El aumento presupuestario de las CCAA no supera los recortes sufridos en la Sanidad desde 2010

Según la FADSP sobre los presupuestos de 2015

Guardar

fadsp_presupuestos
fadsp_presupuestos
La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha manifestado que el aumento presupuestario estimado de las comunidades autónomas de cara al año 2015, que será aprobado "con pequeñas modificaciones", no consigue superar los recortes presupuestarios que ha sufrido la Sanidad pública "desde el año 2010".

Por ello, declara que estas previsiones, que recogen un incremento de 52,85 euros per cápita, con respecto al año 2014, siguen situándose por debajo de las de hace cinco años, concretamente un 6,4 por ciento inferior. Además, informa de que "una parte del aumento se debe a la disminución de la población en este periodo", la cual se produjo en todas las regiones "con excepción de Baleares y Canarias, que han tenido un pequeño incremento poblacional".

En esta línea, la FADSP declara que "sigue evidenciándose una gran dispersión en los presupuestos sanitarios per cápita", ya que en 2015, "la diferencia entre el máximo y el mínimo es de 544,02 euros". Ésta es "similar" a la mantenida durante todos estos años, "y la ratio máximo/mínimo es de 1,54, algo inferior a la de 2014 pero mayor que la de 1,46 de 2010".

"No hay que olvidar que algunos incrementos presupuestarios son directamente transferencias hacia el sector privado como sucede en Aragón o en Madrid, a pesar de que se conoce que las privatizaciones incrementan los costes de la asistencia sanitaria", continúa la federación, que añade que es "posible" que la aprobación presupuestaria no se finalice en Navarra y Cataluña.

Por último, la FADSP sostiene que el crecimiento de los presupuestos "supone también el reconocimiento de que los recortes realizados en el sector eran claramente incompatibles con una prestación sanitaria de calidad, y que estaban siendo lesivos para la salud de la población". A su juicio, "se esta lejos de recuperar la situación previa a los grandes recortes que ha sufrido la Sanidad pública", por lo que este aumento "es claramente insuficiente".