CNMC
CNMC

Competencia (CNMC) ejemplifica en Navarra los cambios que quiere para la farmacia

PRESENTACIÓN DEL ESTUDIO DE LA CNMC SOBRE DISTRIBUCIÓN MINORISTA DE MEDICAMENTOS EN ESPAÑA

Guardar

A lo largo de la reunión montada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para presentar su estudio sobre la oficina de farmacia en España, sus promotores abogaron, sobre todo, por los cambios que, en su día, se llevaron a cabo en Navarra y que, de alguna manera, sería el modelo a seguir para atemperar las restricciones existentes en modelo vigente en el resto del país.

Después de que hace algo más de un mes la CNMC hubiera presentado su estudio centrado en las restricciones existentes al establecimiento de farmacias en España, se convocó una reunión para la presentación del mismo; una reunión en la que se advirtió y se denunció la ausencia tanto de algún representante del Ministerio de Sanidad como de la instituciones y organizaciones de los farmacéuticos. Por parte de los consumidores, asistió un representante de Facua, que defendió el mantenimiento del actual modelo, no sólo por considerarlo próximo sino, y lo reiteró, porque apenas suscitaba quejas de los usuarios. Por otro lado, y a modo de conclusión, se señaló que el objetivo final no era la liberalización total, sino determinados aspectos de lo actualmente existente.
Peculiaridades del mercado de la salud
José Mª Marín

Abrió la sesión el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, quien reconoció las peculiaridades del mercado de la salud, no sólo porque debe garantizar la seguridad de los productos, sino el acceso a los mismos. Y las peculiaridades, insistió, deben tenerse en cuenta, aunque aseguró que había ventajas en un funcionamiento más competitivo. De ahí la necesidad de propugnar un marco más favorable a la competencia y, según expuso, hay margen de mejora. Y, según el presidente de la CNMC, no habían encontrado ninguna justificación para que el modelo no fuera de otra forma.

Marín Quemada apuntó que el actual marco regulatorio se aleja de otros de referencia próximos y citó lo llevado a cabo en Navarra, un ejemplo -dijo- que no provocaba más dificultades a los pacientes, sino todo lo contrario.

Para el presidente de la CNMC, muchas de restricciones existentes en el sector de la farmacia son difíciles de justificar. Y justificó la realización del estudio como parte del Estado que es la CNMC, aunque es el Gobierno el que debe adoptarlas y aplicarlas. Asimismo aseguró que el estudio no se había hecho de espaldas a la realidad, pues se había contado con los interesados, así como con el respaldo de múltiples trabajos existentes al respecto. Y lamentó que no hubieran acudido a la convocatoria ni el Ministerio de Sanidad ni los Colegios de Farmacéuticos, por más que habían insistido para hacerlo posible.
Presentación técnica
Los aspectos fundamentales del estudio fueron presentados por María Sobrino Ruiz, subdirectora de Estudios e Informes del Departamento de Promoción de la Competencia, y Laura Romero Valero, técnica de esta subdirección.

Para ambas presentadores, Navarra es el ejemplo a seguir, no sólo porque la reducción de las restricciones existentes había favorecido, incluso, el establecimiento de farmacias en núcleos pequeños de población, lo que mejora la cobertura asistencial, sino porque, incluso, se había conseguido una reducción del gasto medio farmacéutico con respecto al estatal.

Por otro lado, y entre otros aspectos, se señaló que el número de farmacias en España crecía significativamente menos que la población, así como que las restricciones beneficiaban a las farmacias mejor situadas, al tiempo que impedían el desarrollo de dinámicas competitivas.
 Mesa redonda
A la exposición técnica siguió una mesa redonda en la que, moderada por Mateo Silos Ribas, subdirector de Análisis Económico del Departamento de Promoción de la Competencia, participaron Joan Ramón Borrel, profesor de la Facultad de Economía y Empresa de Barcelona; Miguel de la Mano, vicepresidente ejecutivo de Compass Lexecon, y José Castillo López, de la asociación de consumidores Facua.

Desde el punto de vista de Joan Ramón Borrel, se deben utilizar los mercados para la mejora de la Administración Pública. Y, en relación con la farmacia, lo de Navarra muestra lo que pasaba y que la clave reside en la retribución de la farmacia, por cuyo cambio abogó. Y es que, según dijo, una mejor retribución de la farmacia ahorraría dinero a la Administración Pública. En cuanto a la ausencia del Ministerio en el debate, comentó que, si no quería discutir, debería liberalizar a ver qué pasaba.

Miguel de Haro señaló que el control de establecimiento existía prácticamente en todos los países europeos, aunque con gran variedad y está reconocido por la Comisión Europea después de las sentencias del Tribunal Europeo en tal sentido. Y, entre otras consideraciones, advirtió que la existencia de una mayor competencia facilitaría un crecimiento de los servicios de las farmacias que, según dijo, ahora dan muy pocos.

Por su parte, Jorge Castillo, después de haber asegurado que el informe de Competencia era impecable, se pronunció en contra del cambio de modelo pues, según dijo, ni tenían reclamaciones ni peticiones para mejorar el modelo; un modelo, insistió, que no había sido malo para los consumidores. Además, en ocasiones la liberalización de algunos servicios no había traído ventajas a los consumidores. Asimismo, destacó el papel del farmacéutico como asesor en el uso racional de los medicamentos y no sólo como su dispensador. En fin, concluyó, no debe convertirse el sector en un instrumento de consumo.