Punto de vista proceso para abaratar la contratación de médicos

Petróleo barato “a gran escala”: ¿la solución final?

La pretensión manifestada de incrementar la homologación de médicos extracomunitarios es analizada por Juan Simó en su blog como un proceso premeditado para contar con una bolsa de profesionales baratos. Situación que compara con la del petróleo barato en el campo industrial.

La forza del destino hizo que coincidieran publicadas el pasado 30 de mayo dos noticias interesantísimas: por un lado, la del aumento del número de médicos colegiados en 2017 (aquí) y, por otro, la de que el Ministerio de Sanidad trabaja en un Real Decreto para regularizar médicos extranjeros extracomunitarios “a gran escala” (aquí). Es decir, se pretende crear “petróleo barato” pues sin él la Sanidad Pública es incapaz de gestionar el personal médico. El sistema sigue dependiendo de esa droga de la que no se puede desenganchar. ¿Por qué hablo de que los médicos extracomunitarios homologados “a gran escala” van a ser (o están empezando a ser ya) el “petróleo barato” que sustituya a aquella bolsa que se formó durante los años 80? Veámoslo.

MÁS MÉDICOS QUE NUNCA Y MÁS NOTICIAS DE “FALTA DE MÉDICOS” QUE NUNCA

España tiene hoy más médicos colegiados que nunca. La tasa de médicos colegiados no jubilados se coloca en 2017 en 474,00 por 100.000 h, la más alta desde que se registran datos (aquí). A partir de los datos del INE de médicos colegiados (aquí) y población (aquí) se pueden obtener directamente (o calcular) las tasas del total de médicos colegiados (desde 1971 a 2017), de médicos colegiados no jubilados y de médicos colegiados jubilados (estas dos últimas desde 2004 hasta 2017). El resultado se muestra en la siguiente figura.

 

Curiosamente, pese a tener más médicos que nunca, también hoy los medios y los políticos hablan más que nunca de la “falta de médicos”.  Se trata de una “fake new” promovida por los políticos de cualquier color que prefieren que el público crea que “faltan médicos” a que piense que los servicios regionales de salud no tienen suficientes recursos para contratarlos dignamente (aquí). El siguiente gráfico muestra la evolución de los resultados que ofrece Google.es cuando se busca “falta de médicos” en Noticias, país: España. Nótese que en lo que llevamos de 2018, el número de resultados es proporcionalmente mucho mayor (prácticamente el doble) que el de 2017.


CIMENTANDO LA NUEVA BOLSA

La “bolsa” de 20.000 médicos parados de los años 80 permitió una gestión placentera del personal debido a la existencia de la droga del “petróleo barato”, una sobreabundancia de médicos, muchísimos de ellos sin opción a especializarse por la escasez de plazas MIR que por entonces se ofertaban. La sobreabundancia de médicos permitió que la sanidad pública, principal contratador, ofreciera los peores puestos, condiciones laborales y remuneraciones, precisamente, a esta “bolsa” de médicos pues la ley de la oferta y la demanda le favorecía.  Han pasado los años y esa bolsa de petróleo barato prácticamente ya no existe. Por lo tanto, en vez de modernizar la gestión del personal, lo que se intenta es volver a tener de nuevo “petróleo barato”. Para ello, se aumenta un 50% el número de estudiantes de medicina en nuestras facultades, se reduce el numero de plazas MIR y se pretende homologar títulos “a gran escala” a médicos extracomunitarios. La siguiente figura elaborada con los datos que ofrece el Ministerio de Educación (aquí) muestra el total de homologaciones (extracomunitarios) y reconocimiento (comunitarios) efectuadas en los últimos años. La cantidad ha sido importante; no sé si ha sido o no “a gran escala”, pero, por ejemplo, entre 2001 y 2011, se homologaron a más médicos extracomunitarios (50.205) que licenciados salieron de nuestras facultades (46.194) (aquí).

 

¿CÓMO LES VA A LOS MÉDICOS EXTRACOMUNITARIOS HOMOLOGADOS?

Para contestar a esta pregunta nada como los estudios de la OMC sobre la situación laboral de los médicos en España. Veamos lo que se dice al respecto en cada uno de ellos, desde el primero de 2014 hasta el último de 2018 que se acaba de publicar.

Estudio de 2014 (aquí):

El 5,1% de los encuestados que han realizado una especialidad en España se encuentra desempleado, mientras que para los que han realizado una especialidad en un país extracomunitario el desempleo asciende al 20,8%. Es también significativa la especial incidencia del desempleo entre los extranjeros, los cuales, a pesar de constituir únicamente el 3,8% del total de la muestra, llegan a representar el 13,8% de los desempleados. Proporcionalmente, la incidencia sobre los extracomunitarios es mucho mayor que sobre los comunitarios. El 22,2% de los desempleados de nacionalidad española se encuentra buscando su primer empleo en el ámbito sanitario. En el caso de los médicos de origen extracomunitario en desempleo en el momento de realizar el estudio, la proporción de los que buscan su primer empleo en el ámbito sanitario asciende al 44,6%.

Estudio de 2015 (aquí)

El 2,3% de los encuestados que han realizado una especialidad en España se encuentra desempleado, mientras que para los que han realizado una especialidad en un país extracomunitario el desempleo asciende al 18,3%. Es también significativa la especial incidencia del desempleo entre los extranjeros, los cuales, a pesar de constituir únicamente el 4,3% del total de la muestra, llegan a representar el 20,8% de los desempleados. Proporcionalmente, la incidencia sobre los extracomunitarios es mucho mayor que sobre los comunitarios. El 8,5% de los desempleados de nacionalidad española se encuentra buscando su primer empleo en el ámbito sanitario. En el caso de los médicos de origen extracomunitario en desempleo en el momento de realizar el estudio, la proporción de los que buscan su primer empleo en el ámbito sanitario asciende al 33,3%.

Estudio de 2016 (aquí)

El 2,3% de los encuestados que han realizado una especialidad en España se encuentra desempleado, mientras que para los que han realizado una especialidad en un país extracomunitario el desempleo asciende al 13%. El 6,9% de los desempleados de nacionalidad española se encuentra buscando su primer empleo en el ámbito sanitario. En el caso de los médicos de origen extracomunitario en desempleo en el momento de realizar el estudio, la proporción de los que buscan su primer empleo en el ámbito sanitario asciende al 29,4%. Entre los médicos que trabajan sin plaza en propiedad el total de contratos firmados en el último año en el SNS es de una media de 5,29 y al considerar la nacionalidad tenemos que el promedio de contratos entre los médicos españoles es de 4,91 y entre los médicos extranjeros es de 12,89.

 

Estudio de 2017 (aquí

El estudio de 2017 vuelve a confirmar los hallazgos del año anterior respecto de la mayor precariedad laboral de los médicos extranjeros con una media de contratos anual de 10,48 mientras que en el caso de los españoles es de 3,94.

 

Estudio de 2018 (aquí)

El 1,0% de los encuestados que han realizado una especialidad en España se encuentra desempleado mientras que para los que han realizado una especialidad en un país extracomunitario el desempleo asciende al 11,9% y un país comunitario al 2,8%. El 10,2% de los desempleados de nacionalidad española se encuentra buscando su primer empleo en el ámbito sanitario. En el caso de los médicos de origen comunitario, la proporción de los que buscan su primer empleo en el ámbito sanitario asciende al 42,1%, y al 21,6% en el caso de los extracomunitarios. En 2018 se vuelve a confirmar la mayor precariedad en la contratación de los médicos extranjeros que trabajan sin plaza en propiedad y desempleados que han trabajado previamente en el ámbito sanitario (7,89 contratos/año) respecto de los españoles en la misma situación (3,80 contratos/año).

 

Conclusión

Según los estudios de la OMC, los médicos extranjeros en España, mayoritariamente extracomunitarios, sufren mayor precariedad laboral que los nacionales. Y eso que lo que se ha hecho hasta ahora nunca se ha entendido como una homologación “a gran escala” que es la que, por lo visto, se pretende hacer ahora. Esto coincide con lo que muestra este artículo (aquí) que analiza los procesos de integración profesional de los médicos latinoamericanos en Cataluña mediante metodología cualitativa (entrevistas en profundidad con médicos latinoamericanos residentes en esta comunidad) y que no tiene por qué ser muy distinto de lo que pueda ocurrir en otras Comunidades Autónomas. Nos es de extrañar, pues, que en Cataluña ya se pidiera hace 10 años “a la desesperada” médicos extranjeros incluso sin homologar (aquí). Si tenemos en cuenta que los médicos latinoamericanos encuentran menos barreras académicas y profesionales para homologar títulos y ejercer en España que, por ejemplo, en Portugal (aquí), no es improbable que esta homologación “a gran escala” pueda tener éxito.

Hasta hace nada, la homologación de médicos extracomunitarios era una prioridad para el recién censurado Gobierno (aquí) y una exigencia del entonces principal partido de la oposición (aquí). Por ello, ahora que se han invertido los papeles, tampoco hay motivos para sospechar que la homologación “a gran escala” no se vaya a producir. Por lo tanto, las condiciones para seguir agrandando la bolsa de “petróleo barato” de médicos que puedan ser ultra-precariados no aminoran, sino todo lo contrario. No hay razón, pues, para preocuparse: la rupestre gestión del personal que se practica en nuestra sanidad pública podrá seguir algunos años más tan rupestre y tosca como siempre, quizá ad infinitum.

 

Juan Simó Miñana

Deja un comentario