Política y Sociedad ENTREVISTA AL SECRETARIO GENERAL DE ASPE

Carlos Rus: Perseguir la colaboración público-privada es tan sectario como anacrónico

El secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), Carlos Rus, ha afirmado a Acta Sanitaria que perseguir la colaboración público-privada en España es algo tan sectario como anacrónico.

Entre una Semana Santa especialmente vibrante en lo personal, y una Feria de Abril acortada por razones institucionales, Carlos Rus desgrana para esta cabecera los desafíos de la Sanidad española y la entidad de la que es responsable ejecutivo.

Carlos Rus

Sin miedo al futuro

Licenciado en Derecho y especializado en dirección de empresas, el desarrollo profesional de Carlos Rus le llevó a Navarra, Andalucía, País Vasco y, actualmente, a Madrid, con responsabilidad nacional desde su puesto actual.

Junto a un cariño especial por el Norte peninsular, el entrevistado considera a España como un país tan rico como diverso. Una nación con un patrimonio común que, sin embargo, no impide que arraigue en la ciudadanía un considerable descontento. Este malestar explica el surgimiento de nuevos partidos, distintos a los tradicionales. Por lo que el entrevistado pide, a unos y otros, recordar a aquellas formaciones que lo necesiten, que el ejercicio del poder debe ser para beneficio de todos y no sólo de los afines.

Así mismo, Rus celebra a lo largo de esta entrevista el desarrollo de un sector estratégico para el país, como es la Sanidad Privada, sin dejar de lamentar la falta de aliento político, hasta la fecha, para convertir a España en una potencia mundial en Turismo de Salud, así como algunas decisiones autonómicas que han dado al traste con excelentes modelos de colaboración público-privada. Por todo ello, Rus define su responsabilidad actual en el mundo de la salud, en el que pronto cumplirá siete años, como una fuente inagotable de retos a superar.

Acta Sanitaria (AS).- Ante la proximidad del segundo aniversario de ASPE, ¿cuáles son las principales cifras de la Sanidad Privada en España y las de su organización empresarial?

Carlos Rus (CR).- ASPE representa en la actualidad a 575 asociados, entre hospitales, clínicas y otras entidades de salud. Una cifra que, sin duda, seguirá creciendo porque el sector confía plenamente en esta forma de representación, tras dos años de una integración patronal realizada con armonía y plena naturalidad.

ASPE suma ya a más del 75 por ciento de los hospitales privados de España e incluye las asociaciones territoriales del sector: la Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES), la Unión Balear de Entidades Sanitarias (UBES), la Asociación de Clínicas Privadas de la Comunidad de Madrid (ACPM), la Unión Murciana de Hospitales y Clínicas (UMHC), la Asociación de Empresas Sanitarias de Prestación Asistencial de Andalucía (AESPAA), la Asociación de Hospitales de Galicia (AHOSGAL), la Asociación de Empresas Sanitarias de Euskadi (AEDANE) y la recientemente incorporada asociación territorial de Las Palmas (Islas Canarias).

Gran peso en PIB y empleo

(CR).- Como primeras cifras a destacar, cabe citar que el gasto sanitario en provisión privada asciende ya al 3,5 por ciento del PIB. Dentro de un sector sanitario privado que emplea a 262.525 profesionales, de los cuales 171.648, el 65 por ciento trabaja en el ámbito extrahospitalario y 90.877, el 35 por ciento, en hospitales.

El secretario general de ASPE

Fuertes en investigación

(CR).- Se trata de una industria entregada a la innovación tecnológica y la investigación, muy activas en el 22 por ciento de los centros privados de nuestro país. Esto permite la participación en 1.327 ensayos clínicos. Con un crecimiento del 21 por ciento respecto al periodo anterior. Lo que representa, a nivel nacional, el 43 por ciento del total de los ensayos clínicos que se realizan en España.

El 37 por ciento de los ensayos con participación de centros privados corresponde a fases tempranas, donde la complejidad inherente al trabajo investigador requiere gran precisión. En cuanto a las áreas terapéuticas de esta actividad, las principales son: Oncología, con el 39 por ciento; Cardiología, con el ocho por ciento; Respiratorio, con el siete por ciento; y Neurociencias, con el seis por ciento de los ensayos.

Pensando en el asociado

(AS).- ¿Cuáles son los servicios de ASPE más demandados por sus asociados?

(CR).- Todo lo relativo al convenio de trafico despierta mucho interés entre nuestros asociados, especialmente en estos momentos en los que el nuevo convenio está próximo a ver la luz. Pero también otros servicios como la plataforma de emisión de receta privada 0 la central de compras son muy útiles para los asociados. Sin olvidar las comisiones de recursos humanos, asesoría legal, dirección de comunicación, representación institucional y estímulo al turismo de salud.

Apoyos estratégicos

(CR).- Por otra parte, tenemos acuerdos firmados con empresas de diferentes sectores que pueden prestar servicios a los centros que representamos, algo que los asociados valoran positivamente ya que les merecen más confianza y acuden a ellos cuando lo precisan.

Hay muchos eslabones de la cadena y nosotros consideramos que nuestra labor es facilitar el contacto entre nuestros asociados y aquellas empresas acreditadas por su profesionalidad y calidad de servicios. Estos acuerdos permiten que, en el momento en el que un asociado tenga una necesidad, pueda acudir a una empresa de confianza para que se la resuelva.

ASPE ha suscrito acuerdos con firmas como Althea, de tecnología sanitaria; Ucalsa, de restauración en centros asistenciales; o Take a Tip, firma de consultoría de satisfacción de cliente; con el ejemplo también de compromisos con el Banco de Sabadell y la firma de responsabilidad civil francesa Sham. Como norma, esta organización empresarial está abierta a todos los sectores que contribuyen a que nuestros asociados puedan optar a servicios de máxima calidad en beneficio de sus pacientes.

Desafíos de progreso

(AS).- ¿Cuáles son los principales desafíos para un sector cada vez importante para el país, como es la Sanidad Privada?

(CR).- Nuestro principal reto es conseguir que la Sanidad Privada sea considerada como parte del Sistema Nacional de Salud y como una ayuda imprescindible para su sostenimiento. Cuando eso sea una realidad, los problemas del SNS dejaron de serlo. Conviene recordar que este sector reduce la presión asistencial de los hospitales públicos, así como las listas de espera de forma sustancial, dando lugar a una asistencia sanitaria más ágil, segura y resolutiva.

Cinco retos a conseguir

(CR).- De cara a lograr ese objetivo principal, los retos más importantes para la Sanidad Privada son cinco: en primer lugar, conseguir un mayor apoyo por parte de las instituciones, a través de medidas que fomenten la colaboración público-privada, según los buenos resultados que ha demostrado esta fórmula y al margen de cuestiones ideológicas; como segundo objetivo, es imprescindible posicionar al ciudadano como centro del sistema y actor principal en la toma de las decisiones que le conciernen como paciente.

Como tercer punto a lograr, es preciso mejorar la cantidad y la calidad de información que se derive de los resultados en salud, logrando transparencia e interoperabilidad de la información entre las diferentes entidades de salud.

En este punto es destacable la intención de crear un nomenclátor de tratamientos común para toda la Sanidad, por un lado, y, por otro, la definición de indicadores de resultados, metodologías y criterios de evaluación y comparación comunes para todos los centros sanitarios, ya sean públicos o privados.

Incompatibilidades y laborización

(CR).-En cuarta posición, resulta necesario actualizar la normativa referente a los profesionales del sistema de salud para que existan criterios homogéneos a nivel nacional, en concreto sobre: incompatibilidades, laboralización, homologación de títulos y formación, duración de la jornada laboral y sobre la jubilación de los profesionales. Dado que en España existe actualmente una gran disparidad territorial al respecto.

En este punto es fundamental tener presente que, en los próximos diez años, el 40 por ciento de los médicos se habrá jubilado. Con lo que, si no se toman las medidas necesarias en materia de formación de facultativos nacionales y homologación de médicos extranjeros, el horizonte asistencial a medio plazo es de un aumento de las listas de espera asistencial en el país.

Carlos Rus

Por un IVA reducido

(CR).-Por último, y no menos importante, ASPE apuesta en quinto lugar por una mejor fiscalidad de los gastos sanitarios. Para ello, propone elaborar un estudio sobre la fiscalidad en el ámbito sanitario dentro de los distintos países de la Unión Europea y establecer mecanismos de convergencia, así como elaborar una lista de productos susceptibles de beneficiarse de un tipo de IVA reducido, para estudiar su inclusión en el listado vigente en la actualidad.

Ademas, sería muy positivo que los pacientes con doble aseguramiento pudieran desgravar los gastos privados en salud de aquellos servicios que están cubiertos por la Sanidad Pública.

(AS).- ¿Avanza el sector de manera firme y homogénea por el camino de la calidad asistencial?

(CR).- Rotundamente sí. La mayoría de los centros privados, por no decir la práctica totalidad, cuenta con certificados que acreditan su calidad, una calidad que depende de muchos factores, pero principalmente, del trabajo que desempeñan sus profesionales y de los medios tecnológicos y organizativos con los que cuentan.

En la Sanidad Privada existe una estimulante competencia empresarial que hace que grupos hospitalarios y centros incorporen mejoras permanentemente, lo que revierte positivamente y de forma directa en el paciente. Y permite afirmar de manera indiscutible que este sector tiene una mayor capacidad de inversión que lo sitúa a la vanguardia en tecnología e investigación.

(AS).- ¿En qué medida participan los asociados de ASPE en fórmulas como los conciertos sanitarios, el mutualismo administrativo y las concesiones sanitarias?

(CR).- Parte de los asociados de ASPE prestan sus servicios a la población española, cubierta por la Sanidad Pública mediante formas de conciertos y concesiones. El caso más representativo y conocido por la población general es la Fundación Jiménez Díaz, pero hay mucho mas ejemplos, como el Hospital de Vigo (Povisa) y los Hospitales Pascual, entre otros.

En 2016, el 43 por ciento de los hospitales privados tenía concierto con la Sanidad Pública. Según la encuesta de gestión de Deloitte y ASPE, estos conciertos se destinan a la reducción de las listas de espera, en el 44 por ciento; y son seguidos por los conciertos de pruebas diagnósticas, con el 32 por ciento; y por los de asistencia general, con el 25 por ciento. Aunque, a día de hoy, únicamente el 28 por de los centros sanitarios privados superan el 50 por ciento de su actividad mediante concertación con la Administración Pública.

Modelo Alzira, punto y aparte

(AS).- ¿Qué valoración hace ASPE del cese de la firma Ribera Salud como gestora del Departamento de Salud de La Ribera? 

(CR).- En esta decisión han pesado cuestiones ideológicas, que han quedado por encima de los datos que objetivamente demostraban el buen funcionamiento del modelo. No hay una fundamentación solvente y justa para llevar a cabo la reversión que se ha realizado y está claro que los principales perjudicados van a ser los ciudadanos.

Hay que tener muy presente que auditoría de la Sindicatura de Comptes de la Generalitat Valenciana, relativa al Departamento de Salud de Manises en los ejercicios de 2009 a 2015, dejó claro que el Modelo Alzira generó un ahorro del 25 por ciento en el gasto corriente sanitario público frente al resto de hospitales públicos.

Algo que fue paralelo a mejores indicadores de accesibilidad, cuantificable en menores listas de espera quirúrgica y de especialidades. Además, el Modelo permitió concentrar mayores inversiones en tecnológica sanitaria y alcanzar una satisfacción para los pacientes notablemente superior a la media asistencial.

Menor espera, mayor satisfacción

(CR).- Según recogió la referida Sindicatura, la demora media de lista de espera quirúrgica estructural en 2016 en la Comunidad Valenciana fue de 125 días, frente a los 46 días del Hospital de La Ribera. A lo que se añadió que este centro asistencial organizado según el Modelo Alzira obtuvo una tasa de satisfacción del 82,1 por ciento, superior a la media de toda la Comunidad Valenciana.

Por una reversión reversible

(AS).- Esta reversión, ¿es un fenómeno exclusivo de la Comunidad Valenciana o son previsibles situaciones parecidas en otros territorios?

(CR).- Desgraciadamente, es de temer que esta situación pueda darse en otros territorios, si se tiene en cuenta que los resultados más favorables parecen tener poco valor para ciertos políticos. Ante posiciones ideológicas inflexibles, poco puede hacerse.

(AS).- A pesar de sus cifras de gestión, ¿puede decirse que ya no hay futuro para el modelo Alzira? 

(CR).- Mientras determinados políticos tomen decisiones basadas en posiciones ideológicas irreductibles, obviando los resultados más positivos, desgraciadamente, no habrá futuro para un modelo que ha alcanzado prestigio internacional. No obstante, desde ASPE, vamos a seguir la lucha para que esto cambie.

(AS).- ¿Como viven este proceso sus profesionales?

(CR).- El Grupo Ribera Salud es una de las empresas que más empleo ha creado en los últimos años en la Comunidad Valenciana, con cerca de 6.000 empleos nuevos directos y sin necesidad de engrosar la estructura de personal de la Generalitat.

El plan de la Consejería para asumir la plantilla de La Ribera pasa por que los trabajadores laborales no estatutarios de este centro se conviertan en personal a extinguir. En las últimas semanas, y a medida que se acercaba la fecha de la reversión, más de 75 profesionales han abandonado el centro, en lo que representa una clara fuga de talentos. Esto, junto a lo que nos quede por ver a partir de ahora, adelanta que la reversión es firme y un hecho de importantes consecuencias para los profesionales.

Política versus  interés general

(AS).- ¿En qué medida pueden afectar los posicionamientos políticos contrarios a la colaboración público-privada a la salud de los ciudadanos?

(CR).- De forma directa. Los políticos toman sus decisiones y los ciudadanos son los principales beneficiados, o perjudicados, en todos los ámbitos; especialmente en un área tan sensible como la salud. Al ciudadano de a pie le da igual la titularidad del centro al que acude para ser tratado. Lo que quiere es resolver su problema de salud de la forma más rápida y efectiva posible. Y todo lo demás, le sobra.

Si realmente algunos políticos se tomasen en serio eso de que el paciente es el centro del sistema, se le daría verdadera capacidad de decisión a la hora elegir por quién desea ser atendido. Con las trabas que actualmente se le ponen a su capacidad de elección, se le priva de su derecho a ser realmente un agente activo de su propia salud.

Opinión desde Europa

(CR).- Es oportuno recordar que la Unión Europea de Hospitales Privados (UEHP) presentó hace dos meses, en la sede de Bruselas de la Unión Europea, un estudio en el que el experto científico independiente Hans Martens llega a la conclusión de que los diferentes sistemas nacionales de salud de los estados miembros de la UE no serían viables, ni sostenibles, sin el apoyo de la Sanidad Privada europea. Dentro de una realidad que es común a toda Europa.

(AS).- ¿Qué le suscitan los términos dogmatismo político y salud cuando aparecen juntos?

(CR).-La política debe estar al servicio del ciudadano, en el momento en el que no es así, algo falla. El sector sanitario, al igual que ocurre en otros, ha ido evolucionando, porque la realidad española es diferente a la que había hace unos años. Por señalar solo un aspecto, conviene tener muy presente que la cronicidad será uno de los grandes problemas a los que tendrá que hacer frente el SNS.

Es vital que los políticos sean conscientes de la realidad que viven los ciudadanos. Que sepan cuáles son sus problemas reales y que legislen para hacerles frente de forma eficaz, dejando a un lado los dogmas inservibles.

(AS).- Por favor, defina el grado de adaptación del sector a la nueva normativa europea y española en materia de protección de datos. ¿En qué medida contribuye ASPE a que sus asociados afronten con éxito este desafío organizativo?

(CR).- España cuenta con 7,8 millones de personas que han optado por un seguro privado de salud y con mas de 450 hospitales privados que suman mas de 50.000 camas. Con este volumen, es fácil comprender la importancia que el cuidado de los datos tiene para nuestro sector.

El próximo mes de mayo entrará plenamente en vigor el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos. Se trata de una normativa que es de obligado cumplimiento en la Unión Europea y, al no tratarse de una directiva, no exige su transposición a una ley nacional, sino que es de aplicación directa. La nueva regulación no solo implica un importante incremento de las posibles sanciones por incumplimiento, además, supone un importante cambio de paradigma en la asunción de responsabilidades por parte de las organizaciones que traten datos personales. De forma que la empresa debe tener un papel proactivo en dicha protección de datos personales.

Del mayor interés

(CR).- Por ello, en el mes de febrero organizamos una jornada con la empresa Alaro Avant, colaboradora de ASPE, para informar pormenorizadamente a nuestros asociados de todas las novedades. El encuentro suscitó un enorme interés, que se vio reflejado en el gran número de asistentes y en el debate que se generó tras cada ponencia.

Para nuestros asociados, el cuidado de los datos siempre ha sido una máxima. La exigencia de excelencia del sector sanitario privado español abarca no sólo la prevención, la calidad y el cuidado del paciente 0 la formación de los profesionales de nuestros hospitales y clínicas, sino todos los aspectos relacionados con la gestión.

(AS).- Resuma, por favor, el caso Barnaclínic. ¿Representa un fenómeno lesivo para el sector y los intereses de los ciudadanos?

(CR).- Creada en el año 2000 y participada en un 100 por ciento por capital público, Barnaclínic S.A. es una sociedad mercantil que utiliza recursos del Hospital Clínic de Barcelona, como camas de UCI, aparatos de diagnóstico o recursos humanos a cambio de un alquiler. Su actividad es exclusivamente privada.

La línea que diferencia si un recurso se está utilizando para la SanidadPública o la Privada es fina, sobre todo después de que un informe de la Sindicatura de Cuentas sobre la actividad de Barnaclínic documentara que un 7,4 por ciento de las intervenciones realizadas durante el año 2012 se hicieron en horario de atención a los pacientes públicos.

Una vez conocidos los hechos, la Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES), con el apoyo decidido de ASPE, interpuso en septiembre de 2013 una demanda a Barnaclínic y el Hospital Clínic por vulneración de la Ley 15/2007 de Defensa de la Competencia y de la Ley 3/91 de Competencia Desleal; al entender que ese modelo de gestión y de prestación de servicios sanitarios perjudicaba los intereses de las entidades sanitarias privadas representadas por ACES. Se consideró, por tanto, que esa realidad suponía un claro perjuicio de la atención asistencial a los ciudadanos sin recursos. Con el doble daño de aumentar las listas de espera y de ver cómo en un hospital público se prioriza, en ventanilla, al paciente que lo puede pagar.

Victoria moral

(CR).- Posteriormente, se interpuso un recurso de apelación contra la sentencia del caso Barnaclínic, el 22 de abril de 2015. Aunque fue desestimado, en una decisión respetada pero no compartida por ASPE, quedó patente por parte de la Asociación que el hecho denunciado podría llegar a contribuir a la proliferación de un modelo de aprovechamiento de los recursos humanos y materiales de la Sanidad Pública para realizar actividades privadas, en perjuicio de los ciudadanos más vulnerables. Por lo que, a día de hoy, a ACES y ASPE les corresponde la satisfacción moral de saber que cesó aquel uso inadecuado de recursos públicos.

(AS).- ¿Habrá en España algún día un baremo de daños sanitarios que normalice juridicamente esta necesidad? 

(CR).- La comisión del Ministerio de Sanidad creada al efecto ofrecerá una propuesta en el medio plazo. Al tratarse de un grupo de trabajo con protagonismo para el profesional sanitario, ASPE consideró adecuado no participar en la composición de dicha comisión. Lo que no obsta para estimar necesaria la regulación de un baremo que garantice la seguridad jurídica de dichos profesionales y la práctica asistencial en los centros.

(AS).- ¿Saben las personas que sufren un accidente de tráfico que pueden ser trasladados y atendidos en cualquier centro asistencial, independientemente de que sea público 0 privado?

(CR).- Hay un gran desconocimiento sobre este tema, como sobre muchos otros en relación a los accidentes de trafico. Por eso, desde ASPE, pusimos en marcha en 2017  la pagina web accidentestrafico.info , donde los ciudadanos disponen de mucha información útil, en caso de sufrir un accidente de circulación. Ante esa eventualidad, es tan clave para el paciente elegir bien el centro de rehabilitación como conocer todos sus derechos. Una elección inicial equivocada respecto al centro médico puede llegar a torcer la recuperación de la persona accidentada e impedir, incluso, su total curación.

(AS).- ¿Estamos más cerca que lejos de poder disponer de una receta electrónica privada?

(CR).- Este tipo de instrumento tecnológico supondría una clara ventaja para el paciente. Sin embargo, se trata de un proyecto de desarrollo muy complejo que pivota sobre el médico y el farmacéutico como actores principales. Ambas esferas profesionales son sectores muy capilarizados en España. Baste decir que, de los más de 250.000 profesionales de la sanidad privada, trabajan en hospitales unos 90.000, de los cuales el 22 por ciento son médicos. Lo que supone que hay un 78 por ciento de facultativos distribuidos en infinidad de consultas por todo el país.

Deja un comentario