Política y Sociedad Según los clínicos y políticos reunidos por la Fundación Bamberg en su última cita

La pandemia de la Covid-19 provocará una transformación radical del sistema sanitario

La pandemia provocará una radical transformación del sistema sanitario, según han afirmado los clínicos y políticos sanitarios reunidos por la Fundación Bamberg en la primera entrega del ciclo de encuentros ‘Conviviendo con el Covid-19‘, celebrada después de las vacaciones y que, en esta ocasión, se centró en el impacto de las epidemias y las enfermedades infecciosas en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Ignacio Para

Oídos muy atentos

El presidente de la Fundación Bamberg, Ignacio Para, abrió este encuentro con mención a que esta fue la primera gran cita destinada a conocer el impacto de las epidemias y las enfermedades infeccionas en el sistema sanitario y en la salud de los ciudadanos.

Todo ello para afianzar conceptos sobre la progresión de mutaciones tanto de virus de la gripe como de los coronavirus, así como otros virus, como el VIH, el de la gripe aviar, el H7N9 o el del Ébola, entre otros, sin olvidar el grave problema de las nuevas bacterias multirresistentes a todo tipo de antibióticos y su relación con las infecciones nosocomiales, como apostilló Ignacio Para.

Por estas razones, Para celebró la importancia de contar con las fundadas opiniones técnicas de un selecto grupo de microbiólogos, virólogos, inmunólogos, infectólogos, epidemiólogos y expertos en Salud Pública y bioterrorismo, así como de gestores y responsables de las Administraciones públicas. En sus reflexiones iniciales, vio en la gran movilidad del mundo actual, gracias al abaratamiento de los transportes, una de las principales causas de los fenómenos pandémicos globales.

Esta es una realidad inevitable, y muy favorable en muchos otros aspectos, ante la que, sin embargo, pidió este orador resilencia frente a la adversidad que representa la actual crisis, aliento para la sociedad y, por supuesto, también para los profesionales sanitarios, a la vez que encuentra muy oportuno hacer un horizon scanning, junto a la industria farmacéutica, para saber cuáles son los medicamentos curativos que están en ciernes.

Una agencia nacional

Pide el presidente de esta Fundación crear un ente u organismo estatal para la evaluación de estrategias terapéuticas autonómicas de éxito, con el objetivo de que las mejores puedan ser extrapoladas a todos los territorios, en el estilo de lo que podría haber sido el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), antes de haber resultado algo desvirtuado en sus últimos procesos de adquisiciones, además de crear un centro de inteligencia sanitaria capaz de anticiparse a pandemias y evitar, con todos los medios posibles, que se puedan confirmar los peores temores.

A esto último, Para también sumó el deseo de la Fundación Bamberg, ya expresado desde antiguo, de que las decisiones del Consejo Interterritorial del SNS sean vinculantes para todas las Administraciones de las comunidades autónomas.

Novedades a la vista

El presidente de la Fundación Bamberg anunció la próxima publicación de un libro colaborativo sobre la nueva Medicina que está por venir tras la pandemia y emplazó a todos los asistentes a acudir a la próxima cita de esta entidad, que se llevará a cabo el 5 de octubre, y en la que se abordará la necesaria reforma de la Atención Primaria en España.

Finalmente, y tras desear el mayor de los éxitos a los políticos sanitarios invitados a este encuentro, Para se mostró confiado en que Andalucía y la Comunidad de Madrid verán coronadas por el éxito todos sus esfuerzos al servicio de la salud de sus ciudadanos.

Mientras, ampliado el foco al espectro nacional, razonó Para que no se pueden poner puertas al campo y expresó sus deseos de que la inevitable segunda ola de la Covid-19 no sea tan trágica como la primera.

Jesús Aguirre

Aprender de la listeriosis

El consejero de Sanidad de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, explicó que la región a la que representa pudo llevar cierta ventaja a otras comunidades autónomas cuando estalló la crisis sanitaria del nuevo coronavirus porque había tenido la experiencia previa de la listeriosis, provocada poco antes por la contaminación alimentaria debida a la listeria monocytogenes.

Para Jesús Aguirre, resultó una sorpresa, ya como titular de la cartera sanitaria del Gobierno andaluz, tener que afrontar una bacteremia con 17 casos, con una fuerte presión asistencial y con la necesidad de crear un doble circuito en Sevilla, con gran protagonismo del Hospital Universitario Virgen del Rocío.

En ese sentido, Aguirre se felicitó al poder hacer hoy estos cestos con aquellos mimbres, a pesar de que el actual coronavirus se desmarque bastante de los otros patógenos de su tipo que protagonizaron el cambio de siglo con mucho menor impacto mundial.

También se refirió Aguirre a las 40 personas afectadas por la fiebre del Nilo, de nuevo en Sevilla, a causa de la transmisión debida a aves migratorias y mosquitos que están siendo combatidos en fase larvaria de la enfermedad, mediante fumigación, medida que, lamenta, no impidió, hasta la fecha, el fallecimiento de cuatro personas.

Primer error de bulto

Como recordó el consejero andaluz, los  patógenos no entienden de límites geográficos o políticos, por lo que considera como primer gran error del sistema autonómico vigente que la primera competencia transferida a las Administraciones de las regiones fuera precisamente la de Salud Pública, para cuyo remedio propuso dotar al Consejo Interterritorial del SNS de carácter ejecutivo con capacidad para adoptar decisiones vinculantes para todos los territorios, como ya había planteado Para.

Según Aguirre, el pasado 9 de septiembre, la Junta de Andalucía convalidó un decreto de refuerzo de la Salud Pública desde los centros de salud, con participación de preventivistas, Enfermería y médicos, mientras que en el plano nacional, lamenta que las reuniones semanales con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, no sean más útiles en materia de coordinación, además de rechazar que las prioridades políticas impidan una acción más unitaria en el país.

Mariano Esteban y Emilio Bouza

Del siglo de Pericles a la Gran Guerra

La primera sesión de este seminario online se propuso describir el estado del arte respecto a las nuevas vacunas, antivirales y antibióticos en un contexto de pandemia, junto al mayor conocimiento posible sobre el sistema inmunitario humano.

El catedrático y jefe emérito del Servicio de Microbiología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, el doctor Emilio Bouza, recordó que la brillante Atenas de Pericles periclitó por la gran peste que asoló a la polis donde nació la Democracia clásica y que se llevó, no solo a este gran estadista, sino también a dos de sus hijos, allá por el siglo V antes de Cristo.

Emilio Bouza añadió que, luego, vinieron catástrofes infecciosas, como la gran mortandad que afectó al Imperio Romano de los emperadores Marco Aurelio y Comodo, la peste bubónica medieval que mató a la tercera parte de la población europea y la más reciente gripe del 1918, que segó más vidas que las dos Guerras Mundiales del siglo XX, centuria especialmente sangrienta, por otro lado.

Para Bouza, la actual pandemia pilló por sorpresa a los países desarrollados, confiados en la idea de que las grandes enfermedades, como el ébola, son cosa circunscrita a las naciones de rentas bajas, cuando, como se vio, la raza no afecta a los estragos que provoca el SARS-CoV-2, aunque sí existen factores genéticos que lo condicionan. En otro aspecto, también recalcó su preocupación por este virus y el de la gripe, tan próximo a llegar al hemisferio Norte.

Peligroso desdén por los virus

También desde el ángulo de la investigación, el profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB), el doctor Mariano Esteban, denunció el desinterés general por la investigación en virus, traducido en dificultades muy habituales para los virólogos y sufridas por sus 50 años de experiencia en la materia, tal como declaró.

Para Mariano Esteban, los virus son los microorganismos más abundantes de la naturaleza, mucho más que las bacterias, y señaló que algunos son causantes de enfermedades hemorrágicas que podrían saltar con facilidad de los animales a los humanos. Por eso, advirtió de que habrá nuevos virus del impacto del que provocó la actual pandemia, y su rémora de pérdidas de vidas.

Ante esto, la prioridad es detectar rápido y contar con antivirales eficaces, además de desarrollar vacunas, como sugirió Esteban, dado que estos fármacos salvan cada año la vida de tres millones de personas en el mundo, especialmente niños.

En cualquier caso, este investigador dejó claro que llegarán nuevas pandemias a las que habrá que oponer una investigación fuerte para conocer el mecanismo de acción y control de los patógenos. En ese camino, confirmó que se desconoce el reservorio animal del SARS-CoV-2, aunque descartó los perros, gatos y vacas.

José Ramón Arribas, Benito Almirante y Santiago Moreno

La visión de los profesionales

El jefe del Servicio de Enfermedades infecciosas del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, el doctor Benito Almirante, estima que la nueva enfermedad invirtió la pirámide de las patologías, al afectar mucho más a los ancianos que a los niños, quizás por darse cierta inmunización pediátrica en edades infantiles.

Junto a ello, nadie imaginaba en febrero que el 80 por ciento de la actividad de un hospital iba a estar ocupada por una sola enfermedad y que la población iba a resultar diezmada. Señaló, Benito Almirante, dos aspectos. En primer lugar, la profunda reorganización sanitaria de los últimos meses.

Mientras, la segunda reflexión de Almirante fue que nunca se había aprendido tanto y tan rápido de una enfermedad, aunque quede tanto por descubrir, al tiempo que poder disponer de una vacuna en solo 12 meses era algo impensable hasta hace muy poco. Sobre el SARS-CoV-2, estableció que, junto a unos mayores secuelas para el aparato respiratorio, también se observan complicaciones a nivel sistémico por tromboembolismo.

Posibilidades de inmunidad cruzada

El jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas en el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, el doctor Santiago Moreno, habló de cierta protección frente a la enfermedad por inmunidad cruzada gracias a los catarros causados previamente por otros coronavirus.

Igualmente, considera Santiago Moreno que podría haber alguna inmunización frente a la progresión de la infección en aquellas personas que ya pasaron la enfermedad, sin hacer imposible la reinfección, por otro lado. Paradójicamente, no se atrevió a formular hipótesis sobre el alto número de infecciones de la Covid-19 en España.

Hospitales al 90 por ciento

El jefe de Sección de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario La Paz de Madrid, el doctor José Ramón Arribas, admitió que hoy se ignora todavía por qué hay personas que no se infectan, aunque recordó que ni siquiera la peste medieval infectaba y mataba a todo el mundo.

Para este clínico, la presión asistencial ya es manifiesta en la Comunidad de Madrid, porque se fuerza la actividad de hospitales que trabajan, como norma, siempre al 90 por ciento. A su juicio, quitar recursos contra las infecciones es tan absurdo para los países como disolver sus ejércitos, si se tiene en cuenta que Bill Gates ya alertó hace dos años de que los virus matarán a más personas en el futuro que las propias guerras.

Pedro Alsina e Inés Ribeiro

En clave industrial

De cara a contar con la opinión de los laboratorios, este encuentro contó con la participación de dos directivos de la industria farmacéutica. En primer lugar, la Government Affairs Directo de Gilead España y Portugal, Inés Ribeiro, definió el debate como oportuno desde la óptica de la compañía a la que representa, la cual está “comprometida” con el tratamiento y la curación de graves enfermedades transmisibles.

Destacó Inés Ribeiro el tiempo récord empleado para el primer antiviral aprobado, remdesivir, con la colaboración de 37 hospitales españoles y una cifra actualizada de 7.500 pacientes tratados, al lograr en apenas seis meses progresos que hubiesen tardado años en otros tiempos, dado que España es el primer país del continente en número de investigaciones sobre Covid-19, con 80 ensayos clínicos, ocupando el liderazgo en Europa y el cuarto puesto del mundo.

Apuesta Ribeiro por los modelos de colaboración público privada, la innovación que genera cambios disruptivos, la mejor atención al paciente y la búsqueda de superiores resultados sanitarios, así como por los medios que aportan valor y la humanización desde el ámbito comunitario con enfoques individualizados.

Puntal en vacunas

El responsable de Public Affairs Vaccines de Sanofi España, Pedro Alsina, vinculó el nacer de esta compañía a los orígenes de la vacunología en Francia y Estados Unidos, con instalaciones que hoy facilitan la protección a 500 millones de personas en el mundo.

Todo ello a partir de propuestas que hacen factible tanto erradicar la poliomelitis en el mundo a medio plazo, ya que hoy se encuentra arrinconada en Pakistán y Afganistán, como usar tecnología recombinante para una vacuna candidata para proteger del nuevo coronavirus. Pedro Alsina atestigua que hay que vigilar muy de cerca las posibles zoonosis de rna por transmisión aérea y lograr una gobernanza internacional que haga universal el concepto One-Health.

Ignacio López Balboa

Informar con criterio

Ignacio López Balboa, que es patrono de la Fundación Bamberg, moderó la sesión destinada a conocer la visión de los expertos sobre Salud Pública y gestión epidemiológica, en la que se debatió sobre las medidas preventivas y de Salud Pública, la gestión epidemiológica y el bioterrorismo en un contexto de globalización e intensas migraciones y el impacto que esto supone en el sistema sanitario.

Pide Ignacio López Balboa más información con criterio que meras opiniones desde el vulgo o, incluso, no pocos profesionales sanitarios que a veces se lanzan a hablar sin mucho tino. Además, comentó que, en algunos países avanzados, hay mejor retribución en Atención Primaria que hospitalaria.

López Balboa citó a William Osler, que describió la Medicina como el arte de la probabilidad, Además de entonar un verso del Siglo de Oro español que confía en los remedios que pueden venir de la naturaleza para contrarrestar a sus mismos males. O si no, a confiar en los laboratorios farmacéuticos.

Antoni Trilla y Ángel Gil

Cosas nunca vistas

El jefe del servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona, el doctor Antoni Trilla, partió de lo restrictivo de las pruebas iniciales en unos meses en las que ya había personas infectadas circulando.

Junto a esta deficiente estrategia inicial de la autoridad sanitaria, destacó Antoni Trilla la falta de robustez en el manejo de los datos, A lo que se opuso una rápida transformación de los hospitales al crear de la nada Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en 48 horas y ver algo inédito, como en la película Blade Runner, como traumatólogos en boxes de urgencias.

A todo ello siguió la difusión de medios antiguos y casi pre científicos, como las mascarillas o la distancia interpersonal y un relajamiento durante el verano, sin tener presente la inminencia de la segunda ola de la Covid-19. De todo ello, Trilla extrajo humildad y conocimiento rápidamente acumulado, a pesar de la epidemia de información, o infodemia, denunciada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Reforzar la Atención Primaria

El catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid, el doctor Ángel Gil, detecta ciertos desenfoques iniciales sobre el uso de las mascarillas al principio, junto a profesionales protegidos con bolsas de basura, mientras que todavía hoy hay hospitales que esperarona septiembre para buscar enfermeras, cuando tendrían que haber empezado en junio.

Se alineó Ángel Gil con Martín Zurro y su ensalzamiento de la Atención Primaria frente a la descapitalización de sus recursos humanos en poco más de una década, con el deseo de recuperarla desde todo lo aprendido. Para él, el SNS es un buen sistema, con capacidad de respuesta susceptible de mejora con mayores recursos humanos y materiales.

En ese sentido, alega Gil que la Atención Primaria asume el 85 por ciento de la atención sanitaria, por lo que pide dar continuidad de los programas de prevención y protección, porque, por encima de los 65 años, se disparan la multimorbilidad y la vulnerabilidad frente a los contagios.

Apóstol de las vacunas

El presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), el doctor Amós José García Rojas, proclamó la importancia de tener una Salud Pública potente tanto para enfermedades transmisibles y no transmisibles, aunque en España su estructura estaba muy debilitada cuando llegó la pandemia, donde el nivel de desarrollo propició un exceso de confianza que hizo bajar la guardia.

Juan José Camacho

Representante autonómico

El director general de Salud Pública de la Junta de Castilla-La Mancha, Juan José Camacho, asume que la figura de los políticos sanitarios es propicia al “pim, pam, pum”, aunque entre ellos siempre hay de todo, buenos, malos o regulares, ya que deben lidiar con inercias del sistema que impiden adaptarse a nuevas circunstancias, aunque las habidas desde marzo pasado eran inimaginables.

Asume Juan José Camacho que hay que desmontar sistemas de información que se mostraron inútiles y primar los datos veraces desde el descomunal trabajo realizado por los epidemiólogos, aunque subsisten dificultades para mantener el equilibrio entre la incertidumbre y la urgencia de tomar decisiones, ante necesidades complejas.

Todo ello desde el principio de que, en gestión sanitaria, definir bien los problemas es mucho más recomendable que el triunfalismo, por lo que hay que aprender también mucho de los errores y de la propia inseguridad de los decisores.

Luis Enrique Martín

Cuidado con el bioterrorismo

El coronel veterinario Luis Enrique Martín estima que informar bien no es alarmar, aunque la amenaza biológica sea una realidad potencial que exija anticipación e inversiones bien dirigidas. Además, este  responsable de la Coordinación de la Red de Laboratorios de Alerta Biológica (RE-LAB) en VISAVET – UCM), alerta sobre las amenazas biofísicas, porque el cerebro será el próximo campo de batalla de las guerras con armas psicotrónicas, dado que es un órgano con electromagnetismo, una aparente ciencia ficción que no exime de estar hoy preparados, ya que, a su juicio, ser reactivos en estos temas conlleva mayores gastos y peligros.

Asegura Luis Enrique Martín que España puede ser un gran “campo de minas” por la amenaza vectorial y la introducción de patógenos, que buscan sus favorables condiciones de calor y humedad. Además, no niega, ni tampoco afirma, que el nuevo coronavirus pudiera haber tenido un origen manipulado, ya que su comportamiento es prototípico en daños.

Más presencia para los pacientes

El responsable científico del Foro Español de Pacientes, el doctor José Luis Baquero, intervino fuera de programa para reivindicar la colaboración del colectivo de pacientes, que ya cuenta con cuadros representativos muy preparados y plenamente capaces de colaborar con las Administraciones sanitarias.

Mario Mingo y Antonio Zapatero

Mayor responsabilidad social

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, destacó la importancia del comportamiento cívico de los ciudadanos, aunque encuentra paradójico que países como Italia, con contención social más laxa, ofrezca índices de contagio inferiores a los españoles.

No obstante, Antonio Zapatero también ve inadecuado que en el propio país coexista cierto aire festivo con un número de fallecimientos por la Covid-19 todavía destacable, en una nación, recalcó, en el que las personas jóvenes, infectadas o no, tienen una media de entre 15 y 20 contactos diarios. En la cuestión organizativa, sentenció que es preciso crear una agencia estatal de Salud Pública y potenciar la Atención Primaria, tal como defienden con claridad los médicos internistas en los propios hospitales.

Principales ideas

Mario Mingo, que es el presidente del Consejo Asesor de la Fundación Bamberg, resumió este encuentro con la conclusión de que habrá más coordinación cuando se disponga de una agencia nacional que aúne Sanidad Pública, Animal y Exterior, para aprender de las catastróficas pandemias que causan crisis sanitarias, sociales y económicas y dar argumentos para superar cualquier negacionismo.

Esta cita concluyó, en palabras de Mario Mingo, con un llamamiento a acomodar la parte económica y sanitaria de la política, a permitir mayores avances en inmunización y a propiciar que la población se vacune contra la gripe.

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    ¿Un cambio de… “más de lo mismo”?
    Desde hace bastantes años me llama la atención la gran cantidad de ociosos que parasitan nuestra sanidad. Estos no tienen horarios de trabajo que cumplir, aparte de tener el don de la ubicuidad. Opino que una forma de localizarlos es observando los participantes en este tipo de falsas reuniones científicas que auspician los laboratorios y/o las empresas ligadas al sector médico.
    Por supuesto que todas las opiniones y puntos de vista son muy respetables, faltaría más. Pero ya me dirán que objetividad y diversidad de puntos de vista se buscan cuando en estos saraos, la práctica totalidad de sus participantes pertenecen a sólo uno de los colectivos que intervienen en la atención sanitaria. Lo de la participación de cargos públicos en las mismas, sencillamente, me causa vergüenza ajena. Máxime considerando la “gestión” (médica) que se viene haciendo de la presente crisis sanitaria y sus consecuencias.
    Y claro que nuestra sanidad deberá cambiar. Para empezar nuestra sociedad no se puede permitir el gasto que supone el formar al doble de médicos de los que son necesarios para cubrir las necesidades asistenciales. Es fácil constatar en nuestro sistema sanitario que a mayor número de médicos se da un más alto número de tratamientos y pruebas innecesarias. Esto se llama medicalización, y sus consecuencias pueden hacer inviable un sistema sanitario público, en favor de una farsa asistencial privada.
    No hay que ser economista, como alguno de los de la fundación protagonista de la noticia anterior, para advertir nuestra disparatada administración sanitaria. Una “organización” que permite que España sea el cuarto país de Europa en cuanto a número de médicos, lo cual en principio, no parece mal. El disparate resulta cuando se comprueba que es el número 24, es decir, también el cuarto, pero por la cola, en cuanto a número de enfermeras. Esta discordancia resulta inexplicable, pues las listas de espera, según ello, no deberían provenir de la esfera médica. ¿Cuantos médicos sobrarían en la sanidad española si tuvieran una dotación acorde al número de enfermeras?. No hay que hacer grandes cálculos para contestar, se trata de una simple regla de tres.