AFEM denuncia que la gestión de la lista de espera en Madrid vulnera los derechos de los pacientes

En un informe

Guardar

La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) ha publicado el 'Informe AFEM. Estudio jurídico LIRIA', en el cual denuncia "la existencia de una vulneración sistemática de los derechos de los pacientes" mediante la gestión de la lista de espera en la Comunidad Madrid, efectuada por la Consejería de Sanidad del Gobierno regional.

image__afem_asoc_facultativos_especialistas_madrid_50302Según expone esta organización, en 2004, la cartera sanitaria del Ejecutivo autonómico desarrolló "múltiples órdenes y decretos" para adaptarse a la legislación estatal referente a las medidas para el tratamiento homogéneo de las listas de espera. Así, se estableció como plazo máximo de espera para la realización de la intervención "30 días independientemente del tipo de intervención quirúrgica", explica al tiempo que informa de que, en 2009, se aprobó la Ley 6/2009 de Libre Elección de especialista.

AFEM, sin embargo, declara que, desde entonces, "se produce un aumento exponencial de pacientes pendientes de intervención, siendo actualmente 77.689 los pacientes en dicha situación", lo que sucede "a pesar de los intentos de paliar el problema de lista de espera quirúrgica a través de la derivación indiscriminada a centros concertados".

"La peculiar forma de contabilizar los pacientes en lista de espera en nuestra comunidad, ajena a los estándares estatales, no reconoce el derecho a ser operados en los plazos legales de espera a aquellos pacientes que hacen ejercicio de la libre elección de especialista y rechazan ser derivados a otros centros", continúa la Asociación, que añade que esta situación atañe al 50 por ciento de estos ciudadanos, para los cuales "los plazos de espera se alargan de forma alarmante, encontrándose un 40 por ciento del total entre los 30 y los 365 días".
Se desaprovechan los recursos públicos
Para AFEM, es "de especial relevancia" que este crecimiento de espera sólo se intente mitigar mediante la derivación a centros concertados, "y no a través del pleno aprovechamiento de los recursos públicos, actualmente infrautilizados tras los múltiples recortes presupuestarios". En este sentido, indica que "existen quirófanos sin actividad de tarde y cirujanos a los que se impide incrementar su jornada".

Por último, y al tiempo que recuerda que la Comunidad de Madrid "está cediendo datos de la historia clínica de los pacientes al llamado call center", esta Asociación señala que "las derivaciones sistemáticas conllevan otros problemas secundarios, como la vulneración de las garantías de seguridad y calidad, la interrupción de la continuidad asistencial, errores de codificación, cambios de indicación quirúrgica, suspensiones por falta de medios o tecnificación del centro alternativo, y complicaciones derivadas de la intervención".