Asturias afirma que sus ciudadanos han pagado 36,6 millones de euros por el copago farmacéutico

Cálculos realizados hasta el 31 de diciembre de 2014

Guardar

asturias_sanidad
asturias_sanidad
La Consejería de Sanidad del Gobierno del Principado de Asturias ha asegurado que los ciudadanos de esta comunidad autónoma "han desembolsado 36,6 millones por sus medicinas desde la entrada en vigor del copago farmacéutico impuesto por el Gobierno del presidente Mariano Rajoy".

Esta medida, que fue recogida en el Real Decreto Ley 16/2012 de Medidas Urgentes para Garantizar la Sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) del 1 de julio del año 2012, y que solo fue analizada hasta el 31 de diciembre del pasado año, cuando se descontó el importe que la Administración autonómica devolvió a aquellos usuarios que excedieron su límite de aportación, cambió el hecho precedente de que "los trabajadores activos abonaban en la farmacia el 40 por ciento del importe de sus medicamentos, mientras que los pensionistas estaban exentos del pago", explica la cartera sanitaria del Ejecutivo regional.

No obstante, continúa la Consejería de Sanidad de la Administración autonómica, "a partir de ese momento, a los ciudadanos se les enmarcó en uno de los tramos diseñados por el Ministerio, de modo que ahora los pensionistas, en función de su renta, no pagan nada o abonan el 10 por ciento o el 60 por ciento, con unos topes de aportación". Mientras, los trabajadores activos "se enmarcan también en tres grupos y abonan en la farmacia el 40 por ciento, el 50 por ciento o el 60 por ciento, según su renta", destaca.

Ahondando en las cifras manejadas, el Gobierno asturiano indica que de los 36,6 millones aportados desde julio de 2012 por los ciudadanos, "5,6 se corresponden con los cobros realizados entre julio y diciembre de 2012, mientras que en 2013 y 2014 los usuarios abonaron por sus medicamentos con receta 15,3 y 15,5 millones, respectivamente".

Por último, el Ejecutivo de esta región del norte de España lamenta que, desde el 1 de agosto de 2012, "el Ministerio excluyó de la prestación farmacéutica en el SNS 426 medicamentos de uso común como la codeína, las lágrimas artificiales o la acetilcisteína". Estos medicamentos están indicados "para el tratamiento de enfermedades tan comunes como los catarros, los herpes o la diarrea, lo que supone un perjuicio para las rentas medias y bajas", concluye.