Óscar Castro 4
Óscar Castro 4

El Consejo General de Dentistas alerta de que el consumo de drogas "no evita la odontofobia y causa graves problemas bucodentales"

La Asociación Dental Estadounidense también advierte en este sentido

Guardar

El Consejo General de Dentistas ha alertado de que el consumo de drogas "no evita la odontofobia y causa graves problemas bucodentales", algo de lo que advierte a colación de una reciente comunicación de la Asociación Dental Estadounidense (ADA), que indica que "más de la mitad de los dentistas estadounidenses han afirmado que muchos de sus pacientes llegan a la clínica bajo los efectos de las drogas".

En este contexto, la citada corporación declara que "se ha demostrado que el cannabis provoca xerostomía (sequedad bucal), lo cual se asocia a un mayor riesgo de caries". "Además, el tetrahidrocannabinol (THC), principal principio activo de esta droga, es un estimulante del apetito, lo que lleva al consumo de productos azucarados con mucha frecuencia y puede conllevar deficiencias nutricionales con repercusión en la salud general y en la salud oral", explica.

"Todo ello explica el que se encuentren caries en superficies libres donde habitualmente no es normal hallarlas", continúa el Consejo General de Dentistas, que añade que la marihuana "también provoca una serie de alteraciones en los tejidos blandos, como es una mayor presencia de leucoplasia, lesiones potencialmente malignas, alteraciones periodontales e incremento del riesgo de cáncer oral, entre otros".

Junto a ello, esta institución colegial manifiesta que la cocaína "fue el primer anestésico local que se utilizó, pero su carácter adictivo hizo que se rechazara su uso". En concreto, señala que "se trata de una droga muy peligrosa que puede tener diferentes efectos en la boca, dependiendo de cómo se consuma".

Posponer el tratamiento

"En cuanto a la heroína, también incrementa el riesgo de bruxismo y de xerostomía", prosigue el Consejo General de Dentistas, que agrega que "conlleva un aumento de probabilidades de contraer infecciones virales, hongos y decoloración de la lengua". "Asimismo, los consumidores de heroína sienten muchas ganas de ingerir dulces, lo que provoca caries", lamenta.

Ante todo ello, el presidente de esta entidad, el doctor Óscar Castro, asegura que "ante cualquier intoxicación por drogas (incluido el alcohol), lo indicado es posponer el tratamiento dental, al menos, 24 horas, por varias razones". "Algunas son de índole comportamental: el paciente va a presentar mayor ansiedad, hiperactividad, posibles alucinaciones o paranoia, que van a interferir con su necesaria colaboración, pudiendo incluso suponer un riesgo para su integridad, por ejemplo, realizando un movimiento brusco que pueda provocar una herida en boca", aclara.

"Otras razones que justifican el no tratamiento dental en esas condiciones son los riesgos derivados de posibles interacciones, especialmente con los anestésicos locales, muy especialmente si llevan epinefrina, que puede acentuar la taquicardia en estos pacientes", insiste Óscar Castro. Junto a estas, pueden existir razones legales en relación con el consentimiento informado.