actasanitaria 15 copia

Dimes y diretes

Réplica aclaratoria de Livemed a Salud Pública de Canarias

Guardar

Ante el texto publicado el pasado viernes en Acta Sanitaria a instancias del Dr. José Juan Alemán Sánchez, Director General de Salud Pública, haciendo valer su derecho de rectificación en relación con la información publicada por este digital de la sanidad sobre la prohibición de los cursos del Programa Actualización en Atención Primaria, Livemed Iberia, con la dirección científica de SEMERGEN, quiere puntualizar lo siguiente:

- No es cierto que desde esa Dirección General se haya respondido en tiempo y forma a las peticiones de autorización para celebrar el evento en las convocatoria de abril y, posteriormente y ante la falta de respuesta, en septiembre, como queda reflejado entre otros razonamientos en nuestro escrito de alegaciones pendiente al día de hoy de respuesta.

- En su escrito de rectificación se alude, como argumento principal, a “la necesidad de autorización de los eventos multitudinarios de acuerdo a las características de cada uno de ellos mediante el establecimiento de un procedimiento reglado cuya resolución de autorización constituye un título habilitante sin el cual el evento no puede ser realizado”.La realidad es que en fecha 17 de septiembre se nos envía una notificación firmada por la Secretaría del Comité Interdepartamental de evaluación de eventos multitudinarios de dicha Dirección General de Salud Pública en la que se dice:“De esta forma, el evento indicado no tiene el carácter de multitudinario, si bien en su celebración no se podrá rebasar el número máximo de asistentes establecidos para cada nivel de alerta sanitaria en la fecha efectiva de su celebración”.

- En cuanto a la suspensión del curso ya iniciado del 19 de abril en el Auditorio de Tenerife por un funcionario de la policía autonómica a instancias del Dr. José Juan Alemán Sánchez, hemos de señalar que, además del daño reputacional producido, significó unos costes de cancelación de más de 40.000 euros.

- Finalmente y cuando a día de hoy sigue pendiente una respuesta a nuestras alegaciones, desde dicha Dirección General de Salud Pública se nos ha enviado con fecha 10 de agosto un escrito por el que se acuerda iniciación de expediente sancionador con la posibilidad de una multa de entre 3.001 euros y 60.000 euros