Dimes y diretes

Durante la pandemia disminuyó la violencia sexual entre los jóvenes

Guardar

La adicción a la pornografía conlleva trastornos sexuales entre los jóvenes
La adicción a la pornografía conlleva trastornos sexuales entre los jóvenes

El 8,5% de los y las jóvenes en España afirma haber sufrido violencia sexual en los últimos 12 meses. Durante el confinamiento por COVID-19 la prevalencia fue menor (1,9%) pero las relaciones sexuales con penetración no deseadas aumentaron, afectando al 64,4% de las personas expuestas a violencia sexual durante este periodo. Así lo indica un estudio realizado por investigadoras del CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), dirigidas por Belén Sanz-Barbero (ISCIII) y por Carmen Vives-Cases (Universidad de Alicante), que ha sido publicado en BMJOpenEste es el primer trabajo realizado en España con una muestra representativa de jóvenes (18-35 años) que analiza la victimización por violencia sexual en mujeres y hombres, recopilando los datos a finales de 2020, teniendo en cuenta las características sociodemográficas, así como la orientación sexual “por lo que ha sido posible evaluar el impacto del confinamiento en la victimización por violencia sexual y sus factores asociados”, indica Sanz-Barbero. La violencia sexual es medida con la misma escala que utiliza la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer. Esta escala incluye la exposición una serie de comportamientos que incluyen desde tocamientos de carácter sexual no deseados, al intento de mantener relaciones sexuales sin desearlo, o a haber mantenido relaciones sexuales con penetración por miedo a las consecuencias o por la incapacidad de rechazarlas, entre otros. En el estudio han participado 2515 hombres y mujeres entre 18 a 35 años y el 8,5% de las personas entrevistadas declaran haber estado expuesto al menos a un comportamiento violencia sexual en el último año. La prevalencia de violencia sexual durante los últimos 12 meses fue mayor en las mujeres (10,5%) que en los hombres (6,8%), si bien la mayor prevalencia se observó en mujeres bisexuales (17,5%) en hombres homosexuales (14,2%) y en las mujeres nacidas en el extranjero (13,3%).