recortes commalaga
recortes commalaga

El 92% de los médicos jubilados de Málaga no trabajó "con satisfacción plena"

Encuesta del Colegio de Médicos de Málaga

Guardar

El colectivo de médicos jubilados de Málaga ha presentado los datos de la encuesta 'La Medicina de ayer y de hoy vista por los médicos jubilados', que revela que prácticamente todos los antiguos profesionales de la sanidad pública malagueña reconocen que no trabajaron con satisfacción plena (92,4 %).

El muestreo se realizó en octubre de 2016 y contó con la opinión de 79 colegiados. La mayoría (92,4%) trabajó en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y, de éstos, un 33 por ciento ejerció cargos de responsabilidad en la sanidad pública.

Respecto a la idea que tienen los médicos jubilados de los actuales miembros del SAS, el 68,2 por ciento de los encuestados opina que el éxito de su carrera profesional depende a día de hoy de sus habilidades políticas. Tan sólo el 31,8 por ciento piensa que dicho éxito se deba a los méritos profesionales. Además, el 78,9 por ciento de los médicos jubilados asegura que las jefaturas de servicio deberían estar en manos de los mejores profesionales y no de los mejores gestores.

El presidente del Colegio de Médicos de Málaga (ComMálaga), el doctor Juan José Sánchez Luque, afirmó que los resultados reflejan "la necesidad de recuperar el modelo de siempre donde los equipos se guiaban por criterios clínicos y estaban basados en el prestigio del profesional y no sólo en la gestión económica".

recortes commalaga
Los recortes afectan a la profesión
Por otro lado, para los médicos jubilados, los recortes sanitarios han afectado especialmente en la reducción de personal (76,3%), la masificación de consultas (76,3%), el incremento de las listas de espera (76,3%) y la escasez de los contratos a los más jóvenes (68,4%). Además, el 89,2 por ciento considera que la actual masificación de las consultas médicas no permite que ni médico ni paciente tengan tiempo para fijarse el uno en el otro.

El 82 por ciento se muestra satisfecho con la medicina que practicó durante sus años de ejercicio, pero el porcentaje baja al 69 por ciento cuando se les pregunta si volverían a elegir en la actualidad la misma forma de trabajar en Medicina. El 47 por ciento reconoce que no desearía que un hijo/a suyo/a viviera esta experiencia ahora.

Por último, la mayoría de las insatisfacciones que experimentaron durante sus años en activo vinieron dadas, según los encuestados, por la escasa autoridad moral de los cargos elegidos por razones políticas, por la introducción del sistema de gestión centrado en la economía, por el bajo nivel salarial y la obligada complementación con las guardias y por la masificación asistencial y los recortes.