Directivos de Atención Primaria reclaman cambios para mejorar la asistencia al paciente

Médicos y enfermeros abogan por innovar y adaptarse a las necesidades de cada lugar

Guardar

10 camfic logo
10 camfic logo
Treinta años después de la reforma de la Atención Primaria, los directivos del sector creen que las organizaciones son demasiado rígidas y reclaman cambios para mejorar la atención al paciente. Aducen que la reforma les ha dado homogeneidad, pero es hora de innovar y adaptarse a las necesidades de cada lugar concreto en beneficio de los ciudadanos. Este extremo quedó puesto de manifiesto en la XI Jornada de debate para directivos de Equipos de Atención Primaria, celebrada recientemente en Barcelona, bajo la organización conjunta de la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria de Cataluña, AIFICC, y la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria CAMFiC.

10 aificc logo-1En la jornada de debate, los asistentes han coincidido en que la reforma de la Primaria les ha dado homogeneidad, pero que ahora hay que innovar y adaptarse a las necesidades de cada lugar concreto en beneficio de los ciudadanos. Asimismo, creen necesario potenciar el trabajo en red desde la Primaria con otros agentes de salud (equipos de salud pública territorial, etc.) y social (trabajadores sociales, etc.).
Innovación
Como primera conclusión, se puso de relieve que la Atención Primaria de Salud en Cataluña necesita innovación, y es necesario que ésta la haga quien lo tiene más fácil, quien la puede aplicar más rápidamente, es decir, los médicos y enfermeras que están en las consultas. Desde los equipos directivos se debe apoyar, facilitar e impulsar esta innovación. Innovar para sacar rigidez al sistema y adaptarlo en función de las necesidades de los ciudadanos.

A este respecto, uno de los objetivo de la Jornada fue, precisamente, "hacer una mirada crítica, de autorreflexión sobre lo que se está haciendo en la AP, y cuestionar si está por el buen camino", en palabras de Alba Brugués, enfermera y vicepresidenta de la AIFiCC. Por ello, se habló de prácticas que aportan poco valor, el conocido "do not do" y se comentó si hay sobrediagnóstico y sobretratamiento, como por ejemplo, la utilidad de hacer tantos controles a los pacientes hipertensos (hay que recordar que la hipertensión es un síntoma y no una enfermedad). Y en este mismo sentido, algunos de los ponentes expresó que el propio Sistema de Salud ha hecho pacientes demasiado dependientes, de modo que el médico termina asumiendo un papel de "papá" y "controller" en las consultas que no debería ser.
El trabajo en red
Otra de las ideas expuestas fue la falta de comunicación entre los diferentes agentes de salud y la necesidad de mejorar el trabajo en red. Por ello se ha pedido potenciar el trabajo en red, imprescindible para una buena atención al ciudadano. Tampoco se olvidaron otros aspectos como que hay que hacer evaluaciones del trabajo, especialmente de la efectividad clínica, o la necesidad de analizar si el trabajo comunitario que se hace es el correcto. De igual modo se cuestionó si hay suficiente conocimiento sobre la metodología para trabajar en comunitaria, y que se debe dar más autonomía al equipo para desarrollar políticas comunitarias. En este sentido, se ha recordado que los equipos que tienen más autonomía presentan unos resultados de gestión más buenos.