Cinco sociedades, en contra de crear especialidades de Urgencias y Enfermedades Infecciosas

Manifiesto previo al consejo interterritorial

Guardar

urgencias_2-recortada
urgencias_2-recortada
Ante la próxima reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), que se celebrará el miércoles, 21 de junio, los representantes de las sociedades de Medicina Interna (SEMI), de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC), de Médicos Generales y de Familia (SEMG), de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) y de Medicina Intensiva Critica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) han manifestado su "total oposición" a la propuesta de creación de nuevas especialidades, concretamente Enfermedades Infecciosas y Urgencias.

La postura expresada por estas sociedades científicas de ámbito nacional, que recuerdan que representan a más de 60.000 especialistas médicos -más de la mitad de los especialistas españoles-, se sustenta en consideraciones como que esta creación de nuevas Especialidades debe basarse en las necesidades de la población, "entendiendo especialmente el momento actual de paulatino envejecimiento demográfico y la creciente epidemia de enfermedades crónicas no transmisibles".

"Las entidades firmantes defendemos un sistema asistencial centrado en las necesidades del paciente, orientado a dar a cada uno de ellos la atención personalizada, integradora y en longitudinalidad que pudiera precisar", prosiguen, para después afirmar que esto "difícilmente encajará con la fragmentación que supone la creación de estas nuevas especialidades".
Se basan en la suspensión de la Troncalidad
En opinión de las sociedades que suscriben el manifiesto, la creación de estas nuevas especialidades, si es que se produce, "conllevará un incremento importante de costes que no se justifican". "De hecho, este fue el motivo de la suspensión del Decreto de Troncalidad por parte del Tribunal Supremo", agregan.

En este sentido, SEMI, SEMFYC, SEMG, SEMERGEN y SEMICYUC señalan que la suspensión del Decreto de Troncalidad decretada por el Alto Tribunal requiere de una fase de reflexión "tranquila, sosegada y consensuada de cuáles han sido las aportaciones realizadas por las diferentes comisiones y grupos de trabajo, y cuáles pudieran ser los aspectos de mejora en materia de formación médica especializada". "Esta reflexión no se ha dado y la consideramos imprescindible", concluyen las cinco organizaciones.