Informe vacunas Covid-19
Informe vacunas Covid-19

Las dosis de recuerdo de las vacunas Covid-19 redujeron un 51% el riesgo de infección en España durante la ola de Ómicron

Según recoge un artículo​ del Instituto de Salud Carlos III, publicado en la revista The Lancet Infectious Diseases

Guardar

Un artículo​ del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), que se ha publicado, este viernes, 3 de junio, en la revista The Lancet Infectious Diseases, muestra que las dosis de recuerdo frente al SARS-CoV-2 con las vacunas Covid-19 de ARN mensajero (ARNm) permitieron reducir en un 51 por ciento el riesgo de infección en España durante la sexta ola causada por la variante Ómicron.

La aparición y expansión de la variante Ómicron dio lugar a una sexta ola pandémica con la mayor incidencia de la Covid-19 notificada hasta el momento en el país, cuyo pico se alcanzó durante enero del presente año, según pone de manifiesto la mencionada institución nacional. 

Los resultados de esta investigación sugieren que la administración de las dosis de recuerdo (tercera dosis) supuso una estrategia importante para limitar los efectos de la Covid-19 durante esta sexta ola. De igual manera, revelan la importancia de poder analizar múltiples bases de datos para obtener datos científicos que, junto con otras herramientas, permitan analizar la efectividad de las actuaciones en Salud Pública. 

Este estudio analizó datos de más de cuatro millones de personas mayores de 40 años, entre el 1 de enero y el 6 de febrero. Así, se realizó un seguimiento a ciudadanos con primovacunación completa y se comparó el riesgo de infección entre aquellas que recibieron una dosis de recuerdo y las que no la obtuvieron.

Datos de tres registros nacionales

Esta investigación estuvo liderada por la doctora Susana Monge, quien es miembro del Centro Nacional de Epidemiología (CNE-ISCIII), y en ella participaron más investigadoras de este organismo; las áreas de Salud Pública e Infecciosas del CIBER-ISCIII; el Ministerio de Sanidad y la Escuela Salud Pública de Harvard, en la ciudad estadounidense de Boston.

De esta manera, las investigadoras utilizaron como fuentes de datos tres registros nacionales: el de vacunación REGVACU, el de resultados de laboratorio SERLAB y la base de datos de tarjeta sanitaria del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Evitar infecciones

Mediante un diseño de cohortes que simula los procedimientos de un ensayo clínico, se comparó el riesgo de infección entre personas con y sin dosis de recuerdo, en función de la edad, sexo, tipo de vacuna recibida en la primovacunación, tipo de vacuna recibida como dosis de recuerdo y tiempo entre la primovacunación completa y la administración del 'booster'. Este procedimiento y las fuentes de datos utilizadas permiten que los resultados sean significativos y representativos a escala nacional.

Durante el periodo de estudio, las dosis de recuerdo evitaron 1.860 infecciones por cada 100.000 personas que las recibieron; dicho de otro modo, evitaron, aproximadamente, una infección por cada 54 personas que las recibieron. El conocimiento generado tras la administración de las primeras dosis de las vacunas sugiere, además, que la efectividad de la dosis de recuerdo para prevenir hospitalizaciones y defunciones por la Covid-19 sea igualmente relevante.