Industria farmacéutica Según los resultados de una encuesta multicéntrica de esta compañía

Los pacientes con esclerosis múltiple prefieren la pluma Sensoready, de Novartis

— Madrid 16 Feb, 2021 - 11:28 am

La compañia farmacéutica Novartis ha anunciado nuevos resultados de una encuesta multicéntrica que muestra que las personas con esclerosis múltiple recurrente (EMR) y el personal de Enfermería prefieren la pluma autoinyectable Sensoready para la autoadministración de Kesimpta (ofatumumab) frente a otros tratamientos modificadores de la enfermedad (TME) autoinyectables utilizados en esclerosis múltiple.

Estos datos, que se presentarán en la sexta reunión anual del Comité Europeo para el Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple (ACTRIMS), que se llevará a cabo desde el jueves, 25 de febrero, y hasta el sábado, 27 del mismo mes, continúan mostrando que “Kesimpta tiene el potencial de convertirse en una opción de tratamiento de primera elección, ya que su fácil administración juega un papel importante en la satisfacción del paciente y la adherencia”, resalta este laboratorio.

Estelle Vester-Blokland

“Como enfermera especializada en esclerosis múltiple, para mí es importante saber que los pacientes que sufren la enfermedad podrán autoadministrarse su tratamiento satisfactoriamente”, comenta Amy Perrin Ross. “La pluma autoinyectable Sensoready es fácil de ajustar y utilizar, por lo que las personas con EMR pueden confiar en que podrán autoadministrarse el tratamiento de forma autónoma y cómoda”, añade.

“Para las personas que viven con una enfermedad crónica como la esclerosis múltiple recurrente, acceder a tratamientos de alta eficacia y mantener su autonomía es primordial”, manifiesta la directora global de Medicina del área de Neurociencias de Novartis, la doctora Estelle Vester-Blokland.

Terapia dirigida a células B

Sobre Kesimpta, esta compañía farmacéutica señala que se trata de “una terapia dirigida a células B que ofrece una eficacia superior en comparación con la teriflunomida y cuyo análisis post hoc demostró que cerca de nueve de cada 10 pacientes tratados con el medicamento lograron la no evidencia de actividad de la enfermedad (NEDA-3) en su segundo año de tratamiento”

Kesimpta recibió la opinión positiva de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) el pasado 29 de enero, con base en dos ensayos en Fase III en los que mostró una reducción en la Tasa Anualizada de Brotes (TAB) de más del 50 por ciento, con una disminución del riesgo relativo de la progresión confirmada de la discapacidad (CDP) de más del 30 por ciento a tres meses en comparación con la teriflunomida, un tratamiento de primera línea en esclerosis múltiple.