El acceso a asistencia de todos los residentes en Cataluña no exige empadronamiento de tres meses

Cataluña aprueba un Proyecto de ley en este sentido

Guardar

La Generalitat de Cataluña ha aprobado el Proyecto de ley que "garantiza el acceso universal a la asistencia sanitaria, a cargo del Servicio Catalán de Salud (CatSalut), a todos los residentes" en esta región, por lo que considera que se "restablece" este derecho "con independencia de la situación administrativa", ya que no exige empadronamiento de tres meses.

8 CATALUÑA IM-1Según expone el Gobierno de la mencionada comunidad autónoma, el referido texto, al que se le dio luz verde este martes, 11 de octubre, supone eliminar "cualquier desigualdad" entre los ciudadanos. Además, y en lo que supone "una diferencia fundamental con respecto a lo que se exigía en instrucciones dictadas anteriormente", la normativa "se eleva hasta alcanzar el máximo rango posible -el de ley- y elimina la necesidad de carencia temporal en el empadronamiento que se exigía", explica.

"De este modo, ya no será necesario tener que acreditar un empadronamiento de tres meses para acceder a la cartera básica de servicios, que incluye, entre otras, la Atención Primaria y la Especializada", insiste el Ejecutivo catalán, que añade que "entre otros motivos que hacen necesaria esta ley, y aparte de los perjuicios que se pueden producir en la salud de las personas, existe el peligro para la salud pública de la sociedad por dejar una parte de la población sin control médico".

En este sentido, la Administración regional declara que el Proyecto "ha tenido en cuenta las exigencias organizativas respecto al correcto acceso a la atención y la gestión de las urgencias médicas y su autenticidad; la necesidad de facilitar el acceso a la atención mediante el dispositivo asistencial adecuado, y las necesidades de atención a los colectivos más vulnerables y la asistencia en casos graves".

"Esta nueva Ley es también necesaria porque se trata de un deber moral ineludible, político y jurídico, previsto en normas internacionales tales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos", prosigue la Generalitat de Cataluña, que agrega que el derecho a asistencia lo "limitó" el Gobierno nacional en 2012 "con un Decreto que dejaba fuera de la cobertura sanitaria a diversos colectivos".