Cara Juan Gervas

El mirador

Vacunas covid19. Es fantasía el “me protejo, te protejo”

Doctor en Medicina. Médico General jubilado. Equipo CESCA (Madrid, España). [email protected]; [email protected]; www.equipocesca.org; https://t.me/gervassalud

Guardar

Juan Gervas
Juan Gervas

la inmunidad de grupo no se da con las vacunas inyectables

Las informaciones sobre la vacunación frente a la covid19 están produciendo mucho ruido que, como advierte el analista, evita clarificar cómo se consigue la inmunidad de grupo, un proceso que no se da con las vacunas inyectables que, de momento, son las únicas disponibles.

Si quiere vacunarse, como es gratis, allá usted, pero sabiendo lo que hace

Como el miedo es libre, quizá usted sea de quienes creen que vale la pena vacunarse con una vacuna que como mucho ha demostrado, en el mejor de los casos y en las situaciones ideales de los ensayos clínicos, un pobre resultado de disminución de casos leves de covid19.

Con los datos de los ensayos clínicos, si se vacunaran 10.000 personas se evitarían 124 casos de covid19 leve y no se ofrecería ningún beneficio a 9.876 personas de las 10.000 vacunadas (pero todas ellas se verían expuestas a los posibles efectos adversos de la misma).

No hay datos sobre su impacto ni en complicaciones ni en muertes por covid19.

No hay datos sobre la duración de la inmunidad que provocan las vacunas.

Los efectos adversos a corto plazo parecen menores.

Las vacunas covid19 autorizadas incrementan la inmunidad general al menos dos meses, en sangre y celular, pero no tenemos datos sobre su impacto en la inmunidad de las mucosas.

Por todo ello, las vacunas covid19 han sido autorizadas “condicionalmente”. Es decir, provisionalmente, en condiciones excepcionales, con la esperanza de que los escasos datos se amplíen y permitan en el futuro una autorización completa.

La autorización condicional de las vacunas es sólo por un año, y en ese tiempo hay que demostrar que efectivamente producen más beneficios que daños.

En todo caso, los profesionales y pacientes deben saber que la autorización es “condicional”, pues hay un cierto riesgo experimental a valorar. https://www.actasanitaria.com/vacunas-covid19-las-26-preguntas-frecuentes-que-hacen-los-pacientes/ https://www.ema.europa.eu/en/news/ema-recommends-first-covid-19-vaccine-authorisation-eu https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=CELEX%3A32006R0507

Si quiere un resumen en lenguaje comprensible por cualquiera, dedique un cuarto de hora a este vídeo: "Todo lo que querría saber sobre las vacunas covid en 17 preguntas y respuestas, en 17 minutos" http://www.nogracias.org/2021/01/10/todo-lo-que-querria-saber-sobre-las-vacunas-covid-en-17-preguntas-y-respuestas-en-17-minutos/

Sin inmunidad en mucosas, el vacunado puede ser transmisor de virus, y no se produce inmunidad de grupo

La inmunidad de grupo no es característica de “las vacunas” sino de algunas vacunas concretas. Las vacunas inyectables de la covid19 son del tipo de las que no producen inmunidad de grupo

El nuevo coronavirus SARS-CoV-2 “entra” en el organismo por las mucosas, principalmente nasal pero también por la mucosa de la boca y de los ojos. La mejor defensa contra la infección es el desarrollo de inmunidad en las mucosas mediante la secreción de anticuerpos segregados por las mucosas (inmunoglobulina A, IgA segregada por la mucosa) https://www.nature.com/articles/s41385-020-00359-2 https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fimmu.2020.611337/full

Si una vacuna no produce inmunidad en las mucosas contra el nuevo coronavirus, el virus puede infectar y reproducirse en dichas mucosas. Es decir, el individuo puede estar protegido por la inmunidad que le provoca la vacuna pero será un transmisor que llevará el virus difundiéndolo en la comunidad.

Es decir, puede haber inmunidad personal, de quien se vacuna, pero no del grupo. No se producirá inmunidad de rebaño (poblacional).

Es falso el “me protejo, te protejo”. Es una mentira que sirve de chantaje moral para forzar la vacunación. Es una falacia, un chantaje emocional.

Esto es falso también en el caso de la vacuna de la gripe, que ni disminuye la transmisión ni produce inmunidad de rebaño. Además, cuando pillan la gripe, quienes están vacunados expulsan siete veces más virus por las mucosas (cuando estornudan, por ejemplo) que los no vacunados https://www.pnas.org/content/pnas/early/2018/01/17/1716561115.full.pdf

Con buena lógica, se pide que tras la vacunación se siga con las normas de protección, como si no se estuviera vacunado. Pero, si se piensa un poco, pedir a profesionales sanitarios que se vacunen contra la covid19 para no infectar a pacientes y después pedirles que procedan como si infectaran, con las medidas de protección, es de lo más estúpido que se puede hacer en salud pública. Hoy por hoy las vacunas covid19 no han demostrado disminuir la transmisión del SARS-CoV-2 ni producir inmunidad de rebaño y pueden producir cambios de conducta con más "aceptación de riesgo".

Es decir, si tiene un problema de salud pida que le atienda un profesional no vacunado contra la gripe, y quizá también no vacunado contra la covid19

Hay muchas vacunas covid19 pero sólo una oral, en desarrollo

Hay una gran variedad de vacunas contra la covid19, algunas desarrolladas como métodos totalmente nuevos como las de Pfizer y Moderna (de Estados Unidos), “genéticas” y ya autorizadas en la Unión Europea.

Son también genéticas. pero con un método ya experimentado, las vacunas también autorizadas de AstraZeneca del Reino Unido, Sputnik de Rusia y Convidecia de China. De este estilo es una vacuna de Merk para el ébola, que ha sido efectiva en África; también una vacuna contra el SIDA, que fracasó al incrementar los contagios http://saludineroap.blogspot.com/2020/11/vacunas-contra-la-covid-que-contienen.html

Otras vacunas son más clásicas, como Covaxin, autorizada en la India, y Coronavac, autorizada en la China.

Covaxin se produce a partir de virus inactivados y purificados lo que provoca una respuesta inmunitaria "polivalente", contra múltiples proteínas víricas. Evita, así, los problemas de fallo vacunal ante mutaciones del virus que pueden volver inútiles las vacunas muy "especializadas" en la proteína S vírica, tipo las de Pfizer, Moderna y Astra Zeneca https://www.indianarrative.com/latest-news/covaxin-generated-excellent-safety-data-says-bharat-biotech-54138.html 

Todas son inyectables.

Sólo hay una vacuna en desarrollo que se administre por vía oral, Vaxart, de Estados Unidos, que produce inmunidad general y también en las mucosas https://www.precisionvaccinations.com/vaccines/vaxart-covid-19-oral-vaccine

¿Qué ventaja tendrá la vacuna covid19 por vía oral que produce inmunidad en las mucosas? Repaso a las vacunas de la poliomielitis

Para entender la ventaja de la vacuna covid19 por vía oral vale la pena conocer un poco sobre las vacunas de la polio. Hay dos vacunas contra la poliomielitis que han logrado casi erradicar la enfermedad de la Tierra (el virus de la polio es de ARN, como el SARS-CoV-2, pero es posible su erradicación futura por ser “huésped” sólo de la especie humana).

En su presentación inyectable (vacuna de Salk) produce exclusivamente inmunidad personal, y quien esté vacunado no sufre la enfermedad si se contagia, pero puede ser transmisor de los virus de la poliomielitis ya que no produce inmunidad en la mucosa del tubo digestivo, donde se reproducen los virus.

Lo que precisamos es una vacuna covid19 que produzca inmunidad general y en las mucosas y, por ello, que corte las cadenas de transmisión y produzca inmunidad de rebaño.

La ventaja de la vacuna oral (de Sabin) frente a la vacuna inyectable es que 1/ las personas vacunadas con la vacuna oral quedan ellas mismas inmunes a la poliomielitis, 2/ además, no son portadoras pues produce inmunidad en la mucosa del tubo digestivo, y 3/ los virus atenuados de la vacuna se reproducen en la mucosa del tubo digestivo y se expulsan con las heces de forma que por vía fecal-oral pueden terminar "vacunando" a otras personas de la comunidad (es una externalidad positiva, un bien a otros).

Las personas vacunadas con la vacuna inyectable quedan inmunes a la poliomielitis, pero pueden contagiar a personas no vacunadas (ser portadoras) lo que es una externalidad negativa, un daño a otros.

Los virus atenuados de la vacuna oral han dado origen a reactivaciones y mutaciones "virulentas", capaces de producir casos de poliomielitis ("poliomielitis por virus derivado de la poliomielitis"), lo que es otra externalidad negativa.

Si la vacuna covid19 no produce inmunidad en las mucosas tenemos el caso de la vacuna inyectable de la polio, vacuna de Salk, que protege a quien se vacuna pero transmite virus de la polio si se contagia. La vacuna de Salk al menos evita en quien se vacuna las complicaciones y muerte por poliomielitis. http://saludineroap.blogspot.com/2018/08/graficos-sobre-la-inmunidad-de.html

Lo que precisamos es una vacuna covid19 que produzca inmunidad general y en las mucosas y, por ello, que corte las cadenas de transmisión y produzca inmunidad de rebaño.

No todas las vacunas producen inmunidad de grupo

Sobre las vacunas hay un excesivo énfasis en el “me protejo, te protejo”, en el sentido de atribuir a todas ellas la producción de la inmunidad de grupo. Conviene una visión más científica y cierta:

1. Todas las vacunas producen inmunidad personal, en el sentido de facilitar una respuesta ante los microbios que evita los daños de los mismos. Por ejemplo, las vacunas del tétanos y de la difteria protegen contra la toxina que producen los microbios respectivos http://www.who.int/immunization/Tetanus_vaccine_SP.pdf. Es decir, no evitan la infección sino que evitan sus consecuencias. También es vacunación personal la de la gripe, la rabia, la tosferina (pertusis), la tuberculosis (BCG), la del neumococo, la del rotavirus, la del herpes zoster y la fiebre amarilla. Estas vacunas no cortan la transmisión de los gérmenes correspondientes, y por ello no producen inmunidad de grupo (de rebaño o poblacional). Por ejemplo, la vacuna de la tosferina produce inmunidad personal temporal pero no evita la colonización de la mucosa nasal por la bacteria (Bordetella pertussis) y por ello se está intentando producir una vacuna que provoque también inmunidad celular en las mucosas respiratorias y evite así su colonización.y la fiebre amarilla.

2. Hay vacunas que producen inmunidad personal y grupal. Es decir, facilitan una respuesta inmunitaria individual que evita los daños de los microbios y además evitan la difusión de los mismos. Es el caso de la vacuna del sarampión, que produce inmunidad de grupo/rebaño. Decimos que las vacunas que crean inmunidad de grupo tienen una “externalidad positiva”, en el sentido de producir un bien a quienes no se vacunan. Son vacunas que evitan la transmisión del germen correspondiente y por ello protegen a quienes no se pueden vacunar, como pacientes con enfermedades/tratamientos inmunodepresores.

3. Existen vacunas como las de la tosferina y la neumonía que fuerzan la evolución de los gérmenes y “permiten” que los individuos vacunados se conviertan en portadores de microbios más agresivos que pueden infectar y matar a los no vacunados. Es decir, son vacunas que tienen una “externalidad negativa” en el sentido de producir un daño a quienes no se vacunan. Por ejemplo, el niño de Olot (España) muerto por difteria en 2015 no se había vacunado contra la misma y la enfermedad se la contagió alguna persona protegida por haberse vacunado (adicionalmente, la muerte se debió a la carencia en España en aquel momento de suero antidifteria) https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2018-04-19/suministro-antidotos-difteria-olot-antivacunas_1551793/ También tiene externalidad negativa la vacuna de la varicela que, puesta en la infancia, traslada el problema, y más grave, a jóvenes, adultos y viejos; además, la inmunidad que provoca no es de por vida, como la infección natural, y son posibles los brotes epidémicos en vacunados.

Es decir, la inmunidad de grupo no es característica de “las vacunas” sino de algunas vacunas concretas. Las vacunas inyectables de la covid19 son del tipo de las que probablemente no producen inmunidad de grupo.

Síntesis

Las vacunas contra la covid19 autorizadas tienen escasa eficacia y no han demostrado que impidan la transmisión del virus ni que produzcan inmunidad de rebaño.

El “me protejo, te protejo” es como mínimo una fantasía, y puede verse como una mentira que sirve de chantaje moral para forzar la vacunación. Es una falacia y un chantaje emocional.

Archivado en: