Madrid Salud
Madrid Salud

El Ayuntamiento de Madrid justifica la externalización de servicios de salud como 'mal menor'

ante las críticas suscitadas en medios afines

Guardar

Javier Barbero

Ante las críticas suscitadas por la decisión del Ayuntamiento de Madrid de externalizar servicios de Madrid Salud, Javier Barbero, concejal de Ahora Madrid y Delegado del Área de Gobierno de Salud, ha difundido un amplio escrito en el que justifica tal actuación pues, aunque considera que "estas externalizaciones no son buenas. Son un mal menor".

Conocida la decisión del ayuntamiento madrileño, gobernado por el grupo Podemos, se han multiplicado las quejas no sólo por lo hecho, la externalización de servicios, sino por el modo de hacerlo, sin haber escuchado a nadie. Y el comentario de Javier Barbero no es sino una justificación de lo hecho, sin que haya visos de que vaya a darse marcha atrás en el proyecto. Para Rubén Tejedor, de Madrid Salud, es una manera no dar la cara y atrincherarse en sus posiciones. De todos modos, la respuesta más dura la ha tenido dentro de su formación, en la voz de la diputada regional de Podemos Carmen San José.
Plan novedoso
Para el responsable municipal Salud, su "abordaje no es el de la asistencia sanitaria. Hablamos de salud, de cuidados y de generar comunidad....  poner en marcha un plan novedoso que hemos denominado Madrid Ciudad de los Cuidados. Este plan, como es evidente, no se había desarrollado previamente por los y las profesionales de Madrid Salud. Se trata de un plan transversal, creemos que innovador, elaborado participadamente por las distintas áreas del Ayuntamiento y por representantes de la sociedad civil, incluyendo asociaciones y otras organizaciones sociales vinculadas a estos ámbitos... Tiene consideración de proyecto piloto, 'ad experimentum'. Es un plan por el que nunca apostaría el Partido Popular, básicamente porque elige un enfoque comunitario..."

Javier Barbero insiste en que, para su desarrollo, se necesita un personal del que no disponen. "Y no podemos llevarlo a cabo únicamente con las profesionales de Madrid Salud, que ya tienen una sobrecarga excepcional de trabajo".

Más adelante asegura que "la contratación de estos servicios no ha sido fruto de una libre elección entre estas dos opciones: contratar funcionarios o contratar empresas de servicios, sino entre estas otras dos: dejar de hacer cosas nuevas y de empoderamiento para la población o hacerlas apoyándose en contratos de servicios, a la espera que se eliminen estas restricciones impuestas y peleando, en paralelo, por reforzar en lo posible las plantillas desde lo público. Si nos hubieran dejado elegir, no cabe duda que hubiéramos elegido reforzar las plantillas con funcionarios formados..."

Y añade que "jamás habrá una actitud privatizadora por parte de este gobierno, apostamos por la universalidad, la calidad y los servicios públicos sin lugar a dudas".
Adelante con los pliegos
En la justificación de su actuación, Javier Barbero afirma: "Nuestra propuesta: seguir adelante con los pliegos, de manera piloto y temporal, para intentar hacer un trabajo comunitario potente en nuestros barrios que posibilite a las personas empoderarse y generar red y, a la par, seguir trabajando por incorporar más profesionales del sistema público a Madrid Salud, sin perder el objetivo de remunicipalizar la mayor parte de servicios que podamos. Todo ello manteniendo la tensión por lograr la derogación de la Ley Montoro, lo que nos facilitaría enormemente el desarrollo de esos mismos programas con personal municipal".
Malestar manifiesto
Aunque el responsable municipal considera legítimas las críticas, éstas se multiplican, incluso dentro del grupo Podemos, como lo puso de manifiesto Carmen San José, portavoz adjunta de Sanidad del Grupo Podemos en la Asamblea de Madrid. Y también lo dejó claro el sindicato UGT. Por su parte, el Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad (MATS) asegura que "la falta de transparencia con la que se ha llevado a cabo esta operación hace que también se debiliten las condiciones democráticas". Y pide al gobierno de Ahora Madrid que reconsidere su iniciativa; "en caso contrario, añade, el MATS apoyará e impulsará las acciones que puedan llevarse a cabo por parte de las organizaciones sindicales y colectivos ciudadanos".
Crítica de Carmen San José
Carmen San José Carmen San José

Carmen San José es la que abiertamente ha manifestado su opinión al planteamiento de Barbero, incluso después de haber leído su explicación.  Y es que, según la parlamentaria de Podemos, "el asunto que nos traemos entre manos no es en última instancia un debate académico. Estamos hablando de una decisión política de Ahora Madrid, de la que hemos estado discutiendo dada su trascendencia y creo que por ello Podemos debe tomar alguna posición".

Según San José, "se han expuesto explicaciones y justificaciones, la mayoría a mi entender para poner de manifiesto las dificultades de llevar acabo un plan como el de "Madrid Ciudad de los Cuidados" mientras exista la Ley Montoro. Y yo me pregunto si con esta Ley no vamos a poder mover un dedo". Y recuerda los movimientos llevados a cabo a pesar de la ley.

En respuesta a la explicación del responsable municipal de Salud, de que no se contaba con personal, San José pregunta: "¿Esto lo comparten mayoritariamente los profesionales de Madrid Salud? Y si no había suficiente personal, ¿por qué no diseñarlo desde la Estrategia Barrios Saludables de Madrid Salud?"

"Claro que es un Plan por el que nunca hubiera apostado el PP, en eso no hay duda", afirma la diputada madrileña. Y, dado que no es algo urgente, San José se pregunta si todo ello merece la pena el coste político de que Ahora Madrid traspase la línea roja de externalizar unos servicios. "Porque lo podemos explicar en diversos idiomas, con pedagogía o sin ella, pero a esto lo hemos llamado siempre privatizar un servicio".

Más adelante añade: " pero si esto se se lleva a cabo la situación será mucho más difícil, más hostil y más adversa, en la calle y en la Asamblea!!! No es hacer una pinza con el PP, no es tirar piedras a nuestro propio tejado, no es poner palos en las ruedas, ni tan siquiera criticar los esfuerzos que llevan a cabo los y las compañeras de Ahora de Marid. Es decir que con esta decisión no estoy de acuerdo, que no la comparto, y que si tuviera que votar, lo haría en contra. Porque a partir de ahora, si se lleva a cabo, sí que dirán, como ya lo manifestó C's que 'AM privatiza como el PP'. Y es que al final en política hay que tomar una decisión, hay que terminar votando, podíamos decir... Y solo caben 3 opciones: si, no y abstención. Y yo me inclino por decir NO a la EXTERNALIZACIÓN".