Juan Pablo Núñez

Punto de vista

Los estudiantes de Medicina y la Industria Farmacéutica

Guardar

Punto de vista

Con el ánimo de contrarrestar los intereses espurios de la industria farmacéutica en la práctica profesional médica, el autor aboga por el fomento de una formación que permita discernir claramente lo que puede ser un conflicto de interés en el ejercicio asistencial. 

Hoy por hoy, la formación de los estudiantes de medicina está principalmente enfocada en el cuerpo de conocimiento biomédico (anamnesis, exploración, diagnóstico y tratamiento) que, aun siendo necesarios en nuestra preparación, necesitan una complementariedad. El complemento es, junto a otros, unos valores éticos y unas habilidades que afiancen nuestra capacidad de responder ante los estímulos del mercado. Me sorprendió la declaración del Health Committee of the House of Commons, del parlamento británico, que recomendaba la necesidad de enseñar a los estudiantes de medicina sobre cómo juzgar los ensayos clínicos, cómo reconocer los efectos adversos de los medicamentos y cómo relacionarse con los visitadores de la industria farmacéutica (1.) .

Este hecho, se profundizaba aún más en el Libro “The Cambridge Textbook of Bioethics(2.), que hablaba de la necesidad de empoderar al estudiante en su labor prescriptora independiente y de blindarlo frente a la gran influencia de la Industria, que ha sido múltiples veces estudiada (3,4,5.). Es decir, en nuestro futuro inmediato, vamos a tener una relación directa (como prescriptor y por tanto productor de la demanda farmacéutica) con la Industria Relacionada con la Sanidad o IRS (nomenclatura que incluye Industria Farmacéutica, Alimentaria, Editorial o de Publicaciones, de Gestión Sanitaria y de Tecnologías Sanitarias, principalmente).
Los estudiantes de medicina como objetivo
El Consejo Europeo, en una resolución, pedía a los Estados la incorporación al plan de estudios contenidos obligatorios y específicos que permitan la capacitación de los estudiantes para enfrentarse a los riesgos de la promoción farmacéutica
Pero, ¿es éste el único momento donde mantenemos contacto con las IRS? En mi opinión, no. Un estudio en Finlandia declaró que casi el 50% de los Estudiantes de Medicina atendió presentaciones por representantes de ventas al menos dos veces al mes (4.). A lo largo de toda la Universidad, sobre todo, en las prácticas clínicas, los amables visitadores farmacéuticos nos saludan, e incluso obsequian con pequeños regalos como calendarios, bolígrafos o, incluso, material de estudio (6.). En algunos casos nuestros profesores reciben a su vez influencia directa de la misma Industria e, incluso, la mayoría de material de estudio proviene de Industrias Editoriales, que se fundamentan en una relación que se debería revisar con la Industria Farmacéutica (7.). Podemos hablar, perfectamente, de que los estudiantes de medicina son un objetivo fácil, aunque en muchos casos poco interesante, para la Industria Farmacéutica.

Esta situación ha llegado a tal punto que hasta el propio Consejo Europeo lanzó una resolución donde pedía a los Estados, como primera medida, con el objetivo de mantener la primacía del interés sanitario frente al interés económico en los Sistemas de Salud, la incorporación al plan de estudios contenidos obligatorios y específicos que permitan la capacitación de los estudiantes para enfrentarse a los riesgos de la promoción farmacéutica y responder adecuadamente (8.).
Influencia de la industria
El estudio de los conflictos de interés..., entre otras medidas, debe ser una materia obligatoria en la formación de un profesional sanitario.
Respondiendo a nuestra pregunta inicial: ¿Por qué un estudiante de enfermería, medicina, odontología, farmacia… debería preocuparse por las acciones de las IRS? Porque el potencial de las decisiones tomadas por la industria, en muchos casos, influencian a los profesionales y a los cargos públicos (9.). Los estudios financiados por este sector en muchos casos no son publicados y, los que lo son, suelen tener mejores resultados que los ocultos. La formación que recibe el profesional de la IRS, y la tergiversación de la evidencia de la misma (10,11,12.), junto a la relación que cada uno de nosotros, mantenemos y vamos a mantener, con la misma, va a repercutir en la salud de nuestros pacientes y en el gasto sanitario público. El estudio de los conflictos de interés, de los sesgos de la evidencia, de la incidencia en las diferentes asociaciones de pacientes (13.), de la repercusión de la ocultación continuada de ensayos clínicos, de las patentes y los modelos alternativos (tema en el que hasta el propio Consejo Europeo insta a la OMS a profundizar (7.) entre otras medidas, debe ser una materia obligatoria en la formación de un profesional sanitario. Por tanto, es necesario blindar a los estudiantes de medicina de la influencia de la industria en su condición de estudiantes, y de darle formación y valores que les permitan no ser influenciados en su futuro profesional.
La iniciativa Farmacriticxs
Es por ello, que IFMSA-Spain (14.) creó la iniciativa Farmacriticxs (15.), para concienciar, estudiar, incidir y debatir los problemas derivados de la relación de las IRS con nuestros Sistemas Sanitario y Educativo. Sus objetivos son fomentar dos principios: Ética y Transparencia, en todos los aspectos del Sistema Nacional de Salud. Para ello, se sirve del método de coformación entre miembros, de carácter horizontal, con herramientas como el pensamiento crítico (y la escepticemia) y la Medicina Basada en la Evidencia (incluidos sus sesgos). Desarrolla, tanto Jornadas y encuentros nacionales como Proyectos y Campañas, como el reciente Decálogo de Uso Racional de las Vacunas (16.), entre otros muchos. Quizá esta metodología de formación, de estudiantes para estudiantes (principalmente), pueda ser extrapolada para la Formación Continuada en la vida profesional, de profesional para profesional.

NOTAS

(1.) Health Committee, House of Commons, The Influence of the Pharmaceutical Industry, Volume I, Fourth Report of Session 2004-2005. UK Parliament The Stationary Office. At: www.parliament.uk/parliamentary_committees/health_committee.cfm

(2.) A. Sommerville, Conflicts of interest in Education and patient care. En: Peter A.Singer, A.M. Viens Editors The Cambridge Textbook of Bioethics, First Edition, 2004 265-273

(3.) Palacios Marisa, Rego Sergio, Lino Maria Helena. Drug promotion and advertising in teaching environments: elements for debate. Interface (Botucatu) [Internet]. 2008 Dec [cited 2015 Dec 08] ; 12( 27 ): 893-905. Available from: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1414-32832008000400018&lng=en. http://dx.doi.org/10.1590/S1414-32832008000400018.

(4.) Vainiomäki M, Helve O & Vuorenkoski L. (2004) A National Survey On The effect of Pharmaceutical Promotion on Medical Students. Medical Teacher 26(7):630-4.

(5.) Austad KE, Avorn J, Kesselheim AS (2011) Medical Students' Exposure to and Attitudes about the Pharmaceutical Industry: A Systematic Review. PLoS Med 8(5): e1001037. doi: 10.1371/journal.pmed.1001037

(6.) Sara Calderón Larrañaga, María José Rabanaque Hernández, Estudiantes de medicina y marketing farmacéutico, Atención Primaria, Volume 46, Issue 3, March 2014, Pages 156-166, ISSN 0212-6567, http://dx.doi.org/10.1016/j.aprim.2013.08.003.http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0212656713002461

(7.) Fugh-Berman A, Dodgson SJ. Ethical considerations of publication planning in the pharmaceutical industry. Open Med 2008;2(4):e33-6.

(8.) Parliamentary Assembly. Public Health and the interest of the pharmaceutical industry: how to guarantee the primacy of public health interests? Resolution 2071/2015 September 2015  http://assembly.coe.int/nw/xml/XRef/Xref-XML2HTML-en.asp?fileid=22154&lang=en

(9.) Edward Davis, British Medical Journal Editor’s Choice, The lobby problem:it’s in your own hands, BMJ 2014;348:g135

(10.) Lexchin J. Sponsorship bias in clinical research. Int J Risk Saf Med.2012;24(4):233-42. doi: 10.3233/JRS-2012-0574. PubMed PMID: 23135338.

(11.) Chopra SS. Industry Funding of Clinical Trials: Benefit or Bias?. JAMA. 2003;290(1):113-114. doi:10.1001/jama.290.1.113

(12.) Dirnagl U, Lauritzen M. Fighting publication bias: introducing the Negative Results section. J Cereb Blood Flow Metab. 2010;30:1263–1264

(13.) Moynihan R, Heath I, Henry D. Selling sickness: the pharmaceutical industry and disease mongeringCommentary: Medicalisation of risk factors. Bmj. 2002;324(7342):886–9

(14.) IFMSA-Spain, Federación de Asociaciones de Estudiantes de Medicina para la Cooperación Internacional, Available at: www.ifmsa-spain.org

(15.) Farmacriticxs movimiento y proyecto oficial de IFMSA-Spain, Available at: www.farmacriticxs.com

(16.) Farmacriticxs, No Gracias, IFMSA-Spain. Decálogo de Uso Racional de las Vacunas. Equipo Cesca. Noviembre 2015. http://equipocesca.org/decalogo-de-uso-racional-de-vacunas-madrid-noviembre-2015/