Política y Sociedad Antonio Cabrera, ante el nuevo curso

Para el secreterio general de Sanidad de CCOO, la prioridad está en la recuperación del empleo

Antonio Cabrera, secretario general de FSS-CCOO

Antonio Cabrera, secretario general de FSS-CCOO

Cinco años y medio en la Secretaría General de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO), han convertido a Antonio Cabrera en una presencia tranquila y propicia al diálogo allí donde se traten asuntos  que atañen al sector. En este inicio de curso, con unas elecciones municipales y autonómicas a la vuelta de la esquina, el calendario de movilizaciones adquiere especial relevancia, a falta de acuerdos. En el punto de mira del sindicato, la recuperación del empleo.

Y para esa recuperación laboral los dirigentes sindicales saben muy bien que hay que negociar. De ahí la fijación de los sindicatos que componen el Ámbito de Negociación (FSS-CCOO, FSP-UGT, CSI-F, CESM y SATSE) por retomar el diálogo que se estaba llevando a cabo dentro del Ámbito de Negociación del Sistema Nacional de Salud con el ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Se trata de conseguir dar cumplimiento al calendario que se habían fijado al comienzo de las reuniones con las autoridades ministeriales, hace aproximadamente un año.

Desacuerdo con ciertos puntos del RD de Troncalidad

En cuanto a contenidos, uno de los que más le preocupa al secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, Antonio Cabrera, son ciertos puntos incluidos en el Real Decreto sobre la Troncalidad. Al igual que el presidente del CSI-F, Fernando Molina, Cabrera se queja de que las autoridades ministeriales no sólo no les han informado sino de que también han pasado de la negativa expresa que los sindicatos habían opuesto a algunos aspectos de la normativa.

Puntos de discrepancias son las especialidades de la profesión enfermera, concretamente en lo referente a formación de las mismas. Así mientras la postura ministerial estuvo basada en que la formación especializada no era motivo de negociación, puesto que el texto sólo se hallaba en período de consulta, los sindicatos han mantenido que la formación, al repercutir directamente en las condiciones de trabajo, la convierte en materia de discusión dentro de ese ámbito. Así que la postura de los sindicatos es la necesidad de abordar nuevamente esos contenidos. Es decir, comenzar desde el principio.

La necesidad del Observatorio

La activación del Observatorio Nacional del SNS también preocupa a Cabrera, puesto que “andan en juego grupos de trabajo tan determinantes como el de la evolución del empleo sanitario, que estudiará la crisis de empleo; los ratios de profesionales vinculados a la Mesa del Empleo por acción protegida y por servicios prestados, como ya se está haciendo a nivel europeo; la homogeneización de las condiciones laborales y la clasificación y el desarrollo de la carrera profesional”.

Otro tema que aguarda y que, según Antonio Cabera, tienen comprometido por parte de la Administración es la gestión sanitaria; concretamente, las unidades de gestión clínica, en cuyo caso argumenta que, aunque “el Ministerio lo tratara con el Foro de la Profesión Médica- aunque nosotros denunciamos que los del Foro no están capacitados para negociar-, es obligado que pase por el legitimado Ámbito de Negociación”.

La vuelta de los derechos

En el Ámbito de la Mesa General también se han movido. Y cuenta que “hemos exigido, por carta, al ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que, puesto que estamos en una mejor situación económica, que pactemos un calendario para saber cómo nos van a devolver todos esos derechos de los que nos han ido despojando: jornada laboral, días de descanso, salarios, pagas extras… en fin que convoquen una reunión para ver como lo abordaremos”. Como argumento expone que países como Portugal, habiendo tenido que ser intervenido, y Alemania ya están en ello. Y se pregunta: “¿por qué no los españoles, si mantienen que hemos sido los únicos que salimos de la crisis?. Que lo demuestren!”.

Ya en colaboración con el sector privado, el sindicato está pendiente del cierre antes del mes de diciembre de un convenio de ámbito estatal  con el sector de químicas privadas (Federación Nacional de Químicas Privadas).

En cuanto al futuro inmediato, Cabrera prevé un año calentito en cuanto a movilizaciones, “puesto que estamos saliendo de la crisis solo a golpe de recortes. Nuestra fijación prioritaria es la recuperación del empleo, sobre todo en la función pública”. Solo en el sector sanitario, según CCOO la pérdida global de empleo ha sido de unos 70.000 trabajadores