Cataluña crea un indicador socioeconómico para asignar recursos en sus áreas de A Primaria

Presentado por su consejero de Sanidad, Antoni Comín

Guardar

El consejero de Sanidad de la Generalitat de Cataluña, Antoni Comín, ha presentado el nuevo modelo para asignar recursos en las áreas de Atención Primaria regionales, el cual obedece a un indicador que "tendrá en cuenta las desigualdades socioeconómicas".

Antoni Comín Antoni Comín

Según expone el titular de la cartera sanitaria del Gobierno de la mencionada comunidad autónoma, esta herramienta, que estará vigente a partir del 1 de enero del año 2017, "se utilizará para determinar la asignación de recursos a las áreas básicas de salud de Cataluña". "Es el resultado de un estudio que el Departamento de Salud encargó a la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (Aqua)", declara.

"El objetivo del Departamento es reducir las desigualdades en salud mejorando la asignación de los recursos con los que trabajan estas áreas", continúa Antoni Comín, que agrega que Aqua "ha revisado la fórmula actual de asignación de los recursos y ha propuesto una nueva considerando, además de otros factores como la estructura demográfica, determinadas variables socioeconómicas que afectan a las necesidades de salud de la población".
Siete determinantes sociales
En este sentido, el máximo responsable de la Administración sanitaria del Ejecutivo catalán declara que "los determinantes que se han incluido para calcular esta nueva reasignación son siete". "El porcentaje de población con ocupaciones manuales, con nivel de instrucción bajo, la tasa de mortalidad prematura, la de hospitalizaciones evitables, el porcentaje de la población exento de copago farmacéutico, el de población con rentas anuales inferiores a 18.000 euros y el de rentas anuales superiores a 100.000 euros" son éstos, sostiene.

"El análisis realizado por Aqua pone de manifiesto la existencia de territorios que, actualmente, reciben asignaciones superiores o inferiores a la media sin una consideración clara de su nivel socioeconómico", prosigue Comín, que añade que "en la actual fórmula de asignación tienen poco peso las desigualdades sociales, verdaderas generadoras de desigualdades en salud".

Por último, el consejero de Sanidad de la Generalitat de Cataluña, que indica que, con el nuevo indicador socioeconómico, la región ahora se dota "de un mapa de necesidades sanitarias" que hasta ahora no tenía, señala que "con este diagnóstico ahora hecho, el sistema de financiación cambiará de manera progresiva".