AMYTS, AFEM e ICOMEM instan a Madrid a abordar los problemas de la Sanidad "de forma urgente"

en una nueva carta conjunta al consejero de sanidad

Guardar

amyts - copia
amyts - copia
El sindicato médico madrileño AMYTS, la Asociación de Facultativos de Madrid (AFEM) y el Colegio Oficial de Médicos de la misma región (ICOMEM) han remitido una carta conjunta al consejero de Sanidad de la comunidad, Enrique Ruiz Escudero, para, "haciendo palpable que la profesión está unida", poner en su conocimiento los problemas de la Sanidad madrileña y la necesidad de abordarlos "de forma urgente".

amyts - copiaEn su misiva, las organizaciones profesionales recuerdan los recortes sufridos en los últimos años y sus repercusiones para los profesionales del Servicio de Salud de la Comunidad de Madrid (SERMAS), citando el aumento de las horas de trabajo a 37,5 y "la disminución progresiva de las plantillas con una tasa de recambio históricamente baja".

"La consecuencia de todo ello", señalan, "ha sido que la eficiencia del sistema ha disminuido" de tal suerte que los pacientes son derivados a centros concertados para las pruebas y procedimientos "de menor impacto", dejando a "los sobrecargados centros públicos la gestión de los casos complejos".

Además, denuncian, los médicos "han visto disminuida la plantilla y aumentada la carga de trabajo; disminuidos su salarios sin posibilidad de trabajar las horas marcadas por ley", mientras los pacientes sufren el aumento de las listas de espera y se encuentran "molestos" y "desorientados" con las derivaciones de pruebas y cirugías.
Instan a la Consejería a recapacitar
En este sentido, citan la emigración  "de más de 15.000 médicos", de los cuales el 20 por ciento eran de la Comunidad de Madrid, y aseguran que, de seguir esta tendencia, se terminará "importando médicos de otros países y con salarios muy superiores".

Por todo ello, AMYTS, AFEM y la organización colegial madrileña piden al Gobierno de la región que "recapacite" y "no deje a los ciudadanos en manos de parches coyunturales". "Unos presupuestos como los de la Comunidad de Madrid no pueden ir mermando progresivamente la partida de personal porque es el factor más preciado y más difícil de formar a corto plazo", afirman sus representantes, a lo que añaden que "es un error formar y dejar que emigren a otros países".

"Es hora de desandar el camino andado hacia la precariedad y recuperar la dignidad perdida", concluyen, "es hora de recuperar ilusiones y confianza perdida en la Administración".