EMD2CC6XYAUJgcL
EMD2CC6XYAUJgcL

El 65% de facultativos de Atención Primaria de Madrid reporta un desgaste profesional medio

estudio promovido por el ICOMEM

Guardar

El Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) ha acogido la presentación de un estudio sobre desgaste profesional en médicos asistenciales de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), promovido por su Mesa de Atención Primaria y por la Fundación para la Investigación e Innovación Biomédica de Atención Primaria (FIIBAP), el cual destaca que "un 65 por ciento de los médicos asistenciales" de la especialidad, es decir, médicos de Familia y pediatras, "presenta síntomas de desgaste profesional de grado medio".

Macarena Gálvez Herrer, Miguel Ángel Sánchez Chillón, Tomás Gómez Gascón y David García Gutiérrez

En el acto intervinieron el presidente del ICOMEM, el doctor Miguel Ángel Sánchez Chillón; el director de la FIIBAP, el doctor Tomás Gómez Gascón; el doctor David García Gutiérrez, que es médico de Familia del Centro de Salud de Aquitania; y Macarena Gálvez Herrer, que es Doctora en Psicología, del Equipo Personalidad, Estrés y Salud de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Estos tres últimos forman parte del equipo de investigadores del informe.

Según esta organización colegial, "el cansancio emocional, la despersonalización y la falta de realización personal son los tres componentes del 'Síndrome del Desgaste Profesional o Burnout'". En este sentido, recalca que "en la Comunidad de Madrid son pocos los estudios llevados a cabo para valorar el desgaste profesional, el último en 2003, en el Área 8, donde se obtuvo una tasa de respuesta del 80,3 por ciento".

El objetivo de este trabajo fue "conocer la magnitud del desgaste profesional en la Atención Primaria del Sermas", lo cual se resume en que "la prevalencia de desgaste profesional medio es del 65 por ciento, un dato que, para los investigadores de estudio, es muy preocupante. El 8 por ciento de médicos asistenciales en Atención Primaria tienen un desgaste profesional alto, mientras que solo un 27 por ciento tienen desgaste profesional bajo", tal y como informó Tomás Gómez Gascón.
Presión asistencial
"El desgaste profesional se contagia. No solo enferma el médico, enferma también su organización", explicó Macarena Gálvez Herrer, quien apuntó que esta situación "influye en la calidad asistencial y la seguridad del paciente". Por su parte, Gómez Gascón manifestó la relación que existe entre el desgaste profesional y la presión asistencial, ya que "a partir de un determinado volumen de pacientes, aumenta mucho el agotamiento emocional, concretamente, entre 30 y 34 pacientes para los pediatras, y 38 y 40 para los médicos de Familia".

"En general, los pediatras tienen menos presión asistencial, ya que tienen una media de 31 pacientes, frente a los 39 de médicos de Familia. Una vez corregida la presión asistencial, sale un desgaste muy parecido entre ambas especialidades", aseveró el director de la Fundación. "Mi conclusión es que hay que cuidar al profesional. Es el primer paso para humanizar el sistema sanitario", incidió. "Se requiere una intervención a distintos niveles, pero la intervención clave es en las condiciones de trabajo", detalló Gálvez Herrer.

A este estudio, "representativo de todo Madrid", respondieron "un 76 por ciento de los médicos de Familia de la muestra y el 65 por ciento de los pediatras", argumentó Gómez Gascón. Miguel Ángel Sánchez Chillón resaltó el hecho de que la Fundación, promotora del proyecto, "forma parte del empleador", de manera que la problemática "está patente".
Falta de profesionales
"El grado medio de absentismo diario es del 11,8 por ciento de los profesionales, es decir, uno de cada 10 profesionales falta a diario", indicó Sánchez Chillón. Igualmente, el representante de la FIIBAP concretó que "no hay suplentes suficientes para cubrir las ausencias, por lo que se sobrecargan las consultas".

"El ejemplo de la Pediatría es muy significativo. En Madrid, hay, aproximadamente, unas 400 y pico plazas de pediatras en hospitales y 900 y poco en Atención Primaria. Las plazas de hospitales están cubiertas al 100 por cien por pediatras y las de Atención Primaria solo están cubiertas por pediatras, aproximadamente, en sus dos terceras partes", continuó el presidente del ICOMEM.

"Vivimos tiempos en los que los recursos son insuficientes. Es preocupante que más de un 50 por ciento de mis compañeros piensen en abandonar la profesión. Además, tenemos un tiempo de reciclaje muy complejo con las personas que se van a jubilar, porque los que están ya se quieren salir y los que vienen no quieren quedarse. A mi me parece preocupante", manifestó David García Gutiérrez. Al hilo de estas afirmaciones, Gómez Gascón recordó que, "de aquí a 10 años, nos vamos a jubilar el 40 por ciento de los médicos de Familia".
Estrategia de prevención
A tenor de estos datos, los autores del estudio consideran "necesario hacer una estrategia de prevención del desgaste profesional en los médicos de Atención Primaria". En el caso de los médicos que ya tienen desgaste profesional alto, "hay que actuar a nivel del Programa de Atención Integral al Profesional Sanitario Enfermo (PAIPSE) o el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), o de ambos", insisten desde este Colegio, cuyo presidente destacó que "cuando ya tenemos un sistema de ayuda para esto es porque el problema no es baladí".