Irene Montero
Irene Montero

Aprobada la reforma de la Ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo

Con el objetivo de acabar con los obstáculos que las mujeres siguen encontrando para acceder al aborto y ampliar derechos aún no reconocidos

Guardar

El Consejo de Ministros ha aprobado, este martes, 17 de mayo, la reforma de la Ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo, con el objetivo de acabar con los obstáculos que las mujeres siguen encontrando para acceder al aborto y ampliar derechos aún no reconocidos en otros ámbitos.

En lo que respecta a los derechos reproductivos, este texto indica que "las mujeres de 16 a 18 años y las mujeres con discapacidad podrán acceder a la interrupción voluntaria del embarazo sin el permiso de sus tutores legales". Asimismo, se elimina el periodo de reflexión de tres días y la información obligatoria que se entregaba.

A su vez, el Gobierno establece que, al blindaje del acceso al aborto en los centros públicos, se incorpora la provisión de asistencia y acompañamiento integral y especializada en los abortos, y se añade una incapacidad temporal tras la interrupción voluntaria del embarazo para que las mujeres se recuperen.

Consejo de Ministros
Consejo de Ministros

Dicha reforma incluye que los abortos serán tratados como procedimiento de urgencia. Así, establece, también, que cada centro contará tanto con el método quirúrgico como el farmacológico, para que la mujer elija; y la incapacidad temporal preparto desde la semana 39 de gestación, que no consumirá días de la baja por nacimiento.

Derechos sexuales

En lo que respecta a los derechos sexuales, este texto apuesta por la anticoncepción de última generación, la corresponsabilidad y la mayor accesibilidad. Con ello, se establecen servicios públicos de asistencia integral en el ámbito de la salud sexual y reproductiva, así como la gratuidad de la píldora del día después.

Este nuevo marco normativo garantiza la educación sexual integral en todos los niveles educativos y refuerza la formación de los profesionales en materia de interrupción voluntaria del embarazo y salud sexual y reproductiva.

Derechos menstruales

Respecto a los derechos menstruales, el Ejecutivo reconoce el derecho a la incapacidad temporal por cuadros médicos que se deriven de reglas incapacitantes, e incluye, por primera vez, la salud menstrual como estándar de salud. Así, establece la distribución gratuita de productos menstruales.

Dentro de la protección de los derechos de las mujeres en el ámbito reproductivo, esta reforma de la ley reconoce como violencia la gestación por sustitución, embarazo, esterilización, aborto y anticoncepción forzosa. Por ello, prohíbe la publicidad de agencias de intermediación de gestación por sustitución.

Archivado en: