Juan Pablo Núñez

Tribuna de opinión

La incompetencia del Gobierno con el problema del ébola (2)

Guardar

El presidente de Gobierno Mariano Rajoy presumió durante una cumbre por el empleo de que sus “colegas europeos” estaban “muy satisfechos” de la gestión del ébola que estaban haciendo su Gobierno e incluso le habían felicitado porque “las cosas se están haciendo muy bien”. Más allá de que Rajoy transmita esos presuntos mensajes de confianza, quizá sí haya una oportunidad de contrastar la confianza que está generando en Europa su gestión de la alerta del ébola porque Podemos ha llevado el asunto a la Eurocámara con una pregunta directa al respecto a la Comisión Europea.

El eurodiputado Pablo Iglesias, como señala elplural.com, ha registrado una pregunta oral para el próximo pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo. La pregunta interpela directamente a la Comisión Europea y su respuesta será seguida por un debate entre los grupos del Parlamento.
Podemos ha preguntado en la Eurocámara si la UE va a realizar alguna investigación para que se diriman las responsabilidades políticas en el caso del Ébola
La pregunta de Iglesias dice textualmente que el caso de la auxiliar contagiada “muestra la negligencia política por parte del gobierno en la gestión de todo el proceso” y exige a la UE que haga cumplir a España “la Carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea en su artículo 35 referido a la protección de la salud, donde se establece el derecho a la atención sanitaria en las condiciones establecidas por las legislaciones y prácticas nacionales”. La intervención concluye con dos preguntas directas: “¿Va a permitir la UE que el desmantelamiento de la sanidad pública vulnere los derechos fundamentales de todo ciudadano y trabajador a contra con los requisitos básicos de la atención sanitaria? ¿Va a llevar a cabo la UE alguna investigación para que se diriman responsabilidades políticas en este caso?”.

Rajoy debe estar satisfecho, entre otras cosas, de que el responsable de sanidad de la ejecutiva del PP de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, haya mandado una carta anunciado la intención de su departamento de impartir cursos de formación de hora y media de duración entre los profesionales para que conozcan los métodos y las actuaciones a realizar en un hipotético caso de ébola, cuando en Castilla-La Mancha ya se activó el protocolo hasta en tres ocasiones entre los meses de agosto y septiembre, si bien los enfermos dieron negativo en las pruebas de esta demoledora enfermedad.

Ante tanto despropósito, ante tanta peligrosa improvisación, los enfermeros de Albacete, provincia que hipotéticamente acogería a los contagiados por ébola en Castilla-La Mancha, se han negado a tratar a pacientes afectados por este virus hasta tanto el Gobierno de María Dolores Cospedal no aclare los pormenores, ni ofrezca garantías a los profesionales de que están libres de cualquier contagio, algo, hoy por hoy, que el PP es incapaz de prometer, como quedó patente en la sesión de control al Gobierno del pasado miércoles, donde Mariano Rajoy no se atrevió a garantizar a Pedro Sánchez el control absoluto de la situación.

Pero no solo los profesionales sanitarios están expuestos a tanta chapuza del Gobierno de Rajoy. No, existen otros trabajadores, como las limpiadoras y personal de contratas de los centros semiprivados de Castilla-La Mancha que tampoco han recibido ninguna formación e información. De ahí que CC OO exija a Cospedal, “y con urgencia, formación específica, información y un protocolo de actuación que garantice su seguridad ante posibles casos ébola”, añaden. “Echániz no puede olvidarse de garantizar la seguridad y la salud de las limpiadoras, del personal de mantenimiento, de los vigilantes de seguridad y de cuantas personas trabajan en los centros sanitarios encuadradas en diferentes empresas contratistas”, advierte el sindicato.