AMYTS entrega a Madrid las firmas que piden la dimisión del consejero de Sanidad

Por su gestión de la carrera Profesional

Guardar

DnT-vQYX0AAzMUt
DnT-vQYX0AAzMUt
El sindicato médico madrileño AMYTS ha hecho entrega de las firmas recogidas solicitando la dimisión del consejero de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, tras lo que considera un "incumplimiento/modificación unilateral del acuerdo de reactivación de la Carrera Profesional".

Tras la modificación aprobada en el Consejo de Gobierno el pasado 31 de julio, esta organización sindical madrileña inició la recogida de rúbricas a través de la plataforma change.org, a la que se sumó también la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM).

"Los facultativos hemos visto que en la nómina de agosto se abona la Carrera Profesional, aproximadamente un 36 por ciento de lo que se debe y, con ello, que la reactivación ya no es solo con un reconocimiento administrativo, sino que también lleva una retribución", explica AMYTS. "No es todo lo que desearíamos, no satisface a todos (no olvidemos que los no fijos siguen excluidos del reconocimiento y abono) y, además, se ha incumplido con el acuerdo refrendado por el propio consejero", agrega.
Intervenido por Hacienda
"No es tolerable, no podemos admitir, que un acuerdo cerrado, firmado y anunciado por el propio consejero, cuando es llevado al Consejo de Gobierno se modifique por imposición de la Consejería de Hacienda", prosigue este sindicato médico, que recuerda que el acuerdo lo había valorado y dado el visto bueno la citada Consejería de Sanidad y que "a nadie se le escapa que dicho acuerdo había sido pasado también por el acuerdo del propio presidente de la Comunidad".

Por ello, AMYTS pide la dimisión del Enrique Ruiz Escudero, "pues no ha sido capaz de mantener y defender lo que él mismo ha firmado, lo que le deslegitima y demuestra que es un consejero 'intervenido por Hacienda'". "Sanidad, sus profesionales y los madrileños necesitan un consejero que haga valer su palabra y que demuestre que la Sanidad merece ser respetada", concluye.