CCOO denuncia que la Comunidad Valenciana incumple la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

Sostiene que 50.000 sanitarios no tienen "una adecuada protección de su salud laboral"

Guardar

A colación de la celebración este martes, 28 de abril, del Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo, la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras en la Comunidad Valenciana (FSS CCOO-PV) ha denunciado el incumplimiento por parte de la Generalitat Valenciana de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

image__ccoo_400_103688Según expone este órgano de esta delegación regional de la organización sindical, existen en la actualidad "50.000 profesionales sanitarios sin una adecuada protección de su salud laboral" en esta comunidad autónoma. El motivo de ello se encuentra en que desde que en 1995 se aprobara este texto regulatorio, la Consejería de Sanidad del Gobierno autonómico "ha estado renqueando en la realización y aplicación del Plan de Prevención de Riesgos Laborales, así como en la evaluación de los riesgos de los puestos de trabajo", lamenta.

FSS CCOO-PV manifiesta, por tanto, que esta "desidia" de la Administración valenciana "tiene importantes consecuencias que afectan directamente a su plantilla". Los integrantes de la misma están "parcialmente desprotegidos" frente a los riesgos laborales, lo que "acaba perjudicando a los usuarios de la Sanidad pública valenciana", declara.

"Al no tener realizada las evaluaciones de riesgos en los Departamentos de Salud, no se puede hacer una planificación de la actividad preventiva", continúa el sindicato, que añade que "se ha iniciado la evaluación en los centros de Atención Primaria, en vez de en los grandes centros como son los hospitales y los laboratorios". Por todo ello, son "práctica habitual" las denuncias a la Inspección de Trabajo, confirma.

Esta Federación de CCOO expone, por otra parte, que el personal residente en formación "ve vulnerado de forma reiterada el descanso obligatorio tras la salida de guardia", por lo que informa de que "puede llegar a realizar jornadas de trabajo continuado de más de 30 horas". Además, indica que "a esta sobrecarga laboral se le añaden fuertes presiones asistenciales a las que se enfrentan al no tener en todos los casos la tutorización o supervisión obligatoria establecida por el Ministerio de Sanidad".