Torre Glories
Torre Glories

Barcelona no será la sede de la EMA, que se marcha a Ámsterdam

REVÉS PARA LA CANDIDATURA ESPAÑOLA QUE NO PASÓ LA PRIMERA RONDA

Guardar

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ya ha encontrado nueva sede y no será Barcelona, sino la ciudad holandesa de Ámsterdam, tras la votación de los representantes de los países de la Unión Europea (UE), que este lunes, 20 de noviembre, descartaron en la primera ronda de la votación a la ciudad condal para albergar la Agencia tras una carrera que comenzó a principios de año motivada por la próxima salida de la capital británica de Londres de la UE.

Si bien Barcelona era, hasta hace no mucho, una clara candidata -si no la favorita a ser sede de la EMA-, por tener ya un edificio listo (la Torre Gloriès) para la mudanza, así como gran cantidad de hoteles y un aeropuerto internacional disponible para sus empleados y quienes acudan a los eventos, su posición ha variado en los últimos y decisivos meses, en gran parte debido a la deriva en los acontecimientos en el proceso independentista.

Los encargados de defender la candidatura española, con la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, a la cabeza, trataron de evitar que así fuera con un sprint final de publicidad, incluida una campaña en Twitter con mensajes de todos los sectores -el propio Fútbol Club Barcelona y el jugador de baloncesto Pau Gasol enviaron su apoyo a la candidatura-.

"Hemos trabajado sin descanso para que Barcelona sea la ciudad elegida, la candidatura mejor preparada", declaró en esta red social la titular de la cartera sanitaria del Gobierno. "Hemos aunado fuerzas en la candidatura , una gran candidatura, una gran ciudad, un gran país", escribió, por su parte, el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis. Este esfuerzo digital de última hora no parece haber tenido resultado, a pesar de que albergar la EMA era la apuesta más clara y a la que más tiempo se ha dedicado este último año desde la Administración sanitaria nacional, por encima de otras cuestiones.
Apoyo a pesar del conflicto independentista
Esto en referencia a los miembros del Ejecutivo central. Desde Cataluña, a pesar de que el Govern está destituido y de que el consejero de Sanidad de la Generalitat de Cataluña, Antoni Comín, se encuentra "exiliado" en Bruselas, también se mantuvo el apoyo a la ciudad como candidata a acoger la Agencia. El propio Antoni Comín también participó en la campaña vía Twitter, en la que deseó que Europa no dejara "escapar la oportunidad".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a quien se cuestionó por su falta de apoyo claro a la candidatura, también aseguró en un acto con quienes fueron alcaldes de la ciudad, Xavier Trias y Jordi Hereu, que Barcelona estaba "lista" para ser sede de la EMA.
Decisión final
Sin embargo, todos esos apoyos internos no parecen haber conectado con el resto de representantes europeos. La incertidumbre sobre el devenir de Cataluña restó opciones a Barcelona, ya que era difícil que si Londres dejaba de ser sede por salir de la UE se concediera esta misma designación a una ciudad que, en caso de que la comunidad autónoma dejara de pertenecer a España, también dejaría de ser parte, por tanto, de la Unión.

Así, a media tarde de este 20 de noviembre se comunicaba la decisión, tras un proceso de votación algo similar al que se utiliza en el festival de Eurovisión. Cada país contaba con seis puntos por cada voto. Tres de esos puntos se concedían a la primera ciudad de preferencia, dos a la segunda y uno a la tercera. Si una ciudad recibía ya en primera ronda tres puntos de 14 países, se proclamaba ganadora. Si no, a las siguientes rondas sólo pasaban las tres ciudades con más votos.

Entre las primeras tres ciudades elegidas para pasar a la ronda final, en la que cada país contaría sólo con un voto, no se encontró Barcelona. Sí estaban, por el contrario, Ámsterdam y Copenhague, con 20 votos cada una, así como Milán, en cabeza con 25 votos. Finalmente, fue Ámsterdam la ciudad que albergará la sede de la EMA, tras empatar en la votación final con Milán y decidirse por sorteo.
Reacciones a la no elección de Barcelona
Tras conocer que Barcelona no accedía a la fase final de la elección, al ser la quinta ciudad más votada con 13 votos, se sucedieron las reacciones de quienes habían encabezado el proyecto. Fue el caso del mismo Alfonso Dastis, quien aseguró que "Barcelona era una gran candidata". "Pero esto no nos va a detener, seguiremos trabajando para mejorar cada día nuestro país", apuntó.

Ada Colau agradeció la "buena labora hecha" por Dolors Montserrat, Antoni Comín y Jaume Collboni, así como a "la sociedad civil y a la comunidad científica". Carles Puigdemont, por su parte, culpó a "la violencia, al retroceso democrático y al 155" de la no elección, pese a que "Barcelona era la favorita". Y el presidente de la Organziación Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, se mostró "apenado" y lamentó la "oportunidad histórica perdida".

De igual manera, el sindicato Metges de Catalunya considera que la decisión de los estados miembros de la Unión Europea (UE) supone una oportunidad perdida para la capital catalana para "reforzarse como cluster sanitario y situarse en la vanguardia de la investigación farmacológica". 

La industria farmacéutica asentada en España, e integrada a su vez en la asociación europea Efpia, también ofreció su "plena colaboración a las autoridades comunitarias" para que la transición de la EMA a la nueva sede de Ámsterdam "se lleve a cabo de la forma más ágil y ordenada posible, asegurando la continuidad de las funciones de la agencia y la permanencia de sus responsables y profesionales".

Farmaindustria felicita ASÍ a los representantes de la candidatura de Ámsterdam, por haber sido la elegida finalmente para albergar la sede de la EMA. "No obstante lo anterior, la Asociación siempre ha considerado que Barcelona constituía una candidatura excelente, ya que reunía las condiciones idóneas para acoger la agencia", agrega.