Publicaciones

Perspectivas innovadoras en Farmacia Hospitalaria Onco-Hematológica

— Madrid 17 Dic, 2018 - 12:25 pm

La Fundación Gaspar Casal, con la colaboración de la compañía farmacéutica Novartis Onclology, ha presentado el libro ‘Perspectivas innovadoras en Farmacia Hospitalaria Onco-Hematológica’, que tiene por objeto describir las tendencias innovadoras que se están desarrollando en la Farmacia Hospitalaria Onco-Hematológica, con el fin de alcanzar una Medicina individualizada, predictiva y personalizada.

En la presentación, celebrada en la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) y moderada por el vicepresidente segundo para Asuntos Sanitarios de la propia APM, Javier Olave Lusarreta, participaron el director de la Fundación Gaspar Casal, Juan del Llano; la directora de Acceso al Mercado y Relaciones Institucionales de Novartis Oncology, Marta Moreno; el coordinador del libro y jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, José Manuel Martínez Sesmero; y el jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia y autor de un capítulo, José Luis Poveda Andrés.

En su intervención, Juan del Llano destacó que “con la incorporación de la digitalización, la irrupción de los macrodatos (big data) y de los datos de la vida real que generen evidencia útil, se ha generado una gran expectativa sobre el cuándo y el cómo de la trasformación de la asistencia sanitaria. Hay que tratar los datos con las nuevas herramientas de minería, pero, sobre todo, con mucha inteligencia, sabiendo qué métodos de análisis hay que aplicar y buscando una orientación práctica que facilite a los gestores la toma de decisiones”.

Asimismo, el director de la Fundación Gaspar Casal quiso poner el acento, no tanto en la innovación, sino en la importancia del establecimiento de prioridades como la clave de la solvencia del sistema sanitario. “Los costes de las prestaciones son difícilmente asumibles con el crecimiento económico actual y, posiblemente, futuro. Es en este contexto en el que el establecimiento más explícito de prioridades y la desinversión de prestaciones financiadas públicamente con escaso o nulo valor toma carta de naturaleza y pasa a ser un imperativo para los responsables de la política y la gestión sanitarias. No se trata de perderse con el racionamiento implícito, o ser encorsetado por una estructura intervencionista, rígida y explícita en los niveles macro, meso y micro de toma de decisiones. Esta dicotomía no logra capturar la complejidad del establecimiento de prioridades en la práctica. Necesitamos más y mejor priorización explícita, no para sustituir, sino para mejorar la configuración de la priorización implícita”, sostuvo.

Marta Moreno, por su parte, incidió en “el compromiso de Novartis por apoyar aquellas acciones que contribuyan a dar acceso a las innovaciones sin dejar de lado la eficiencia y sostenibilidad del sistema. En esa línea, estamos orgullosos de poder apoyar este proyecto que propone una reflexión sobre las oportunidades de futuro que la innovación y la tecnología nos pueden ofrecer en este campo. Y todo ello trabajando siempre desde el objetivo primordial de la mejora de la salud y la calidad de vida del paciente”.

Gestión del conocimiento, aprendizaje para la investigación e innovación

Es un hecho que el modelo de prestación actual, a pesar de los logros y avances conseguidos, adolece de muchas ineficiencias, algunas de ellas derivadas de una mala gestión del conocimiento. Existe evidencia de ello en países más avanzados que han conseguido mejorar la sostenibilidad de su sistema sanitario a través de una mejor gestión del conocimiento, organización y financiación de su modelo de provisión de productos y servicios fundamentados en la investigación e innovación. El apoyo a la creatividad y la innovación en los servicios sanitarios es parte constitutiva de la misión interna de los sistemas de salud en general, y del Sistema Nacional de Salud (SNS) en particular.

En palabras de José Manuel Martínez Sesmero, “la atención sanitaria que se ofrece es cada vez de mayor calidad en la misma medida que aumenta su complejidad y su trascendencia social. De esta forma, se plantean cada vez nuevas dimensiones y preguntas que responder, nuevos retos que afrontar, tanto desde la perspectiva de los pacientes como de los profesionales y gestores sanitarios”.

Por otra parte, este representante del Hospital Universitario Clínico San Carlos añadió que “la rápida evolución del conocimiento científico en salud, particularmente en el campo de la farmacoterapia aplicada al paciente onco-hematológico, requiere de profesionales con habilidades para analizar la mejor evidencia disponible y transferir ese conocimiento a su práctica clínica con el objetivo final de proporcionar una atención de calidad, efectiva, segura y eficiente a los pacientes. Esto exige una búsqueda sistemática, a través de la investigación e innovación, de respuestas a los interrogantes que surgen en el ejercicio de la actividad profesional del farmacéutico de hospital en colaboración con el resto del equipo de salud”.

Martínez Sesmero también se refirió a la innovación abierta, estrategia de innovación fundamentada en aceptar que no todo el conocimiento está dentro de las organizaciones y que, para innovar, es necesario permeabilizar los límites de las mismas para combinar conocimiento interno y externo, como necesaria para optimizar los recursos del SNS. “En un contexto de crisis sanitaria como la actual, la innovación abierta se posiciona como una estrategia colaborativa prometedora para disminuir las ineficiencias del sistema sanitario”, declaró.

Herramientas digitales al servicio del paciente onco-hematológico

Los pacientes empiezan a demandar un papel cada vez más activo en el sistema sanitario y las herramientas digitales proporcionan los recursos para facilitar su participación y promocionar la toma de decisiones compartidas con el fin de mejorar su salud y su satisfacción con los servicios sanitarios.

Sin embargo, tal y como apuntó José Luis Poveda, “no todas las herramientas digitales han sido desarrolladas con la participación de profesionales sanitarios y tampoco todas han sido validadas científicamente ni la evidencia de su beneficio demostrada, por lo que los profesionales sanitarios tienen un papel fundamental en la verificación de su contenido, la recomendación de las más fiables e, incluso, en la prescripción de las aplicaciones más adecuadas para cada paciente, en función de sus necesidades y habilidades para el manejo de las nuevas tecnologías”.

Según este farmacéutico hospitalario, las oportunidades que ofrece la salud digital son infinitas, pero hay que ir ser precavidos. “La adopción de estas herramientas en la práctica clínica requiere que profesionales sanitarios, pacientes, Administración sanitaria y profesionales de la tecnología de la información y la comunicación se alineen para dar respuesta a las expectativas y los retos que la salud digital plantea, principalmente en lo que respecta a la validación clínica de estas herramientas, su integración en la historia de salud electrónica y la integridad, seguridad y confidencialidad de la información compartida”, finalizó.

Título: Perspectivas innovadoras en farmacia hospitalaria onco-hematológica.
Coordinador: José Manuel Martínez Sesmero.
Edita: Fundación Gaspar Casal.

2 Comentarios

  1. Sandra Antonieta Palacios says:

    Haréis distribución en México del libro?

    • Paloma Ros says:

      Hola Sandra, nosotros solo informamos de las novedades editoriales puesto que somos un periódico digital de ámbito sanitario. Le dejo el enlace de la Fundación Gaspar Casal para que se ponga en contacto con ellos puesto que son los editores del libro http://fundaciongasparcasal.org/seccion.php?id=contacto. Un saludo

Deja un comentario