actasanitaria 15 copia

Dimes y diretes

Sanidad de Murcia trata de eludir la normativa de transparencia

Guardar

SMS
SMS
La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública (ADSP) ha exigido la retirada del recurso contencioso-administrativo del Servicio Murcianos de Salud contra la resolución del Consejo de Transparencia que reconoce el derecho de una asociación ciudadana a tener información detallada sobre el gasto público en los hospitales concertados. La ADSP recuerda que, en marzo de 2017,  la asociación Murcia Transparencia Independiente (en adelante MTI) solicitó diversos datos al Servicio Murciano de Salud con indudable interés público. MTI pedía información sobre las intervenciones que el SMS realizó en centros privados con personal del sistema público, las pruebas diagnósticas externalizadas y los costos, en los ejercicios 2015 y 2016. El SMS alquila desde hace años quirófanos privados (normalmente por falta de espacio en los hospitales públicos) donde desplaza a su personal en horario laboral para la realización de las intervenciones. Teóricamente esta estrategia permite que el SMS no pague los gastos de personal y cuente con más quirófanos a un precio inferior que el que supondría dotar de más espacio quirúrgico los ya atestados hospitales públicos. El interés de MTI, advierte la ADSP, está más que justificado y recuerda que el SMS ha sido apercibido repetidamente por el Tribunal de Cuentas de su falta de control en sus contratos.  Parece, por tanto, que hay indudable interés público en conocer si el SMS controla adecuadamente los más de 125 millones de euros que paga anualmente a los hospitales concertados. Sin embargo, el SMS no contesta en los plazos requeridos y cuando lo hace lo hace de manera insuficiente alegando que esa información requiere de una acción previa de reelaboración que no puede obtenerse mediante un tratamiento informatizado de uso corriente. El MTI pide amparo al Consejo de la Transparencia que, tras evaluar información remitida por el SMS, da la razón a MTI y dicta resolución que exige que el SMS, como figura en la ley, exprese qué órgano es el encargado de elaborar dicha información y el tiempo estimado para su conclusión y puesta a disposición. Pues bien, ante esta resolución del Consejo de Transparencia, el SMS, una entidad cuyos procedimientos de control están siendo sistemáticamente criticados por los organismo fiscalizadores públicos, la recurre ante la lenta jurisdicción contencioso-administrativa. Y han pasado más de 2 años desde la petición de información con lo que la resolución del proceso completo puede llevar más de 4 años.