Carolina Darias
Carolina Darias

El Consejo de Ministros aprueba el Proyecto de Ley para consolidar la equidad, universalidad y cohesión del SNS

El objetivo es, en primer lugar, blindar la Sanidad Pública, identificando la gestión directa como modelo de gestión en el SNS

Guardar

El Consejo de Ministros ha aprobado, este martes, 14 de junio, el proyecto de la Ley por el que se modifican diversas normas para consolidar la equidad, universalidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Esta ley fue informada en una primera vuelta, por el Consejo de Ministros, el pasado 8 de noviembre de 2021, y en una segunda por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, el pasado 6 de junio de este año.

"Los grandes retos de salud actuales (especialmente tras la pandemia de la Covid-19) solo pueden abordarse con garantías de éxito si el conjunto de la sociedad se gobierna maximizando los resultados que las diversas actuaciones y normas tienen en la salud de la población, y si la apuesta en el fortalecimiento del SNS es firme y convencida", aseguran desde el Ejecutivo central.

Partiendo de la premisa anterior, la Administracional nacional incluyó en el Plan de Recuperación,Transformación y Resiliencia, un componente específico para renovar y ampliar las capacidades del sistema sanitario. Este (18) pretende corregir las debilidades estructurales detectadas y adaptar el sistema sanitario a los retos y desafíos identificados. "Su objetivo es, en primer lugar, blindar la Sanidad Pública, identificando, como modelo de gestión en el SNS, la gestión directa", destacó la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Reformas e inversiones

El citado componente consta de cinco reformas y seis inversiones. Cada reforma e inversión pretende renovar y ampliar las capacidades del sistema sanitario en un ámbito específico. Las reformas hacen referencia al fortalecimiento de la Atención Primaria y Comunitaria; a la feforma del sistema de Salud Pública; la consolidación de la cohesión, la equidad y la universalidad; el refuerzo de las capacidades profesionales y reducción de la temporalidad; y la reforma de la regulación de medicamentos y productos sanitarios y mejora del acceso a fármacos.

En cuanto a las inversiones, estas representan un coste total de 1.069.000.000 euros. Este presupuesto se destinará al Plan de inversión en equipos de alta tecnología (Plan INVEAT); a acciones para reforzar la prevención y promoción de la salud; al aumento de capacidades de respuesta ante crisis sanitarias; a formación de profesionales sanitarios y recursos para compartir conocimiento; al Plan para la racionalización del consumo de productos farmacéuticos y fomento de la sostenibilidad; y al data lake sanitario.

Estas reformas e inversiones suponen, en su conjunto, "una verdadera transformación del sistema sanitario español", subrayan desde el Gobierno. Así, responden, fundamentalmente, a los pilares 2, 3, 4 y 5, enumerados en el artículo 3 del Reglamento (UE) 2021/241, por el que se establece el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR).

Por lo tanto, el Ejecutivo insiste en que "la aprobación de la ley que se presenta constituye el hito de la reforma 3 del componente 18 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Su entrada en vigor constituye el hito CID #275, y se establece como plazo el cuarto trimestre de 2023".

Objetivos generales

Los objetivos generales que persigue son establecer medidas que consoliden la equidad, la cohesión y la universalización en el SNS, incorporando aquellas que permitan el avance hacia una cultura social que sitúe la salud en todas las políticas; minimizar las desigualdades en salud para no dejar a nadie atrás; y reforzar estructuralemente la cooperación entre las distintas estructuras y ámbitos para abordar, de forma holística, las necesidades en salud de la población ante los retos demográficos, ambientales, sociales, tecnológicos y económicos que se presentan.

En definitiva, la aprobación de esta Ley supone, para el Ejecutivo, cumplir con el 21,4 por ciento de los compromisos relativos a Sanidad; alcanzar el hito previsto en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia; y, en relación con el apartado de Sanidad y Salud Pública del 'Dictamen para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados', cumplir con lo previsto en cuatro de las 10 áreas establecidas, y satisfacer total o parcialmente, al menos, 12 propuestas de resolución.

Exención de copagos ortoprotésicos

Además, Carolina Darias explicó que, "con este Anteproyecto de Ley de Equidad, también extendemos esta exención de copagos a los mismos colectivos", considerados vulnerables, "de copagos ortoprotésicos". Para ello, añadió que se recupera "la cartera común de servicios, que incluye, por tanto, todas las prestaciones públicas y establece, además, las garantías necesarias para que no se puedan volver a introducir nuevos copagos sanitarios".

Valoración de la Fundación IDIS

Ante la aprobación de dicha ley, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) pone sobre la mesa que "la magnitud de los problemas existentes en el sistema sanitario público, que requerirían de una auditoría en profundidad, no se puede ver respondida por un discurso cada vez más politizado circunscrito a una 'supuesta privatización' de los servicios sanitarios, que, por otra parte, no es real". 

Entre sus reflexiones frente a la norma de equidad sanitaria, la Fundación IDIS indica que "al sector sanitario privado le es indiferente el modelo que elija la autoridad política correspondiente para la gestión de los servicios sanitarios"; lo que siempre defiende es que "se gestione de manera eficiente y bajo criterios profesionales".

Este texto incorpora, además, la necesidad de implementar indicadores de resultados sanitarios de acuerdo con las Administraciones de las comunidades autónomas, otro aspecto destacable y que esta Fundación considera "clave para fomentar estrategias de mejora en los procesos y de libertad de elección de los pacientes".

Archivado en: