Juan Pablo Núñez

Tribuna de opinión

Percepción de la menopausia por la población femenina española

Guardar

grafico estudio cinfa menopausia
grafico estudio cinfa menopausia

La menopausia no supone una amenaza para la salud

En la actualidad, el 83% de las mujeres españolas mayores de 51 años se encuentra atravesando la menopausia, una etapa vital que, por tanto, resulta fundamental para la población femenina e igualmente importante como asunto sanitario.

Así queda reflejado en los resultados del Estudio sobre Percepciones y Hábitos de las Mujeres Españolas durante la Menopausia, elaborado por Laboratorios Cinfa: más del 62% de las españolas mayores de 45 años siente preocupación por cómo este proceso puede afectar a su salud.

Dicho estudio consiste en una investigación de 2014 basada en un cuestionario online sobre una muestra representativa de más de 2.000 mujeres españolas, con edades comprendidas entre los 45 y los 65 años y repartidas proporcionalmente por todas las comunidades autónomas. La muestra arroja un error de ± 2,2 % con un nivel de confianza del 95%. Por tanto, y a tenor de las conclusiones que se extraen y que detallaremos a continuación, dicho análisis nos acerca la realidad de la mujer menopáusica española.
Preocupadas por los problemas óseos y de movilidad
Ni patología, ni afección, ni enfermedad; la menopausia es un proceso fisiológico normal que implica para la mujer la desaparición definitiva de la menstruación y que inicia una etapa de su vida conocida como climaterio, que representa el declive gradual del funcionamiento normal de los ovarios. La llegada de la menopausia, generalmente, tiene lugar en torno a los 50-51 años de edad, aunque los antecedentes familiares y hereditarios son factores que influyen en su inicio. Suele considerarse que la mujer ha entrado en la menopausia cuando transcurren 12 meses sin que haya experimentado ningún periodo menstrual.

Ese descenso paulatino de los estrógenos puede dar lugar a una serie de signos y síntomas relacionados, así como a un aumento del riesgo de que se presenten determinados trastornos y patologías. Entre ellos, los que más preocupan a las mujeres encuestadas en el estudio son los problemas de huesos y movilidad (75%), el aumento de peso (73,4%) y las enfermedades cardiovasculares (61,5%). Les siguen la inquietud por los problemas urinarios (55,5%), el deterioro y afecciones relacionadas con la piel (52,8%), el desarrollo de diabetes (52,6%), los calores y sofocos (52,1%), las alteraciones del sueño (46,9%), las dificultades en las relaciones sexuales (45,8%) y la pérdida de autoestima (33,5%), tal y  como se aprecia en el gráfico adjunto.
La importancia de la vertiente psicológica
La vertiente anímica es otra de las facetas que pueden verse afectadas durante esta fase de la vida de la mujer. Así, hasta el 33% de las mujeres españolas asevera sentirse mal o muy mal a nivel emocional a consecuencia de la menopausia y de las alteraciones anímicas que ésta implica y que provocan desde irritabilidad, nerviosismo y cambios de humor, hasta problemas de insomnio o episodios depresivos.

Estas sensaciones a nivel psicológico se deben al anteriormente comentado descenso paulatino de las hormonas femeninas, las cuales ejercen una labor importante sobre el Sistema Nervioso Central. Por ello, un tratamiento hormonal sustitutivo puede ser de ayuda en ciertos casos, siempre y cuando el médico lo considere necesario. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que, para algunas mujeres, este es un momento de la vida en el que se produce cierta inestabilidad emocional por otras razones, además de por la perspectiva de haber perdido su capacidad reproductiva. Y es que en estas edades es habitual la confluencia de distintos factores personales como la emancipación de los hijos del hogar, el duelo por familiares cercanos o la sensación de envejecimiento, que igualmente pueden incrementar este malestar.
Claves para afrontar la madurez en positivo
Con el objetivo de hacer frente tanto a este aspecto psicológico como a la menopausia en general, es importante insistir en el mensaje de que la mujer adopte una actitud positiva, tomándose esta nueva etapa de su vida como una oportunidad para llenarse de vitalidad y experiencia, dedicándose más tiempo a sí misma y desarrollando aficiones y, por supuesto, apoyándose en familiares y amigos.

Por otro lado, junto al cuidado del aspecto emocional, la otra pauta de actuación debe enfocarse en la incorporación de hábitos saludables que repercutirán directamente en la salud de la mujer, como incrementar la actividad física, seguir una alimentación e hidratación adecuada, evitar los hábitos perjudiciales como las bebidas alcohólicas o el tabaco y acudir a revisiones ginecológicas regulares. Se trata de pautas que ayudarán a reducir las molestias y síntomas asociados a este periodo y permitirán llevar una vida más plena y saludable. La buena noticia es que, tal y como muestran los datos del citado estudio, esta es una tendencia  actual entre la población femenina de nuestro país: por ejemplo, una de cada cuatro encuestadas (25,3%) señala haber incrementado la práctica de ejercicio físico en su día a día y una de cada cinco mujeres fuma menos (8,8%) o ha dejado de fumar (10,4%) durante la menopausia.

En definitiva, todavía queda camino por recorrer, pero el avance debe realizarse siendo conscientes de que la menopausia es un proceso natural que no se puede evitar o acelerar y que, a pesar de que los problemas asociados pueden resultar molestos y afectar a la calidad de vida de la mujer, no suponen una amenaza para su salud.

Bibliografía:
  • Neyro, Jose Luis (s.f.). Menopausia: un cambio de vida en la mujer [Neyro.com] http://www.neyro.com/pdf/menopausia-uncambio.pdf
  • 31 Congreso Nacional. S.E.G.O.: Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia: Sevilla. Menopausia. 17 noviembre – 20 de mayo de 2011. S. Palacios, M. Cornellana, J. Ferrer, F. Martin Malave. A. Miñano.
  • Abordaje de la menopausia. Inf Ter Sist Nac Salud 2003; 27: 105-114.
  • Menopause and menopause transition. Med Clin N Am 2008; 92: 1253–1271.
  • NIH State of the Science Panel. National institutes of Health State of the Science Conference Statement: Management of Menopause Related Symptoms. Ann Intern Med. 2005;142(12pt1):1003-13.

Archivado en: