Baleares aumentará las plantillas en Sanidad y convocará una nueva Oferta Pública de Empleo

Patricia Gómez ante la Comisión de Salud del Parlamento balear

Guardar

17 Patricia Gomez im2-1
17 Patricia Gomez im2-1
La consejera de Salud de las Islas Baleares, Patricia Gómez, ha comparecido este 16 de septiembre ante la Comisión de Salud del Parlamento autonómico, para exponer las principales líneas de actuación de la Consejería y los objetivos marcados para los próximos años; entre otros apartados, la consejera anunció que este año su Departamento aumentará las plantillas en Sanidad -el 50% de la plantilla actual es eventual o interina-, convocará una nueva Oferta Pública de Empleo y devolverá a los ciudadanos “los derechos y servicios públicos perdidos en los últimos año”.

Patricia Gómez.

La consejera estuvo acompañada por el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster; la directora general de Salud Pública y Participación, María José Ramos; el director general de Planificación, Evaluación y Farmacia, Joan Pou; el director general de Consumo, Francisco Dalmau; y la directora general de Acreditación, Docencia e Investigación en Salud, Margalida Frontera.

En su intervención, Gómez aseguró que su Gobierno será más eficiente y obtendrá mejores resultados, e incidió en la “gravedad de las listas de espera”. Determinadas decisiones planteadas como un ahorro en un gobierno anterior, “han resultado ser mucho más caras”, como cerrar los centros de salud por las tardes, retirar las tarjetas sanitarias a inmigrantes en situación irregular, falta de mantenimiento en los centros sanitarios y no convocar los concursos oportunos. Todo ello, dijo, llevó al Servicio de Salud balear a pagar mucho más caros determinados servicios, derivado en un reconocimiento de deuda que hoy supera los 250 millones de euros, y de un déficit presupuestario estimado en 165 millones de euros.
La Atención Primaria, potenciada
17 BALEARES IM-1Añadió que Baleares se encuentra a la cola en gasto sanitario, con 1.150 € por habitante en 2013, lo que supone una reducción de un 24 % entre los años  2010 y 2013. Para reconducir esta situación, la consejera afirmó que es “imprescindible” mejorar el sistema de financiación autonómica y situar a la Comunidad, como mínimo, en la media nacional con un gasto per cápita de 1.208 €.

Seguidamente se comprometió a atender y dar respuesta al incremento exponencial de pacientes con enfermedades crónicas, con pluripatologías y con polimedicación. Por ello, anunció que se van a desarrollar políticas transversales de promoción de la salud y prevención de la enfermedad desde todos los ámbitos, se dará un papel principal a la Atención Primaria, potenciando al máximo su autonomía organizativa y su capacidad de resolución en materia de atención a la cronicidad; asimismo, se impulsará el Centro Coordinador de Atención Temprana y Desarrollo Infantil, entre otros programas, y se impulsarán políticas de mejora en la prestación farmacéutica.

Previamente, en la reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad de las Islas Baleares, el director general del Servicio de Salud de esta comunidad autónoma, Juli Fuster, ofreció a los sindicatos pactar un cronograma de recuperación de los derechos perdidos en los últimos años, así como un nuevo calendario para aplicar la carrera profesional. En este sentido, indicó que la partida presupuestaria destinada a tal efecto "no estaba dotada económicamente", por lo que la Administración regional "se ve obligada a cumplir los objetivos de déficit".