Miguel Angel García

Punto de vista

Madrid en la Encuesta CESM sobre Guardias Médicas

Médico de familia, doctor en Medicina. Director médico de la Revista Madrileña de Medicina.

Guardar

Médicos
Médicos

El pasado 16 de junio, tuve la oportunidad de presentar, junto a algunos de los miembros de la Comisión Permanente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), los resultados de la Encuesta sobre Guardias Médicas 2022, que realizaba un primer análisis exploratorio a la opinión de los facultativos españoles en torno a un tema de candente actualidad.

Con 3.686 respuestas, ofrecía una imagen clara de lo que puede ser esa opinión, contraria al actual sistema de guardias y que se inclina más bien por la organización de la jornada laboral del médico en turnos que permitan la cobertura de las necesidades asistenciales. Aunque es el grupo de médicos jóvenes el que con mayor intensidad rechaza el modelo actual, ninguno de los grupos analizados en la encuesta (ni por grupos de edad, ni por otras características profesionales) muestra un apoyo claro por el mismo. No hay, por tanto, una confrontación frontal entre médicos jóvenes y de mayor edad en el tema de las guardias, que se perciben como deletéreas para la calidad de vida y la salud laboral de los facultativos.

El estudio presentaba, además, una aproximación a las peculiaridades de algunos de los grupos profesionales con respecto a algunas de las cuestiones más significativas. Y entre esas agrupaciones se encontraba la realizada por comunidad autónoma de ejercicio, al menos para aquéllas cuyo número de respuestas fuera superior a 100, entre las que se encontraba Madrid. Vamos a hacer, pues, un recorrido somero por esos datos para comprobar si las respuestas de los facultativos madrileños mostraban algún tipo de peculiaridad reseñable con respecto al del conjunto de quienes respondieron.

De Madrid se recibieron, en concreto, 644 respuestas, un 17,5 por ciento del total de respuestas recibidas, colocándose en segundo lugar de participación por comunidades autónomas. Probablemente influyó negativamente en ello el hecho de que la época en que se realizó la encuesta, en torno a la segunda quincena del mes de marzo, la atención de muchos de los médicos madrileños estaba puesta en la reivindicación en torno a los procesos de estabilización. Con todo, se trata de un número suficiente de respuesta como para extraer algunas conclusiones.

Elevado nivel de temporalidad

Dentro del perfil general de respuestas de la encuesta, los médicos madrileños que la contestan aparecen con un perfil más feminizado y menos envejecido que la media, y son muy pocos (algo menos de un 10%, frente al 17% del conjunto de la encuesta) los que contestan que no realizan guardias. Madrid aparece, además, como una comunidad de elevado perfil urbano, como es lógico, y con un elevado nivel de temporalidad.

Madrid es, junto con Navarra, la comunidad autónoma cuyas respuestas se oponen en mayor medida a la existencia de un régimen obligatorio de guardias, aunque después no se muestra tan partidaria como otras comunidades de la alternativa de la jornada a turnos, y deja algo más de espacio a la posibilidad de que el régimen de guardias continúe, pero con un tope máximo de 12 horas. También es la comunidad en la que un mayor porcentaje de facultativos (un 62,5% de quienes responden a la pregunta) se muestra partidario de que las guardias localizadas se mantengan como tales.

Son solo algunos apuntes de las peculiaridades que podemos observar en las respuestas madrileñas a la Encuesta sobre Guardias Médicas 2022, realizada por CESM. Una encuesta exploratoria que no deja dudas en cuanto a la necesidad de trabajar por un nuevo modelo asistencial que permita la cobertura de la atención fuera de horario y urgente, y que considere alternativas como la organización de la jornada a turnos o la posibilidad de un régimen voluntario de guardias que no excedan de las 12 horas, siempre tratando de adaptarse a las peculiaridades de los diferentes entornos organizativos, y manteniendo o mejorando el actual modelo retributivo de los médicos, profesionales cuyo valioso servicio a la sociedad no parece estar suficientemente reconocido a día de hoy.

Precisamente, la insuficiencia de las retribuciones de los médicos se revela como una de las bases del actual sistema de guardias, que tan criticado está siendo por los propios profesionales y por el conjunto de la sociedad. Y, en eso, Madrid no parece estar mejor situada que el resto de regiones de nuestro país.

Archivado en: