websanidad_parlamento
websanidad_parlamento

Cantabria impulsará una Ley de Salud Pública y Participación Comunitaria propia

Una norma que descansará en el concepto biopsicosocial de la OMS

Guardar

El Gobierno de Cantabria ha comunicado que "la prevención será uno de los pilares básicos de la Consejería de Sanidad durante los próximos cuatro años, que invertirá más tiempo, esfuerzo y recursos en el área de Salud Pública" y, para ello, impulsará una Ley de Salud Pública y Participación Comunitaria propia "adaptándola a las singularidades autonómicas para conseguir el más alto grado de bienestar físico, psíquico y social de la población cántabra".

Esta norma descansará en el concepto biopsicosocial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), regulará derechos, deberes y obligaciones de los ciudadanos, programas de promoción de la salud, salud laboral y ambiental, vigilancia epidemiológica y farmacovigilancia, investigación, y establecerá un régimen sancionador específico.

El consejero de Sanidad del Ejecutivo regional, Miguel Rodríguez, informó, este lunes, 30 de septiembre, ante la Comisión de Sanidad parlamentaria, de éste y del resto de los proyectos estratégicos proyectados para la presente legislatura, "que situarán a la persona en el centro del sistema sanitario para que nadie que necesite un tratamiento quede excluida de él".

La Administración sanitaria autonómica trabaja en el diseño e implementación del Plan Cántabro de Seguridad Alimentaria, Higiene y Nutrición, que "modernizará y agilizará los procedimientos de inspección y detección precoz de brotes alimentarios y asegurará que tanto consumidores como productores cuenten con conocimientos clave en seguridad alimentaria e higiene", avanzó Miguel Rodríguez.
Con evidencia científica
Además, el consejero de Sanidad del Gobierno del Ejecutivo de Cantabria explicó que se trata de "un plan mutidisciplinar basado en la evidencia científica y en los últimos avances en educación para la salud para proteger a la población y que los alimentos sigan cumpliendo los más altos estándares de seguridad y calidad. Además de evitar brotes alimentarios, será de gran relevancia económica porque la industria agroalimentaria aporta el 20 por ciento del PIB de Cantabria y es un motor económico de la economía regional".

Además, en línea con la estrategia de prevención, la Consejería de Sanidad de esta comunidad autónoma se propone "el claro objetivo de que todo cáncer prevenible o evitable debe ser evitado, por lo que reforzará los programas de cribado de cáncer de mama y colon, extenderá el de cuello de útero y seguirá asegurando la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH)".

En este contexto, Rodríguez manifestó que se quiere asegurar "que la ciudadanía cuida su salud y afronta los factores de riesgo contra el cáncer como el sedentarismo, la obesidad, la mala alimentación o el consumo de carcinogénicos directos como el tabaco".
Otros pilares de actuación
El segundo de los pilares de actuación, junto a la prevención, será promover la salud en todas las fases de la vida ya que, "aunque ha estado históricamente asociada a poblaciones más jóvenes, está demostrado científicamente que enfermedades consideradas inexorables y asociadas a la vejez son prevenibles", detalló el consejero de Sanidad de la Administración regional.

"De ahí que la Estrategia para el envejecimiento con salud de Cantabria mejorará la calidad de vida de las personas mayores, promoviendo el autocuidado y la vida activa para que todos los cántabros pueden disfrutar del regalo de vivir más años", concluyó Rodríguez.