Juan Pablo Núñez

Punto de vista

Parlamento fragmentado, legislatura corta

Guardar

Tomás Merina Ortega 4
Tomás Merina Ortega 4

Punto de vista

A la vista de los resultados de las elecciones generales de este 20 de diciembre, el analista político advierte que se va a vivir una legislatura corta en la que, según insiste, no se va a poder abordar los grandes problemas del Estado.

2015, el año que hemos vivido en clave electoral, se va a despedir con un parlamento fragmentado de forma diabólica, que no permitirá gobernar ni al PP con Ciudadanos, ni al PSOE con Ciudadanos, ni al PSOE con Podemos, ni aún añadiendo a esta última coalición los diputados de IU. Todo parece indicar que estamos ante una legislatura que será corta o muy corta, con un final de elecciones anticipadas.

En los próximos días, tras la constitución del parlamento, el rey encargará al partido con más diputados, el Popular (PP),  formar gobierno. El PP, con el hipotético apoyo de Ciudadanos y de Coalición Canaria, no tiene ninguna posibilidad de obtener la investidura. Sólo podría tener una mayoría suficiente en coalición con el PSOE. En caso de no conseguir el apoyo parlamentario, suficiente tendrá que renunciar a la formación de gobierno. El rey deberá hacer un segundo encargo al segundo partido, el Socialista (PSOE). Éste puede intentar formar gobierno con el apoyo de Podemos, IU y ERC y, aún así, necesitaría la abstención de algunos diputados, para tener un gobierno que permitiera la investidura en una segunda votación (mayoría simple).
Todo parece indicar que estamos ante una legislatura que será corta o muy corta, con un final de elecciones anticipadas.
Este hipotético gobierno de izquierdas, formado por cuatro partidos, tendría además el factor desestabilizador de la colección de partidos que hay dentro del grupo de Podemos. Recordar que esta candidatura en Cataluña (En Comú Podem) ha tenido el decisivo empuje de Ada Colau, auténtica líder de la izquierda catalana no independentista. Sus resultados en Cataluña los sitúan como el primer partido en la autonomía. Compromís, en la Comunidad Valenciana, sin obtener la victoria, ha conseguido un gran resultado, por delante del PSOE en votos y diputados. Similar comentario se puede hacer de la Marea gallega.
Fragmentación complicada
El PSOE ha obtenido un resultado que le permite a Sánchez seguir en la Secretaría del partido, sin que se reclame su cabeza. Segunda fuerza con aspiraciones a intentar formar gobierno. Tiene la larga sombra de Susana Díaz en su partido y la de Pablo Iglesias en su espectro político. Tendrá que navegar como Caronte en la laguna Estigia por procelosas aguas.

A Ciudadanos la campaña se le ha hecho larga. La escasez de equipo del partido naranja puede haber sido la causa del descenso en la intención de voto, registrada en los sucesivos sondeos de opinión. Para ellos, y para Podemos, el futuro empieza hoy.

Tras la larga batalla, mantenida durante todo 2015, los líderes de los partidos mayoritarios, Rajoy y Sánchez, han llegado al final heridos, pero vivos. No hay que descartar que, en las negociaciones para formar gobierno, concluya la carrera política de alguno de los dos. O de los dos al tiempo, para favorecer la gran coalición PP - PSOE.

Paradójicamente el líder más dañado ha sido Artur Mas. Convergencia pasa de tener 16 diputados a solo nueve.

El nuevo parlamento debe abordar la reforma constitucional y la reforma de la normativa electoral. Tras aprobar la reforma se tendrá que convocar referéndum y volver a convocar elecciones a Cortes para finales de 2017 ó 2018. En 2016 tendremos elecciones en Galicia y en Euskadi.

Con un parlamento tan complicado, un gobierno de alta tensión, y un programa de reformas de gran calado, parece que habrá poco espacio para ocuparse de la economía y de la modernización de nuestro modelo productivo. No parece lo más deseable.

PD: Quiero agradecer a los que me han leído en 2015, sus comentarios, públicos y privados, a los que me ayudaron a documentarme y desear a todos un 2016 repleto de cosas buenas.