Ana Vara
Ana Vara

El Colegio de Médicos de Madrid desarrolla un programa de promoción y protección social

Guardar

Ana Vara

Pese al descuelgue de la presidenta del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) del resto de la Junta Directiva, los integrantes de ésta prosiguen la actividad e, incluso, están sacando adelante programas que, como el de 'Promoción y protección social', comportan una dedicación intensa, tal y como pone de manifiesto la responsable del mismo, la vocal de Médicos No Asistenciales, Ana Vara, que, además, y dentro del colegio, también se ocupa de la actualización de su programa informático. 'No somos una Junta dividida, en absoluto, exceptuando a la presidenta que no se quiere implicar'.

Ana Vara, actualmente documentalista en el Hospital La Zarzuela, de Sanitas, y que anteriormente pasó 18 años en el Hospital de Getafe, comenta que, desde finales de 2013 y después de haber obtenido el visto bueno de la OMC, están sacando adelante el Programa de Promoción y Protección Social del Icomem, al que destinan el fondo del patronato de huérfanos y que, desde 2011, estaba sin utilizar. Para ello han conformado un equipo que cuenta con el apoyo permanente de una trabajadora social, Rosa Trenado, dedicada a la valoración y evaluación de las solicitudes, que son numerosas, pues se trata de ayudas a la dependencia y a la formación.

La ayuda a la dependencia contempla un amplio abanico de necesidades, que desde la ayuda a domicilio hasta los programas de respiro para las personas de apoyo, pasando por la adaptación de la vivienda en determinados casos de discapacidad, a fin de contribuir a la autonomía de la persona necesitada dentro de su propio entorno. En cuanto a la formación, las ayudas van desde la guardería hasta la universidad, en este último caso y por orfandad, a partir de los 21 años, al término de la ayuda que perciben del Patronato de Huérfanos del Consejo General.

Ana Vara pone especial énfasis sobre el PRAMI, un proyecto destinado a la reinserción en la profesión médica de aquellos postgraduados que no siguieron en el ejercicio o que se encuentran en paro. En la segunda convocatoria de 2013, se han concedido 10 becas en este apartado.

A todo ello deben sumarse los servicios de traducción para facilitar la documentación a aquellos médicos que, desde otros países, han llegado a Madrid, así como las ayudas para los cursos de inglés a los nacionales.

En fin todo un programa, no único, de una de los miembros de la actual Junta Directiva, de la que se descolgaron cuatro de sus integrantes y de la que, por lo que transciende, no quiere saber nada la actual presidenta. Y lo llevan a cabo en medio del actual momento en el que, de puertas afuera, parece reinar una cierta confusión de la que, de alguna manera, se quiere salir con la Asamblea de Compromisarios convocada para este viernes, 14 de febrero, de la que se espera la constitución de una Comisión de Estatutos de la que se espera la renovación de los actuales, que Ana Vara considera obsoletos.