Julian Ezquerra Gadea

Punto de vista

La designación de nuevos gerentes hospitalarios de Madrid no ha sido por 'concurso de méritos'

Guardar

carta abierta del secretario general de amyts al consejero de sanidad de Madrid

El secretario general del sindicato médico AMYTS ha difundido la siguiente carta dirigida al consejero de Sanidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, poniendo en evidencia la tergiversación que éste hizo de la reunión del Consejo de Administración del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), en donde se debatió sobre el nombramiento de dos gerentes hospitalarios.

"Estimado Consejero:

Ante manifestaciones públicas, respuesta pública. Es lo justo.

Me ha llegado una información que hace referencia a declaraciones suyas efectuadas en relación al nombramiento de los Gerentes del Hospital Gregorio Marañón y Hospital de la Princesa. No salgo de mi asombro cuando leo, y debo interpretar que lo dicho es cierto, pues no pongo en duda la veracidad de lo publicado en un medio sanitario como redacción médica que, bajo el titular “La elección de directivos sanitarios será aún mejor con la nueva ley”, aparecen frases que cito textualmente a continuación: “Ninguno de los sindicatos presentes en el Consejo de Administración emitió un voto negativo”; “según recuerda el consejero, el representante del sindicato de facultativos no expresó ninguna opinión”

Llegado a este punto, me gustaría matizar algunas cosas.
Creo que es más apropiado hacer públicas las actas y no “revelaciones parciales e interesadas”
Primera. Mi extrañeza por ver cómo no es la primera vez que se manifiesta dando a conocer lo debatido o lo acontecido en el seno de las reuniones del Consejo de Administración. Y lo digo siendo consciente de que la transparencia debe imperar y, como bien conoce, se planteó en el Consejo que las actas fueran públicas, algo que hasta ahora y no sé bien por qué motivo, no lo son. Creo que es más apropiado hacer públicas las actas y no “revelaciones parciales e interesadas”.

Segunda. En el Consejo celebrado el pasado 12 de septiembre se trataron las propuestas de nombramiento de los gerentes de los Hospitales Gregorio Marañón y La Princesa. Efectivamente, yo me abstuve pues entiendo que la decisión de nombrar es competencia de la Consejería, pues se trata de nombramientos de libre designación. Nunca he realizado manifestación alguna contra los profesionales propuestos, ni mucho menos, pues no pongo en duda su competencia, su cualificación, su honestidad y su experiencia.

Tercero. En el Consejo manifesté ni contrariedad por haber vuelto a vivir lo que sucedía hace años, que nos enterábamos de los nombramientos por aparecer en los medios de comunicación sanitarios antes de la celebración de la reunión del Consejo.
Efectivamente, yo me abstuve pues entiendo que la decisión de nombrar es competencia de la Consejería, pues se trata de nombramientos de libre designación
También manifesté que no parece oportuno que se anunciara por parte de la Presidenta Cifuentes los nombres de los propuestos con un mes de antelación. Así mismo, manifesté que los puestos ofertados lo han sido de “libre designación con oferta pública”; no son por un “concurso de méritos”. Los concursos de méritos deben venir acompañados de criterios a valorar, cuantificados, con baremos, etc.

Puestos a desvelar lo que se dijo en ese Consejo, podemos decir también que el Director General de Coordinación de la Asistencia Sanitaria, César Pascual, explicó que, ante las críticas constantes hacia los candidatos seleccionados (y omito deliberadamente algunos detalles que no son necesarios), se decidió adelantar los nombres. En ese momento yo intervine para decir que lo razonable habría sido convocar un Consejo extraordinario y urgente para proceder a su nombramiento; es más, también comenté que dada la situación vivida este verano en ambos hospitales, mejor hubiera sido tener ya un gerente que los asumiera. Propuesta esta que los Consejeros y usted mismo vieron como razonable.

Para finalizar, creo imprescindible que, en aras de la transparencia, se hagan públicas las actas del Consejo, al igual que desde hace ya un tiempo se hacen las de la Mesa Sectorial de Sanidad.

O el “deber de sigilo y no hacer públicas la deliberaciones del Consejo de Administración” rige para todos, o que se publiquen las actas de las reuniones del Consejo. Y la crítica hay que saber asumirla; criticar sin menospreciar a nadie es bueno; la crítica constructiva aporta; es preferible que escuche una crítica que no una clac de aduladores.

Un cordial abrazo."