Política y Sociedad las organizaciones alertan de la situación de migrantes, refugiados y prostitutas

Las personas en riesgo de exclusión son las más expuestas al coronavirus

— Madrid 24 Mar, 2020 - 12:01 pm

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) Acción contra el Hambre y Médicos del Mundo han denunciado la crítica situación en la que se encuentran las personas migrantes, refugiadas y desplazadas, además de otros colectivos en riesgo de exclusión social, como son las prostitutas, ante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus (Covid-19), lo que les convierte en los grupos “más expuestos” y vulnerables.

Desde Acción contra el Hambre alertan “del riesgo exponencial para poblaciones concentradas en espacios reducidos, sin un hogar seguro en el que aislarse y con débiles sistemas de saneamiento para garantizar su higiene”. “Las medidas de restricción de movimientos que empiezan a decretarse en numerosos países están empezando a convertirse en retos para la provisión de ayuda”, aseguran.

 

En el caso de países como Colombia, esta ONG advierte “del rápido impacto que el cierre de los comedores infantiles va a tener sobre los niños y niñas colombianos que dependían a diario de estos alimentos”. Por otra parte, señala que “las medidas de emergencia impactarán fuertemente al sector servicios y en el empleo informal, que ocupa al 48 por ciento de la población trabajadora y cuya actividad asumen, generalmente, las personas más vulnerables”.

“Todo hace prever que habrá que trabajar en dos direcciones: contener la propagación del virus, por un lado, y apoyar a los más golpeados por las restricciones de movimientos y por las consecuencias económicas asociadas”, señala el director general de Acción contra el Hambre, Olivier Longué.

Prostitución en estado de alarma

Médicos del Mundo exige “medidas de apoyo para las personas prostituidas ante la crítica situación que viven en estado de alarma por Covid-19”. Las mujeres que viven de la prostitución “denuncian una precaria situación, la falta de medidas de protección frente al virus y una tensa situación socio-económica que en algunos casos las obliga a continuar prostituyéndose”, indica la organización.

Aunque, según comprueba Médicos del Mundo, “la mayoría de clubes de carretera y pisos han cerrado sus puertas ante la actual situación de estado de alarma, algunas se ven abocadas a ejercer con prostituidores que ya conocen para hacer frente a la grave situación económica a la que se enfrentan, ya que en muchos casos tienen que pagar las habitaciones y pisos donde están confinadas e incluso tienen familiares a cargo”, confirma la ONG.

Por eso, este colectivo demanda “un alojamiento, comida y productos de aseo e higiene, así como material de prevención ante el Covid-19, ya que seguir las normas de confinamiento en esas circunstancias se hace especialmente complicado”. “Esta situación se agrava en el caso de las víctimas de trata, quienes tienen deuda con sus explotadores.  Si el confinamiento se alarga, la deuda aumentará”, expresa la entidad.

Sin acceso a la Salud Pública

Médicos del Mundo pide al Gobierno que considere a las mujeres en situación de prostitución, las cuales en su mayoría “no tienen acceso al sistema público de salud”, población vulnerable “para que puedan adherirse a políticas públicas de apoyo económico y poder acceder a los diferentes sistemas de Servicios Sociales o Instituto de la Mujer”.

“La situación administrativa irregular de la mayoría de estas personas les deja fuera de recursos adoptados por el Gobierno como la prohibición a las compañías suministradoras de cortar el agua, la luz y el gas a los hogares que en esta crisis no puedan sufragar el recibo”, declaran.

 

Deja un comentario