Cara Juan Gervas

El mirador

Prótesis y dispositivos médicos. De las mamas a la población

Doctor en Medicina. Médico General jubilado. Equipo CESCA (Madrid, España). [email protected]; [email protected]; www.equipocesca.org; https://t.me/gervassalud

Guardar

Mirador
Mirador

La reciente aprobación por el Parlamento Europeo de una normativa para el mayor control de los implantes médicos, con especial referencia a las prótesis mamarias tras el grave problema generado por las PIP, lleva al comentarista no sólo a hablar de los instrumentos al servicio de las personas, sino a denunciar que, en ocasiones, priman los intereses comerciales sobre los de la salud.

Los humanos nos caracterizamos por el uso de herramientas. Hay muchos animales que también emplean herramientas, como algunos monos, pájaros, insectos y otros. La diferencia es que los humanos perfeccionamos las herramientas con el paso del tiempo y las mejoras se transmiten a la descendencia. Se dice que vamos a "hombros de gigantes", en el sentido de la ventaja para la comunidad de la inteligencia teórica y práctica de los mejores miembros de la tribu.

Por ejemplo, tan importante es inventar la rueda como darle aplicaciones y ambas cosas no las logra cualquiera. Así, probablemente los indios de América descubrieron la rueda pero no vieron su utilidad para mejorar el transporte de personas y mercancías. Y, por supuesto, esta es sólo una de las miles de aplicaciones que tiene la rueda. La mayor parte de los "volantes" para conducir son ruedas, pero también son ruedas las que transforman giros verticales en horizontales, y así hasta el infinito, incluyendo las ruedas propiamente dichas de vehículos varios para el transporte. En cierto sentido la idea de la rueda puede llegar a frenar el desarrollo tecnológico, y es buen ejemplo el cambio conceptual que ha llevado al abandono de las ruedas en los trenes que levitan. No siempre la rueda es la solución; a veces puede ser el problema cuando se pretende utilizarlas en situaciones que las han llevado "al límite". Y al contrario, el campo de aplicación de las ruedas no ha terminado como demuestra la simple adición de ruedas a las maletas, que ha transformado el modo de viajar y disminuido el número de mochilas y de maleteros.

Herramientas, prótesis y dispositivos médicos

En Medicina también se han utilizado instrumentos desde antiguo. Por ejemplo, la fijación externa para permitir la soldadura de un hueso roto. O el bisturí como cuchillo perfeccionado para permitir el acceso al interior del cuerpo. O la muleta para ayudar en la marcha a un cojo. O los "quevedos" para corregir la presbicia. O la aguja curva para "coser" la piel lacerada. ¿Quién no tiene grabada la imagen de los ganchos como prótesis de manos, o las "pata de palo" como prótesis de piernas tras su amputación en accidente laboral o en acción de guerra? ¿Y la imagen de la vieja que se "quita" la dentadura postiza para irse a dormir? Menos común es el conocimiento de algunas herramientas como la "parideira", pieza grande de cerámica, especie de jarra con ancha embocadura y abierta en un lateral sobre la que se sentaba la mujer a punto de parir, en cuclillas. Todos los fluidos caían al fondo de la jarra y la matrona recogía al niño metiendo las manos por la abertura lateral. Se utilizó hasta el comienzo del siglo XX, y la ha citado Jesusa Ricoy en una entrevista en La Contra

http://www.laopinioncoruna.es/gran-coruna/2013/05/19/gran-coleccion-oleira-espana/723541.html

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20131025/54392391672/un-parto-puede-ser-un-extasis-o-una-violacion.html

Estas herramientas de uso médico se fueron desarrollando artesanalmente para resolver problemas concretos a veces por el propio individuo afectado o un familiar; en otros muchos casos se realizaron por herreros, alfareros, carpinteros, mecánicos y otros profesionales, además de cirujanos y médicos. Al final terminaron siendo productos industriales sin más.

En tiempos modernos se han mejorado las prótesis externas hasta el punto, por ejemplo, de permitir el atletismo en condiciones de casi superioridad sobre los no amputados; se han introducido implantes dentales permanentes, prótesis intraoculares y prótesis cocleares y, en general, se han desarrollado prótesis y dispositivos múltiples, desde válvulas cardíacas naturales y artificiales a articulaciones de cadera y rodilla artificiales pasando por "riñones artificiales" y otros. Parece locura pero no es tal el pensar en un futuro de prótesis y dispositivos permanentes que "mejoren" al humano, más allá de remediar carencias o problemas de salud. 

Las intervenciones médicas basadas en prótesis y dispositivos varios han conseguido mejorar en mucho la calidad de la vida de los pacientes. En paralelo y como siempre, ha aumentado el peligro y el daño de tales prótesis.

Prótesis mamarias

Las mamas, lo sabemos, son territorio "sensible" tanto para la lactancia como para la sexualidad y la prestancia. Hay mujeres cuya autoestima depende en mucho del vigor y tamaño de sus mamas, y para mejorarla se someten a cirugía plástica, a los implantes de mama (y en casos más infrecuentes, a las reducciones de mama). En España son particularmente frecuentes las intervenciones en que se implantan prótesis para aumentar el tamaño aparente de los pechos. Tiene sus riesgos, como toda intervención, pero nadie podía pensar que el riesgo se incrementara por utilizar como implante material tóxico.

Siempre ha sido materia de debate el componente perjudicial de la silicona como material para las prótesis mamarias, y en general el efecto sobre la salud de los implantes, sean salinos, de silicona u otros. Sin embargo, se puede decir que las prótesis mamarias no afectan a la posibilidad de desarrollar cáncer ni otras enfermedades, pero a largo plazo se demuestra en las portadoras de tales prótesis una menor calidad de vida y de bienestar emocional, con aumento de los suicidios

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2837521/

Otra cosa son los implantes mamarios realizados con la silicona de la empresa francesa "Poly Implant Prothèse" (PIP). El director y fundador de la empresa "PIP", fue el principal responsable de la comercialización y distribución de un tipo tóxico de prótesis mamarias. En la composición de los implantes PIP se utilizaron componentes químicos altamente tóxicos como aceites de silicona, el basilone y el rhodorsil que se emplean como aditivos para carburantes y para la fabricación de tubos de caucho. De estos implantes lo que primero llamó la atención fue la fragilidad de las prótesis, que se rompen entre 10 y 20 veces más de lo habitual, pero también su asociación a irritación local y en algunos casos cáncer

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/01/03/mujer/1325611976.html

Debido a la especial fragilidad de las prótesis PIP y a la posible inflamación de los tejidos si el gel contacta con ellos, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios recomendó la explantación de las PIP, y el control médico a las personas que las lleven. De hecho, en 2012 aumentaron extraordinariamente las declaraciones médicas de sospechas de reacciones adversas justo por las reacciones provocadas por los implantes PIP

http://www.migueljara.com/2013/07/01/aumentan-las-notificaciones-de-reacciones-adversas-a-los-medicamentos/

A veces, pues, las prótesis no pasan los controles que deberían y las consecuencias las pagan los pacientes (y la sociedad en conjunto, que acompaña el sufrimiento de individuos y familias y se hace cargo de los sobrecostes). Especialmente es increíble la falta de controles cuando son prótesis internas permanentes que habría que asimilar, al menos, a los medicamentos.

El Parlamento Europeo y las prótesis médicas

El escándalo de las prótesis mamarias PIP llevó en junio de 2012 a una resolución del Parlamento Europeo pidiendo mejor control de la comercialización de prótesis y dispositivos médicos en general. Efectivamente, se preparó una propuesta de mayor precaución y transparencia en los estudios de pre y pos-comercialización que se ha votado en octubre de 2013. Tal propuesta de racionalidad y seguridad provocó una verdadera actividad guerrera de la industria de prótesis y dispositivos (liderada por la de Alemania) de forma que la votación fue una batalla entre el interés de los pacientes y el de los accionistas (entre las ventas y las complicaciones y la muerte)

http://www.nogracias.eu/2013/10/20/la-batalla-por-la-introduccion-de-las-tecnologias-sanitarias/

http://www.spiegel.de/international/europe/medical-device-makers-lobby-against-tighter-eu-licensing-rules-a-928191.html

http://www.bmj.com/content/347/bmj.f6204

Ganaron los accionistas

http://www.greens-efa.eu/medical-devices-and-public-health-10774.html

http://www.bmj.com/content/347/bmj.f6446?rss=1

¡Pobres pacientes! ¡Pobres poblaciones! ¡Pobre sociedad europea!

 

Juan GérvasJuan Gérvas, médico general, Equipo CESCA, Madrid (España) 
[email protected]

[email protected]

@JuanGrvas

www.equipocesca.org