Juan Pablo Núñez

Punto de vista

Tratamientos para la Hepatitis C: la utopía lograda

Guardar

Punto de vista

Con motivo de la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, el presidente de la Plataforma de Afectados por Hepatitis C en Madrid, ofrece una reflexión sobre lo conseguido hasta ahora y sobre lo que se espera conseguir ante la eficiencia de los resultados obtenidos.

Cuando los enfermos de Hepatitis C nos encerramos en el Hospital 12 de Octubre pusimos de manifiesto una perversa anomalía del funcionamiento de los sistemas nacionales de salud: existía una enfermedad que afectaba a miles de personas en España y a millones en el mundo, se había descubierto una medicación con unos porcentajes de curación cercanos al 95 %, pero los enfermos no podíamos acceder a ella por su alto coste.

Cualquier persona bien informada sabe que, a partir de esa movilización popular, el Gobierno Central decidió actuar. El cambio de ministro propició un diferente enfoque que condujo a la elaboración del PLAHC, un plan estratégico que abordó la realidad de la Hepatitis C en España con un carácter integral.

Este plan se ha ido llevando con diferentes ritmos en sus cuatro líneas estratégicas y su plasmación en las actuaciones de las diferentes comunidades autónomas también ha sido muy dispar.
Discrepancias y realidades
Las dinámicas sociales han ido más allá de esas previsiones: el número de enfermos tratados ha superado las previsiones
Las asociaciones de pacientes valoramos en su momento positivamente este plan, aunque manifestamos nuestra discrepancia en varios apartados, especialmente el modelo de financiación, el número de pacientes beneficiados y el establecimiento de límites para ser tratados a los casos muy graves, graves o casos especiales.

Mas, como era previsible, las dinámicas sociales han ido más allá de esas previsiones. El número de enfermos tratados ha superado las previsiones y, de los 52.000 previstos, hemos alcanzado la cifra de 72.000 en el mes de marzo.

Por otra parte, la compleja situación política en España en relación con la interinidad de las autoridades sanitarias estatales condicionó la posibilidad de establecer modificaciones y adaptaciones en el Plan, tal y como en éste se recogían, sobre todo en la ampliación de la prescripción a enfermos en fases no graves. Sin embargo, las asociaciones de enfermos hemos conseguido establecer acuerdos con algunas Consejerías de Sanidad para ampliar los tratamientos a todos los grados de fibrosis. Primero, Madrid, luego Valencia y, últimamente, Aragón han entendido que había que curar a todos los pacientes, una vez que los casos más graves estaban ya siendo tratados.
Posición del Ministerio
A partir del día 21 de junio, con el consenso de las comunidades autónomas, éstas deberán diseñar los procesos organizativos pertinentes para su plasmación en las consultas de Hepatología de los hospitales de todas las comunidades autónomas sin excepción
La evolución de la posición del MSSI ha sido notable. En una reunión del nuevo Comité Coordinador, creado por sugerencia de las asociaciones, se nos anunció la decisión de ampliar los tratamientos. Últimamente, hemos tenido noticia de la publicación, en una revista digital sanitaria, del borrador que se llevará al Consejo Interterritorial de este 21 de junio, donde figura la ampliación del tratamiento a todos los grados de fibrosis, según indicación clínica, asumiendo nuestra principal reivindicación: los tratamientos para todos.

Hace dos años esta petición sonó como una utopía en España, en Europa y y en el mundo. Pues bien, desde la Plataforma de Afectados de Hepatitis C de Madrid (PLAFHC Madrid) decimos con satisfacción que la utopía se ha logrado en España. A partir del día 21 de junio, con el consenso de las comunidades autónomas, éstas deberán diseñar los procesos organizativos pertinentes para su plasmación en las consultas de Hepatología de los hospitales de todas las comunidades autónomas sin excepción.
Satisfacción de PLAFHC Madrid
PLAFHC Madrid quiere declarar su posición de enorme satisfacción por este impulso del gobierno central y, de igual modo que ha colaborado con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha empezado a trabajar con el MSSSI , igual que otras entidades similares, realizando propuestas de mejora al borrador que conocemos.

En este sentido, hemos planteado, recogiendo el clamor de las asociaciones que, después de tratar a los enfermos diagnosticados y con los datos que aporte la encuesta de prevalencia realizada por el ministerio, se realice una búsqueda activa de pacientes no diagnosticados

Nos parece muy importante que se acuerde en esta reunión la financiación adecuada para este esfuerzo terapéutico y se extienda a todas las comunidades autónomas el procedimiento de Madrid que es, básicamente, que al llegar a consulta la valoración clínica sea la determinante en la prescripción.

Evidentemente, quedan aspectos que seguir trabajando, como es el análisis de costes, la transparencia en los diferentes registros y, sobre todo, que las comunidades autónomas decidan cómo gestionar los tratamientos en el menor tiempo posible sin plazos tan dilatados.