Política y Sociedad Según el acuerdo del Pleno de la Comisión de Recursos Humanos del SNS

Las plazas de Formación Sanitaria Especializada serán 9.672 este año, 133 más de las previstas

— Madrid 6 May, 2020 - 11:56 am

El Pleno de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha acordado incrementar en 133 el número de plazas previsto para este año de Formación Sanitaria Especializada (FSE) que, según la Orden SCB/925/2019, de 30 de agosto, era de 9.539, por lo que serán en total 9.672.

El 7 por ciento de dichas plazas, por titulación, podrán ser cubiertas por el turno de personas con discapacidad. En concreto, el mayor incremento de estas 133 plazas será para Enfermería Familiar y Comunitaria (20), Medicina Familiar y Comunitaria (19), Medicina Preventiva y Salud Pública (15), Microbiología y Parasitología (12), Medicina Intensiva (8), Neumología (7) y Anestesiología y Reanimación (5 plazas).

El Ministerio de Sanidad recuerda que, el pasado 25 de enero, 35.473 aspirantes se presentaron al examen para optar a la mayor oferta de plazas para Medicina, Farmacia, Enfermería, Psicología, Química, Biología y Física. En concreto, matiza que supuso un incremento del 13,5 por ciento respecto al año anterior y un 18,6 por ciento en relación con hace dos.

Pruebas selectivas

Otro de los aspectos abordados por el Pleno de la Comisión de Recursos Humanos del SNS fue la reanudación de la convocatoria de las pruebas selectivas, que se encuentra suspendida conforme a lo establecido en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, fecha en la que se decretó el Estado de Alarma.

Así, la cartera sanitaria del Ejecutivo nacional avanza que “se firmará una Resolución que permitirá continuar el proceso que había quedado pendiente de aprobación y publicación de las relaciones definitivas de resultados”.

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    COMO SIEMPRE, LA ENFERMERÍA SIN OPCIONES DE ESPECIALIZARSE.
    Otro año más y otra opción perdida para promover una especialización (real) del colectivo enfermero. Si ya las áreas de especialización enfermera resultan ínfimas e inadecuadas, no menos patético y vergonzoso resulta el número de plazas EIR que cada año se convocan.
    Y esto a su vez, nos descubre las oscuras intenciones de nuestras (médicas) autoridades sanitarias. Para ellos la calidad de la atención que se presta a nuestros pacientes es lo de menos. Que se les prive de unos cuidados del más alto nivel, no les importa.
    Para la especialización médica no hay límite alguno. Ni siquiera para mantener figuras obsoletas como psiquiatras, rehabilitadores, anestesistas, etc.
    Otro posible interés en no permitir el acceso a la especialización de la Enfermería podría estar relacionado con la versatilidad que supone el “utilizarles” en los más diversos campos sanitarios, aprovechando su entrega y dedicación profesional, tan contraria a los intereses crematísticos que persiguen muchos médicos. Y si además, como en el caso de la presente crisis sanitaria se oculta e invisibiliza su aportación, mejor que mejor. Sobre todo que nadie sepa que hay miles de médicos “superespecializados” que desde mediados de marzo no se sabe donde están, ni que están aportando para sobreponernos a la presente alarma sanitaria.