Política y Sociedad carta promovida por asociaciones como Salud por Derecho

Casi 400 organizaciones piden que se limiten las patentes sobre vacunas y medicamentos Covid-19

— Madrid 15 Oct, 2020 - 1:36 pm

La Fundación Salud por Derecho ha informada de que “379 organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo han enviado una carta a los Estados miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para pedir que apoyen firmemente la adopción de la propuesta de la India y Sudáfrica, con la que ambos países proponen la exención -siempre de aplicación voluntaria por los Gobiernos- sobre ciertas medidas de propiedad intelectual en las futuras vacunas, medicamentos y otras herramientas de la Covid-19 mientras dure la pandemia”.

Esa petición, ‘Exención de determinadas disposiciones del Acuerdo sobre los ADPIC para la prevención, la contención y el tratamiento de la Covid-19’, fue realizada el pasado 2 de octubre por ambos países y se presentará los días 15 y 16 de octubre, en la reunión del Consejo del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio (ADPIC) en la OMC.

La carta, firmada y promovida por organizaciones como Salud por Derecho y Médicos Sin Fronteras, entre otras, advierte de que, “pese a las promesas e iniciativas mundiales en los comienzos de la pandemia, la comunidad internacional está fallando para asegurar una solución política significativa que asegure el acceso global a estos productos. Ejemplo de ello es la enorme desigualdad entre países de altos y bajos ingresos para el acceso a herramientas básicas, como las pruebas de diagnóstico”.

Mientras tanto, señala esta misiva, “la industria farmacéutica afianza sus monopolios sobre las tecnologías desarrolladas bajo el amparo de la propiedad intelectual, a pesar de que, especialmente en el contexto de la pandemia, tengan detrás enormes inversiones de dinero público. Las patentes, la exclusividad de los datos y otros derechos de propiedad intelectual impiden así la posibilidad de ampliar la fabricación, la distribución y la competencia, que daría lugar a precios más bajos y a un acceso global a todos estos productos”.

Precios altos

Desde Salud por Derecho aseguran que “la propiedad intelectual sobre las tecnologías de la Covid-19 no solo se traduce en precios altos y abusivos sobre los productos y ganancias excesivas para la industria farmacéutica, sino que, ante la imposibilidad legal de compartir el conocimiento, supone también una enorme barrera para la colaboración en la investigación y el desarrollo y la fabricación a gran escala de los productos médicos de la Covid-19”.