'El Código Infarto' del País Vasco permite asistir estas emergencias de salud en un menor tiempo

Presentado por el consejero de Salud, Jon Darpón

Guardar

coigo_infarto_darpon
coigo_infarto_darpon
El consejero de Salud del Gobierno del País Vasco, Jon Darpón, en compañía del jefe de Sección de Cardiología y Hemodinámica del Hospital Galdakao-Usansolo, el doctor José Ramón Rumoroso; el cardiólogo de la Unidad de Cardiopatías Agudas del Hospital Universitario Araba, el doctor Ángel Loma-Osorio; y la cardióloga de la Unidad de Hemodinámica del Hospital Universitario Donostia, la doctora Miren Tellería; ha presentado 'El Código Infarto', un nuevo protocolo asistencial "para reducir los tiempos de actuación en el infarto de miocardio", en cuya elaboración participaron los profesionales mencionados.

El citado protocolo está indicado "para la atención de los pacientes que sufren un infarto de miocardio con elevación ST" y su principal objetivo es "reducir los tiempos de actuación y, en consecuencia, disminuir la morbimortalidad y mejorar su expectativa de vida", explicó el titular de la cartera sanitaria de la Administración vasca, que añadió que, "por primera vez, se define en un único documento la actuación coordinada de todos los recursos existentes en Euskadi implicados en la atención de esta dolencia".
Establece la vía clínica, indicaciones y procedimientos de actuación
El texto "establece de forma clara la vía clínica, indicaciones y procedimientos de actuación", continuó Jon Darpón, que sostuvo que "hospitales de distintos niveles de tecnología estarán conectados por un eficiente sistema de atención prehospitalaria y transporte, articulados para proporcionar un cuidado óptimo minimizando los retrasos para conseguir el mejor resultado clínico".

A juicio del máximo responsable de la Administración sanitaria vasca, "se trata de un Protocolo integrado y único de actuación para toda Euskadi basado en la coordinación de todos los recursos, en las guías de práctica clínica y en la evidencia científica, que constata que reduciendo los tiempos en la aplicación del tratamiento se obtienen mayores índices de supervivencia y menos complicaciones para el paciente".

Esta iniciativa, que está alineada con los objetivos estratégicos del Departamento de Salud y Osakidetza, "pretende la coordinación entre todos los agentes implicados en la cadena de atención para acortar el tiempo de aplicación del tratamiento lo que reducirá el riesgo de muerte y el tamaño del infarto", insistió el consejero de Salud vasco, que añadió que "contribuirá a garantizar la equidad en el acceso al mejor tratamiento posible y evitará la variabilidad de la práctica". "Sin duda, mejorará los resultados en términos de mortalidad", subrayó.
El infarto, relacionado directamente con el 10% de los fallecimientos en la región
Darpón informó en este contexto de que el infarto agudo de miocardio "es una manifestación de la cardiopatía isquémica que determina importante mortalidad". "En Euskadi está relacionada directamente con, aproximadamente, el 10 por ciento de los fallecimientos", lamenta al tiempo que indicó que "dentro de las enfermedades cardiovasculares, es la mayor determinante de mortalidad".

En esta línea, el titular de la Administración sanitaria autonómica señaló que "anualmente, contactan con Osakidetza por este motivo entre 1.500 y 2.000 pacientes". Frente a ello, declaró que, además de con los recursos de los que se dispone, "que son muy buenos", se cuenta "con el instrumento para ofrecer el tratamiento lo más rápido posible, y una atención homogénea y de calidad en todo Euskadi a los pacientes que sufren un infarto".

Darpón concretó que 'El Código Infarto' fue elaborado por un equipo multidisciplinar de Osakidetza, el cual estuvo formado por "20 expertos representativos de todos los grupos de especialidades implicadas, que conforman la red asistencial Bihotzez de atención al infarto integrada". Éstos son "cardiólogos, hemodinamistas, urgenciólogos, intensivistas y médicos de Atención Primaria, de todos los hospitales generales de Osakidetza", anunció.
Incluye un sistema de información y evaluación
"Además, este proyecto incluye su propio sistema de información que permite el registro y evaluación de la calidad de la atención y que servirán para el seguimiento, y mejora y actualización del proceso, lo que facilitará la elaboración de futuros protocolos y estrategias, dentro de la red asistencial vasca Bihotzez". Este protocolo se fundamenta en el Plan de Salud 2013-2020, ya que en una de sus áreas de actuación se recoge la prioridad de la intervención de las personas con enfermedades cardiovasculares.

"Muestra del compromiso del Departamento de Salud con la mejora en los resultados en salud de los problemas cardiovasculares es la constitución, tras años de inactividad, del Consejo Asesor de Enfermedades del Aparato Circulatorio del Departamento de Salud del Gobierno Vasco, donde se ha integrado la Red asistencial vasca Bihotzez". Para el Consejero, Jon Darpón ha sido y es fundamental el papel desarrollado por los profesionales implicados en el desarrollo del proyecto, ya que éste "nace de la participación, el debate y acuerdo entre ellos".