Alba Vergés
Alba Vergés

Cataluña duplica los fallecidos por Covid-19 tras modificar la forma de contabilizarlos

Al añadir defunciones en residencias y domicilios

Guardar

La Consejería de Sanidad de la Generalitat de Cataluña ha culminado un proceso de ampliación de los datos que comunica diariamente sobre el impacto del Covid-19 en esta región, que tiene como fin registrar también los datos de defunciones en residencias y domicilios, además de los oficiales facilitados por los hospitales, un recuento que da como resultado la duplicación de estas cifras, ya que según el Ministerio de Sanidad, desde el inicio de la pandemia, esta comunidad autónoma suma un total de 3.855 defunciones, frente a los 7.097 que contabiliza la Administración autonómica, a fecha de 15 de abril.

Así, hasta la primera mitad del presente mes, la fuente utilizada para contabilizar las defunciones por coronavirus era la que disponía la Consejería de Sanidad del Gobierno regional, citada en situaciones de epidemia. Pero este procedimiento, concreta, "aun recogiendo las defunciones que se producen en hospitales, no permitía conocer las producidas en las residencias de ancianos y en los domicilios".

Por ello, en tanto que este procedimiento no se acaba de ajustar a las necesidades que exige una situación de pandemia como la actual, desde este jueves, 16 de abril, dicha Administración sanitaria autonómica apunta que "modifica el recuento de las defunciones ideando, de forma pionera, una base de datos específica que recoge estas defunciones de manera exhaustiva y que ha sido posible poner en marcha en poco tiempo".

Para hacerlo posible, la cartera sanitaria del Gobierno catalán señala que "se recurrieron a las empresas de servicios funerarios de Cataluña, incluyendo las principales entidades -claves por el elevado número de casos que registren- y las numerosas pequeñas empresas, también fundamentales para la cobertura que tienen de todo el territorio".
Mapas diarios y difusión de la enfermedad
En consecuencia, añade la Administración sanitaria del Ejecutivo regional que "unas y otras ahora comunican a Sanidad, de forma individualizada y con total fiabilidad y exhaustividad, el número de defunciones por Covid-19 a residencias y domicilios. La información incluye, entre otros, sexo, edad y fecha de fallecimiento, por ejemplo".

Gracias a este sistema, además, la Consejería de Sanidad de la Generalitat de Cataluña subraya que "enlaza cada difunto con su historia clínica y, de esta manera, dispone de datos para elaborar mapas diarios para analizar la difusión de la enfermedad y poder planificar territorialmente los recursos sanitarios". También, concreta que "permite realizar análisis epidemiológicos, de las que se extraen conocimientos que sirven para mejorar la atención sanitaria".