Castilla y León prevé atender a 8.000 pacientes con su nuevo Plan de Cuidados Paliativos 2017-2020

En consonancia con la Estrategia del SNS

Guardar

banner paliativos
banner paliativos
La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha presentado su nuevo 'Plan de cuidados paliativos 2017-2020',  en el que estima que cubrirá las necesidades de más de 8.000 pacientes y que nace como una hoja de ruta para reforzar y mejorar la atención a los ciudadanos que se ven involucrados en enfermedades incurables o progresivas, así como la de sus familiares.

Con este nuevo Plan, diseñado en consonancia con las bases establecidas en la ‘Estrategia en cuidados paliativos del Sistema Nacional de Salud’, la Consejería añade que "se quiere ofrecer, a estos pacientes, una atención individualizada y adaptada a sus necesidades, con el objetivo siempre de incrementar su bienestar y calidad de vida".

Para lograrlo, se redactó un documento que contó con la colaboración de grupos multidisciplinares formados por profesionales médicos y de Enfermería, farmacéuticos, trabajadores sociales, sociedades científicas, colegios profesionales y asociaciones de pacientes. De tal forma que "se puedan observar las necesidades de los pacientes desde todos los ángulos posibles y obtener, asimismo, la opinión de los profesionales que trabajan día a día en esta labor asistencial", resalta la cartera sanitaria.
Aplicación
En la aplicación del 'Plan de cuidados paliativos', la Consejería de Sanidad apuesta por la prevención reflejada en la puesta en marcha de herramientas de detección precoz que ayuden a conocer las necesidades, tanto de los pacientes como de sus familiares, de manera efectiva y rápida. Por otro lado, se realizará una valoración de la complejidad de cada caso para establecer qué recursos deben utilizarse para abordar cada uno de ellos.

Asimismo, la cartera sanitaria destaca que "todas estas acciones se basarán siempre en un modelo asistencial articulado en torno a los servicios de Atención Primaria, ya que son los profesionales que están más cerca del paciente".

Según los datos registrados por la ‘Estrategia en cuidados paliativos del Sistema Nacional de Salud’, se estima que aproximadamente el 50 por ciento de las personas atendidas por estos servicios requiere cuidados especializados, equipos de soporte domiciliario y unidades de hospitalización, y que el otro 50 por ciento restante necesita únicamente la asistencia primaria.

La atención de los cuidados paliativos en Castilla y León se sustenta en el trabajo los 247 equipos de Atención Primaria de la comunidad, 15 equipos de Soporte Domiciliario de este tipo de prestación (ESDCP), cinco equipos de Hospitalización a Domicilio (HADO) y 11 Unidades Hospitalarias de Cuidados Paliativos (UHCP).

Por otro lado, el 'Plan de Cuidados Paliativos 2017-2020' contiene una guía de actuación, para todas las personas que trabajan en él, denominada 'Proceso Asistencial Integrado' (PAI), cuya finalidad es la de "disminuir la variabilidad asistencial y lograr que todas las acciones estén coordinadas y que todas las mejoras que introduce el plan regional sean aplicadas de forma homogénea en todos los puntos de la comunidad", especifica la Consejería.