Política y Sociedad Con el envío de las primeras 440 cartas a mujeres de entre 25 y 29 años

Osakidetza extiende a Álava el programa de cribado de cáncer de cérvix

— Vitoria (Álava) 5 Dic, 2018 - 2:08 pm

Osakidetza ha iniciado ya el despliegue en Álava del Programa de Cribado de Cáncer de Cérvix, con el envío de las primeras 440 cartas a las mujeres de entre 25 y 29 años, en las que se indica la cita para que acudan a la matrona de su centro de salud, misivas que empezaron a llegar durante la última semana de noviembre.

En concreto, el Departamento de Salud del Gobierno del País Vasco señala que, desde el pasado 3 de diciembre, en los centros de Lakuabizkarra, Salburua, Zabalgana, Leza, y desde el 30 de noviembre en Agurain, se comenzaron a practicar las pruebas que sirven para detectar lesiones precancerosas antes de que se desarrolle el cáncer de cuello de útero, el tercero con mayor incidencia en las mujeres.

De forma paralela, el programa continuó también el despliegue a partir del pasado 5 de diciembre, en Guipúzcoa, donde ya se puso en marcha en el mes de junio como experiencia piloto en Debabarrena. Para ello, se enviaron 88 invitaciones a mujeres de la OSI Alto Deba, que también fueron citadas a partir del 30 de noviembre en los centros de salud de Arrasate, Bergara, Oñati, Aretxabaleta y Eskoriatza.

El consejero de Salud del Ejecutivo vasco, Jon Darpón, visitó uno de los centros de la OSI Araba, el de Lakuabizkarra, en los que se llevará a cabo esta sencilla prueba. Allí, destacó que, con la implantación del programa en este territorio, se da “un paso muy importante”, ya que con actuaciones como ésta se está “contribuyendo a elevar las tasas de supervivencia” al cáncer.

Prevención y diagnóstico precoz

Asimismo, el titular de dicha Administración reiteró el compromiso de Osakidetza y del Departamento de Salud en “seguir apostando por la prevención y el diagnóstico precoz, así como por el acceso a estos programas en condiciones de igualdad, eliminando así las posibles desigualdades existentes”.

También visitaron el centro el director general de Osakidetza, Juan Luis Diego; la viceconsejera de Salud, Fátima Ansotegi; la directora de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias, Nekane Murga; el director de Asistencia Sanitaria de Osakidetza, Andoni Arcelay; y el coordinador corporativo de programas en el ámbito de la Salud en Osakidetza, Antonio Arraiza.

El programa, que desde el 5 de diciembre se extendió a la OSI Araba, a la OSI Rioja Alavesa y a la OSI Alto Deba, arrancó el pasado mes de junio en la OSI Debabarrena como experiencia piloto. El Departamento de Salud subraya que “Euskadi ha sido, de hecho, una de las primeras comunidades autónomas que ha decidido implantar este programa, que responde a un modelo poblacional; es decir, la actividad preventiva engloba a todas las mujeres con edades comprendidas entre los 25 y 65 años, de manera sistemática y mediante una invitación individual a cada mujer que acuda a realizarse la prueba”.

La implantación de dicho programa de cribado de cáncer de cérvix se está haciendo de forma progresiva, en este primer año en las mujeres de entre 25 y 29 años, franja de edad que se irá ampliando de forma paulatina hasta el año 2023, llegando a las mujeres que tienen hasta 65 años.

Extensión a las OSIs de Guipúzcoa

A partir de 2019, además, se extenderá a las OSIs de Guipúzcoa que faltan: Donostialdea, Goierri-Alto Urola, Bidasoa, Tolosaldea, así como a las de Vizcaya. En los tres primeros meses de implantación en la OSI Debabarrena, se invitaron a un total de 1.113 mujeres de entre 25 y 29 años a realizarse la prueba y el 73,5 por ciento de las mujeres de la población diana fueron cribadas, pruebas que en el 93 por ciento de los casos dieron resultado negativo. El resto se derivaron a patología cervical o se les repetirá la prueba en 2019.

Este nuevo cribado de base poblacional, que se suma a los de mama y de cáncer colorrectal puestos en marcha por Osakidetza, incorpora, además, una mejora relevante en cuanto a accesibilidad, surgida del trabajo colaborativo entre el Departamento de Salud y las asociaciones de pacientes, en este caso, con la Comisión de Igualdad de FEKOOR.

En las dos últimas décadas, múltiples estudios aportaron una sólida evidencia que confirma al virus del papiloma humano (VPH) como agente causal de la práctica totalidad de los casos de cáncer de cuello de útero y de sus lesiones precursoras que determinan cambios en las células locales (citología).

Determinación del virus VPH

En las guías europeas y españolas del año 2015 existe un consenso generalizado sobre que la prueba de determinación del virus VPH en mayores de 35 años y la citología entre 25 y 34 años puede utilizarse en programas de cribado poblacionales. El VPH es muy prevalente en menores de 35 años, por lo que en estas mujeres se valora la citología, en mayores de esta edad se valora el VPH y, si fuera preciso, también la citología.

El cribado de cáncer de cérvix se trata de una única recogida de muestra que se deposita en un medio líquido. El innovador laboratorio permite realizar las dos determinaciones: el análisis de las células (citología) y el análisis de la presencia de virus de VPH de alto riesgo.

Deja un comentario