Política y Sociedad las Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública alertan de "un estancamiento"

Las organizaciones de pacientes, preocupadas por los últimos datos de Sanidad sobre listas de espera

— Madrid 28 May, 2020 - 4:24 pm

La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) ha calificado de “extremadamente preocupantes” los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad sobre las listas de espera, que muestran la situación a 31 de diciembre de 2019, y que reflejan que “la posibilidad de un colapso en los tiempos de atención es ya una realidad que se vive tras los peores momentos de la pandemia”.

Según este informe, el total de pacientes en lista de espera quirúrgica ese mes era 704.997, un total de 36.709 más que en diciembre de 2018. La presidenta de esta organización, Carina Escobar, afirma que los primeros grandes afectados por estos datos serán los pacientes con enfermedades crónicas, “quienes están sufriendo ya una de las peores caras de la crisis del coronavirus, porque son más vulnerables y están especialmente preocupados y confusos ante su situación personal en el nuevo escenario de desescalada”.

Carina Escobar

Las cifras “solo vienen a incrementar una situación que ya era muy compleja antes de la crisis del coronavirus, porque cada día que pasa sin que se normalice la atención sanitaria, aumentan las muertes, se retrasan diagnósticos y empeoran los pacientes con patologías crónicas”, indica Carina Escobar.

Por su parte, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) señala que “los datos que se ofrecen en cuanto a lista de espera quirúrgica suponen, básicamente, un estancamiento de la situación anterior”. Además, en espera quirúrgica, “el número de entradas (2.469.230) supera al de salidas por intervención (2.050.146), lo que hace esperar un empeoramiento de la situación”.

En consultas externas

“La lista de espera de consultas externas tiene una situación parecida. Ha aumentado respecto a diciembre de 2018 el número de personas /1.000 habitantes, pasando de 62,48 a 63,72; disminuye la demora media, que pasa de 96 a 88 días; y aumenta el porcentaje con una espera superior a 60 días, que pasa del 43,8 por ciento al 49,1 por ciento”, describe la FADSP, que añade que “esta lista solo recoge las primeras consultas, lo que falsea un tanto la realidad porque la mayoría de las comunidades autónomas incentivan estas en detrimento de las sucesivas, cuya demora se ha incrementado notablemente”.

“En todo caso, es evidente que estamos en una situación muy preocupante, que no ha mejorado en este periodo y que es uno de los principales problemas del Sistema Nacional de Salud (SNS), que se ha cronificado, y en el que, además, se manifiesta una intolerable variabilidad entre comunidades”, continúa esta organización. En este sentido, la POP destaca que “aumenta la inequidad entre comunidades autónomas, una situación que históricamente se viene denunciando. Así, en comunidades donde se han registrado pocos casos de coronavirus, como sucede en el caso de Canarias y Ceuta y Melilla, la incidencia en las listas será mucho menor que en Madrid o en Cataluña”.

Impacto de la Covid-19

“Aunque el informe no lo refleja, la situación de ambas listas de espera ha tenido un empeoramiento muy significativo con la pandemia por la Covid-19. Desde la FADSP, entendemos que hay que realizar un Plan de abordaje de las listas de espera”, insisten.

Mientras, la referida Plataforma reclama al Ejecutivo la “inmediata puesta en marcha” de un plan de acción que “ayude a recuperar el tiempo perdido”. “Es fundamental abrir las listas de espera a la asistencia tanto por la mañana como por la tarde, manteniendo los conocidos ya como circuitos limpios -diferenciando los casos sospechosos de Covid-19 de otros pacientes-, así como la pronta reanudación de pruebas, análisis y cirugías con toda la seguridad que necesitan y merecen los pacientes de riesgo”, comenta.