AFEM señala al consejero Sánchez Martos que derivar es "más caro" sin sistemas de control

Los Pactos de Gestión no los incluyen

Guardar

afem
afem
La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) ha hecho pública una carta abierta al consejero de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, en la que le señala que "derivar resulta más caro si no se tienen previstos sistemas de control, como ocurre en las derivaciones llevadas a cabo hasta ahora y las previstas en sus Pactos de Gestión".

Esta misiva se da a colación de las declaraciones realizadas el pasado 19 de noviembre por Sánchez Martos en la Asamblea de Madrid. En su comparecencia, el consejero "acusó a AFEM de decir que los pactos favorecían la derivación a las clínicas privadas y pretendían la reducción de la lista de espera quirúrgica como fuera, aunque resultara más caro", explica.

Según expone AFEM, esta afirmación fue realizada por Jesús Sánchez Martos cuando éste se dirigía al portavoz de Sanidad del PSOE en la Asamblea madrileña, José Manuel Freire, al que indicó que lo mencionado "no era cierto, pues los Hospitales de Gestión Indirecta no estaban incluidos en los Pactos". Además, y en relación con el socialista, desde la Consejería de Sanidad se intentó relacionar a éste con AFEM en "reiteradas ocasiones", ante lo que la Asociación declara que es "independiente de partidos políticos".
Existe evidencia de aumento de complicaciones en pacientes quirúrgicos derivados
"Existe abundante literatura científica que demuestra un aumento muy significativo de complicaciones en pacientes quirúrgicos que son derivados fuera de sus hospitales de referencia para ser intervenidos", continúa la Asociación, que añade que estos trabajos "confirman la repercusión que ello supone, con un aumento de la carga de trabajo en los hospitales de origen y en el coste final del proceso".

AFEM manifiesta que "indudablemente, en estos Pactos no está recogido que los Hospitales de Gestión Indirecta participen o no en los mismos; sólo lo harán los hospitales a los que se les ofrezca y, entre ellos, los que acepten firmarlos". "Pero lo que es indudable también es que las derivaciones son obligatorias; tanto, que se acuerda a priori un número concreto de pacientes que ha de ser derivado", subraya.

A juicio de esta organización, lo citado implica que "si no se consigue acabar con la lista de espera quirúrgica a 180 y 360 días, ya sea interviniendo a los pacientes en su propio hospital, o bien derivándolos, no se percibirá la financiación establecida". "Es decir, los cirujanos no cobrarán ni un euro si no se comprometen a derivar una parte importante de sus pacientes", lamenta.

A pesar de que Sánchez Martos informó de que las derivaciones se realizarían sólo a Hospitales de Gestión Directa, AFEM considera que "eso no es lo que figura en la redacción de los Pactos, en los que se establece que se ha de derivar a Hospitales Públicos, sin especificar qué tipo de gestión posean". A su juicio, parece que el consejero "olvida" el hecho de que "existen Hospitales Públicos de gestión Pública y Privada, por lo tanto, los Pactos facilitan las derivaciones a ambos tipos de Hospitales".

A tenor de lo expuesto, AFEM reitera que "con la firma de estos Pactos de Gestión, se facilitan las derivaciones a Hospitales de gestión privada, como la Fundación Jiménez Díaz". Ante ello, concluye afirmando que el máximo responsable de la Administración sanitaria madrileña "dispone de una oportunidad de oro" para volver a redactar el texto "y demostrar así sus verdaderas intenciones".