaciones intergubernamentales dedicadas a la discapacidad, de forma destacada la Comisión de Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas", explica el Comité de Bioética de España con respeto al protocolo comunitario.

Por ello, y a la vista de este estado de cosas, el Gobierno de España solicitó al Comité de Bioética nacional una valoración acerca de ese borrador de protocolo adicional. En el Pleno del 7 de mayo, el Comité aprobó por unanimidad el informe que responde a dicha solicitud, en el que recomienda que no se respalde el borrador de protocolo adicional.
Modificar la ley
Además, en coherencia con esta posición, el Comité propone que se modifique la legislación española en esta materia por otra que garantice la no discriminación de las personas con discapacidad psicosocial. De hecho, sugiere impulsar una reforma legislativa para derogar las normas que permiten los internamientos involuntarios de las personas con discapacidad.

"En el contexto de la toma de decisión por razones de salud sobre el internamiento y tratamiento involuntarios, la discapacidad del sujeto no puede resultar un criterio a atender, no pudiendo justificar en ningún caso por sí solo una privación de libertad", reflexiona el Comité de Bioética de España.
Promover políticas de salud
También solicita esta organización promover una política de salud, y específicamente de Salud Mental, centrada en la persona y en dotarle de los apoyos necesarios para que pueda consentir libremente sobre sus cuidados de salud, e integrarse plenamente en la comunidad, así como "defender en las reuniones del Comité de Bioética del Consejo de Europa la necesidad de reorientar los esfuerzos dirigidos a proteger los derechos de las personas con discapacidad psicosocial".

"El problema no está en que algunos Estados no cuentan con suficientes garantías a la hora de adoptar medidas involuntarias. El problema está en que esas medidas violan un buen número de derechos de las personas con discapacidad psicosocial por su carácter discriminatorio", reflexiona esta institución española.